23 Octubre 2018, 19:25:28 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias: Foro RKKA
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: [1] 2   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Prosa y poesía.  (Leído 1870 veces)
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« : 19 Julio 2011, 15:00:19 »

Yo como camarada moderador de esta sección me veo obligado, viendo la chabacanería de ciertos hilos (se dice el pecado no el pecador), a intentar elevar el nivel... digamos que humanístico y señorial o caballeresco (¿qué pensarán de nosotros las féminas que accidental o voluntariamente pasen por aquí?) del subforo.

Para lo cual he decido abrir este tema que pretende recoger escritos que nos resulten inspiradores, emotivos, etc. Temática: desde lo romántico hasta lo revolucionario, vamos cualquier cosa, pero de valor (confio en el buen juicio y gusto del camaraderío... y si no, plomo que te crió.).

Les dejo de muestra un par de textos de cada, prosa y poesía de dos cubanos (¡Viva Cuba!, ¡viva la Revolución!), uno, que decir, un/el padre de la nación cubana y el otro un simple poeta. Ahí van:


Citar
Tres héroes
José Martí, Cuba 1853-1895
La Edad de Oro, 1889
  

Cuentan que un viajero llegó un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirse el polvo del camino, no preguntó dónde se comía ni se dormía, sino cómo se iba a donde estaba la estatua de Bolívar, Y cuentan que el viajero, solo con los árboles altos y olorosos de la plaza, lloraba frente a la estatua, que parecía que se movía, como un padre cuando se le acerca un hijo. El viajero hizo bien, pues todos los americanos deben querer a Bolívar como a un padre. A Bolívar, y a todos los que pelearon como él, porque la América fuese del hombre americano. A todos: al héroe famoso y al último soldado, que es un héroe desconocido. Hasta hermosos de cuerpo se vuelven los hombres que pelean por ver libre a su patria.

 Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía. En América no se podía ser honrado, ni pensar ni hablar. Un hombre que oculta lo que piensa o no se atreve a decir lo que piensa no es un hombre honrado. Un hombre que obedece a un mal gobierno, sin trabajar para que el gobierno sea bueno, no es un hombre honrado. Un hombre que se conforma con obedecer a leyes injustas, y permiten que pisen el país en que nació, los hombres que se lo maltratan, no es un hombre honrado. El niño, desde que puede pensar, debe pensar en todo lo que ve, debe padecer por todos los que no pueden vivir en honradez, debe trabajar porque puedan ser honrados todos los hombres, y debe ser un hombre honrado. El niño que no piensa en lo que sucede a su alrededor y se contenta con vivir, sin saber si vive honradamente, es como un hombre que vive del trabajo de un bribón y está en camino de ser bribón. Hay hombres que son peores que las bestias, porque las bestias necesitan ser libres para vivir dichosas; el elefante no quiere tener hijos cuando vive preso, la llama del Perú se echa en la tierra y se muere, cuando el indio le habla con rudeza o le pone más carga de la que puede soportar. El hombre debe ser, por lo menos, tan decoroso como la llama y el elefante. En América se vivía antes de la libertad, como la llama que tiene mucha carga encima. Era necesario quitarse la carga, o morir.

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, así como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados. Estos tres hombres son sagrados: Bolívar, de Venezuela; San Martín, del Río de la Plata; Hidalgo, de México. Se les deben perdonar sus errores, porque el bien que hicieron fue más que sus faltas. Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.


 Bolívar era pequeño de cuerpo. Los ojos le relampagueaban y las palabras se le salían de los labios. Parecía como si estuviera esperando siempre la hora de montar a caballo. Era su país, su país oprimido que le pesaba en el corazón y no le dejaba vivir en paz. La América entera estaba como despertando. Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan, cuando su pueblo se cansa, y que se deciden a la guerra antes que los pueblos, porque no tienen que consultar a nadie más que a sí mismos, y los pueblos tienen muchos hombres y no pueden consultarse tan pronto. Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba. Lo habían derrotado los españoles, lo habían echado del país. El se fue a una isla, a ver su tierra de cerca, a pensar en su tierra.
 Un negro generoso lo ayudó cuando ya no lo quería ayudar nadie. Volvió un día a pelear con trescientos héroes, con los trescientos libertadores. Libertó a Venezuela. Libertó a la Nueva Granada. Libertó al Ecuador. Libertó al Perú. Fundó una nación nueva, la nación de Bolivia. Ganó batallas sublimes con soldados descalzos y medio desnudos. Todo se estremecía y se llenaba de luz a su alrededor. Los generales peleaban a su lado con valor sobrenatural. Era un ejército de jóvenes. Jamás se peleó tanto, ni se peleó mejor en el mundo por la libertad. Bolívar no defendió con tanto fuego el derecho de los hombres de gobernarse por sí mismos, como el derecho de América a ser libre. Los envidiosos exageraron sus defectos. Bolívar murió de pesar del corazón, más que de mal del cuerpo, en la casa de un español, en Santa Marta. Murió pobre, y dejó una familia de pueblos.
  

 México tenía mujeres y hombres valerosos, que no eran muchos, pero valían por muchos; media docena de hombres y una mujer preparaban el modo de hacer libre a su país. Eran unos cuantos jóvenes valientes, el esposo de una mujer liberal y un cura de pueblo que quería mucho a los indios, un cura de sesenta años. Desde niño fue el cura Hidalgo de la raza buena, de los que quieren saber. Los que no quieren saber son de la raza mala. Hidalgo sabía francés, que entonces era cosa de mérito, porque lo sabían pocos. Leyó los libros de los filósofos del siglo XVIII, que explicaron el derecho del hombre a ser honrado, y a pensar y hablar sin hipocresía. Vio a los negros esclavos, y se llenó de horror. Vio maltratar a los indios, que son tan mansos y generosos, y se sentó entre ellos como un hermano viejo, a enseñarles las artes finas que el indio aprende bien: la música, que consuela; la cría del gusano, que da la seda; la cría de la abeja, que da la miel. Tenía fuego en sí, y le gustaba fabricar: creó hornos para cocer los ladrillos. Le veían lucir mucho, de cuando en cuando, los ojos verdes. Todos decían que hablaba muy bien, que sabía mucho nuevo, que daba muchas limosnas el señor cura del pueblo de Dolores. Decían que iba a la ciudad de Querétaro una que otra vez, a hablar con unos cuantos valientes y con el marido de una buena señora. Un traidor le dijo a un comandante español que los amigos de Querétaro trataban de hacer a México libre. El cura montó a caballo, con todo su pueblo, que lo quería como a su corazón; se le fueron juntando los caporales y los sirvientes de las haciendas, que eran la caballería; los indios iban a pie, con palos y flechas o con hondas y lanzas. Se le unió un regimiento y tomó un convoy de pólvora que iba para los españoles. Entró triunfante en Celaya, con músicas y vivas. Al otro día juntó el Ayuntamiento, lo hicieron general y empezó un pueblo a nacer. El fabricó lanzas y granadas de mano. El dijo discursos que dan calor y echan chispas, como decía un caporal de las haciendas. El declaró libres a los negros. El les devolvió sus tierras a los indios. El publicó un periódico que llamó "El Despertador Americano". Ganó y perdió batallas. Un día se le juntaban siete mil indios con flechas y al otro día lo dejaban solo. La mala gente quería ir con él para robar en los pueblos y para vengarse de los españoles. El les avisaba a los jefes españoles que si los vencía en la batalla que iba a darles los recibiría en su casa como amigos. ¡Eso es ser grande! Se atrevió a ser magnánimo sin miedo a que lo abandonase la soldadesca, que quería que fuese cruel. Su compañero Allende tuvo celos de él, y él le cedió el mando a Allende. Iban juntos buscando amparo en su derrota cuando los españoles les cayeron encima. A Hidalgo le quitaron uno a uno, como para ofenderlo, los vestidos de sacerdote. Lo sacaron detrás de una tapia y le dispararon los tiros de muerte a la cabeza. Cayó vivo, revuelto en la sangre, y en el suelo lo acabaron de matar. Le cortaron la cabeza y la colgaron en una jaula, en la Alhóndiga misma de Granaditas, donde tuvo su gobierno. Enterraron los cadáveres descabezados. Pero México es libre.


 San Martín fue el libertador del sur, el padre de la República Argentina, el padre de Chile. Sus padres eran españoles, y a él lo mandaron a España para que fuese militar del rey. Cuando Napoleón entró en España con su ejército, para quitarles a los españoles la libertad, los españoles todos pelearon contra Napoleón: pelearon los viejos, las mujeres, los niños; un niño valiente, un catalancito, hizo huir una noche a una compañía, disparándole tiros y más tiros desde un rincón del monte; al niño lo encontraron muerto, muerto de hambre y de frío; pero tenía en la cara como una luz, y sonreía, como si estuviese contento. San Martín peleó muy bien en la batalla de Bailén, y lo hicieron teniente coronel. Hablaba poco; parecía de acero; miraba como un águila; nadie lo desobedecía; su caballo iba y venía por el campo de pelea, como el rayo por el aire. En cuanto supo que América peleaba para hacerse libre, vino a América; ¿qué le importaba perder su carrera, si iba a cumplir con su deber? Llegó a Buenos Aires; no dijo discursos; levantó un escuadrón de caballería; en San Lorenzo fue su primera batalla; sable en mano se fue San Martín detrás de los españoles, que venían muy seguros, tocando el tambor, y se quedaron sin tambor, sin cañones y sin bandera. En los otros pueblos de América los españoles iban venciendo: a Bolívar lo había echado Morillo el cruel de Venezuela; Hidalgo estaba muerto; O' Higgins salió huyendo de Chile; pero donde estaba San Martín siguió siendo libre la América. Hay hombres así, que no pueden ver esclavitud. San Martín no podía; y se fue a libertar a Chile y al Perú. En diez y ocho días cruzó con su ejército los Andes altísimos y fríos. Iban los hombres como por el cielo, hambrientos, sedientos; abajo, muy abajo, los árboles parecían yerba, los torrentes rugían como leones. San Martín se encuentra al ejército español y lo deshace en la batalla de Chacabuco, lo derrota para siempre en la batalla de Maipú. Liberta a Chile. Se embarca con su tropa, y va a libertar al Perú. Pero en el Perú estaba Bolívar, y San Martín le cede la gloria. Se fue a Europa triste, y murió en brazos de su hija Mercedes. Escribió su testamento en una cuartilla de papel, como si fuera el parte de una batalla. Le habían regalado el estandarte que el conquistador Pizarro trajo hace cuatro siglos, y él le regaló el estandarte en el testamento al Perú.

Un escultor es admirable, porque saca una figura de la piedra bruta; pero esos hombres que hacen pueblos son como más que hombres. Quisieron algunas veces lo que no debían querer; pero ¿qué no le perdonará un hijo a su padre? El corazón se llena de ternura al pensar en esos gigantescos fundadores. Esos son héroes, los que pelean por hacer a los pueblos libres, o los que padecen en pobreza y desgracia por defender una gran verdad. Los que pelean por la ambición, por hacer esclavos a otros pueblos, por tener más mando, por quitarle a otro pueblo sus tierras, no son héroes, sino criminales.


fte.- Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar


El otro:

Citar
UNA MUCHACHA
Luis Rogelio Nogueras (Wichy)
 
En la misma calle,
pero en distintas casas,
un filósofo,
un poeta,
un guerrero
y un alquimista
tejían y destejían los enigmas del Universo.
El filósofo meditaba sobre el Ser,
se preguntaba una y otra vez
por qué existe lo que existe
y por qué existe de ese modo y no de otro.

El alquimista molía lentamente en su mortero de mármol
polvos que quizás lograrían engañar a la muerte,
buscaba en su retorta un elixir
para preservar al cuerpo de su fatal corrupción.

El guerrero trazaba sobre un mapa
los esquemas de relampagueantes ofensivas,
movía sus ejércitos invisibles,
trataba de adivinar el flanco débil del próximo enemigo.

Y el poeta emborronaba incontables cuartillas,
desgranaba las palabras del idioma
en busca de un verso muy nuevo
que tratase de asuntos muy viejos
como el amor, la verdad y el mañana.
  
Por fin venció el cansancio.
Y en distintas ventanas
de la misma calle
asomaron cuatro hombres fatigados,
que intercambiaron un leve saludo
desde sus mundos distantes.
 
Y cada uno permaneció en sí mismo
hasta que pasó aquella muchacha hacia el mercado,
con una cesta de coles frescas bajo el brazo.
Entonces, como se acallan los instrumentos de la orquesta
cuando el director baja con gesto decidido la batuta;
como desaparece el paisaje cuando caen los párpados,
se acallaron, desaparecieron
alejandrinos y marchas forzadas,
razones vitales y pócimas,
y ocho ojos fijos
siguieron el leve temblor
de los senos puntiagudos
de aquella muchacha
que caminaba sin prisa hacia el mercado.
(este puede que no esté bien del todo)



saludos.
« Última modificación: 24 Julio 2011, 22:27:11 por Urssus Fusilandum » En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #1 : 19 Julio 2011, 23:00:22 »

Pero menuda panda de cabrones... que no va a ver ninguno suficientemente macho de subir alguna poesía.  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Aquí se va a liar una de tres mil pares de cojones... no va a quedar ni el que cierra la verja.  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Ahí les dejo otra dedicada al más grande. Mañana paso lista y el que no haya posteado nada se va a... no va a cagar duro en un lustro.  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Citar
Oda a Stalin
de Nicolás Guillén

Stalin, Capitán,
a quien Changó proteja y a quien resguarde Ochún.
A tu lado, cantando, los hombres libres van:
el chino, que respira con pulmón de volcán,
el negro, de ojos blancos y barbas de betún,
el blanco, de ojos verdes y barbas de azafrán.
Stalin, Capitán.

Tiembla Europa en su mapa de piedra y de cartón.
Mil siglos se desploman rodando sin contén.
Cañón
del Austro al Septentrión.
Cabezas y cabezas cortadas a cercén.
El mar arde lo mismo que un charco de alquitrán.
Bocas que ayer cantaban a la Verdad y el Bien
Hoy bajo cuatro metros de amargo sueño están...
Stalin, Capitán.

Pero el futuro afinca, levanta su ilusión
allá en tu roja tierra donde es feliz el pan,
y altos pechos armados de una misma canción
las plumas de los buitres detienen, detendrán,
allá en tu helado cielo de llama y explosión,
Stalin, Capitán.

El jarro de magnolias, el floreal corazón
de Buda, despereza su extático ademán;
gravita un continente sobre el Mar del Japón:
rudo bloque de sangre de Siberia a Ceylán
y de Esmirna a Cantón...
Stalin, Capitán.

Tambores africanos con resonante son
sobre selva y desierto su vivo alerta dan,
más fiero que el metal con que ruge el león;
y alzando hasta el Pichincha la tormentosa sien
América convoca su puma y su caimán,
pero además engrasa su motor y su tren.
Odio por dondequiera verá el ciego alemán
la paloma, el avión,
el pico del tucán,
el zoológico río de vasta indignación,
las flechas venenosas que en pleno blanco dan,
y aun el viento, impulsando sus ruedas de ciclón...

Stalin, Capitán, a quien Changó proteja y a quien resguarde Ochún...
A tu lado, cantando, los hombres libres van:
el chino, que respira con pulmón de volcán,
el negro, de ojos blancos y barbas de betún,
el blanco, de ojos verdes y barbas de azafrán...
¡Stalin, Capitán,
los pueblos que despierten
el chino, que respira con pulmón de volcán,
el negro, de ojos blancos y barbas de betún,
el blanco, de ojos verdes y barbas de azafrán...
¡Stalin, Capitán,
los pueblos que despierten junto a ti marcharán!

saludos, los hombres, mejor, los HOMBRES, lloramos, escribimos poesía y, apúntenselo, fusilamos.

pd.- Mensaje para el Estado Mayor: Como ven, necesito para ya, la capacidad de fusilar usuarios.  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar


« Última modificación: 24 Julio 2011, 22:27:52 por Urssus Fusilandum » En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Lavréntiy
Colaborador portal RKKA
Mariscal
*

Karma: 915
Mensajes: 6545


Narkom NKVD


« Respuesta #2 : 19 Julio 2011, 23:09:46 »

Oso, te gusta Bulgakov?
En línea

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #3 : 19 Julio 2011, 23:33:15 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Oso, te gusta Bulgakov?

Como diría esa potente mente femenina española, Sofia Mazagatos, "lo sigo pero no he leído ningun libro suyo", con dos ovarios...  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Autores rusos poquitos: ejem,ejem,ejem Trotski (La historia de la revolucion rusa), cosas de Lenin (por decir una las biografía o introducciones de Marx y Engels, y más cosas claro), Crimen y Castigo y una novelita romántica muy cortita que no me acuerdo ahora de quien lo tendría que buscar. Pero iba de un hijo y un padre que se enamoran de una misma mujer, bueno el hijo se enamora, el padre no recuerdo si sí, pero de lo que estoy seguro es que se la "trajinaba". No recuerdo si he leído algo más... ah, claro tambien he leído cosas de nuestro añorado.

Pero Maria Ivanovna, MarI, no te me quieras escabullir con preguntitas personales (¿qué edad tienes queridísima MarI?) a postear poesía por derecho (o por izquierdo). Odas al +grande ya.

poema al canto o  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar a la entrepierna
En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Lavréntiy
Colaborador portal RKKA
Mariscal
*

Karma: 915
Mensajes: 6545


Narkom NKVD


« Respuesta #4 : 20 Julio 2011, 00:06:27 »

Citar
Sofia Mazagatos,

Who is Sophia Mazotetas?

Citar
lo sigo pero no he leído ningun libro suyo

Bulgakov es cojonudo tio. Lo que pasa es que sus obras eran (abro otra botella de Martini, un segundo)... mmmm... de que hablabamos? Ah, si. Sus hobras no encajaban en la sociedad sovietica.

Otros autores que me gustan son Ilf y Petrov. Cojonudos! Andrei Mironov jugó un impresionante papel en las peliculas, basadas en sus libros.

Citar
Trotski

A fusilar

Citar
Lenin

Aprobado

Citar
Crimen y Castigo

No seria mejor renombrarlo? Algo como "crimen contra la salud publica del estado sovietico y la posterior represion gulagueña muy justa y ejemplar efectuada por las Troykas del NKVD acorde a la legislacion vigente"?

Citar
Pero iba de un hijo y un padre que se enamoran de una misma mujer

Que cosas tio... Yo tengo un compañero que se esta tirandose a su prima.

Citar
(¿qué edad tienes queridísima MarI?)

Entre 18 y 18, porque... Son las que valen tio!

Oso, fusila, fusila!  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Bigshow
Moderator foro RKKA
Mariscal
*

Karma: 406
Mensajes: 3082



« Respuesta #5 : 20 Julio 2011, 13:50:27 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Pero menuda panda de cabrones... que no va a ver ninguno suficientemente macho de subir alguna poesía.  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

¿Nos estas llamando in cultos? El imperio del mal contraataca:


 Ursus Penetratum


   Un oso con fusil
   Es algo depravado,
   No sé por qué me da,
   Que es pelín viciado.

   Aunque es dócil
   Y poco nos fusila.
   Sospecho que le va
   Distinta sodomía.

   Con un AK en manos
   Parece un trotskista,
   Pero en realidad,
   No es menos que carlista.

   Promete reprimir
   A todo lo que vea,
   No cuesta deducir,
   De qué modo lo desea.

   Aprendan niños bien,
   Historia del desviado.
   Aunque da pena ver
   Tal animal castrado.



            Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea
Hijo de Putin
General Leytenant
*

Karma: 204
Mensajes: 1602



« Respuesta #6 : 20 Julio 2011, 13:55:44 »

Glorioso! Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea

Бухал солдат, слеза катилась
Хрипел трофейный саксофон
И на груди его светилась
Медаль "За город Вашингтон"
Muntz
Colaborador portal RKKA
General Mayor
*

Karma: 480
Mensajes: 1494


« Respuesta #7 : 20 Julio 2011, 14:21:19 »

Nuestro Urssus se ha quedado en ursus panda....  ¡Qué malo eres Big!  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #8 : 20 Julio 2011, 15:26:31 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Pero menuda panda de cabrones... que no va a ver ninguno suficientemente macho de subir alguna poesía.  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

¿Nos estas llamando in cultos? El imperio del mal contraataca:


 Ursus Penetratum


   Un oso con fusil
   Es algo depravado,
   No sé por qué me da,
   Que es pelín viciado.

   Aunque es dócil
   Y poco nos fusila.
   Sospecho que le va
   Distinta sodomía.

   Con un AK en manos
   Parece un trotskista,
   Pero en realidad,
   No es menos que carlista.

   Promete reprimir
   A todo lo que vea,
   No cuesta deducir,
   De qué modo lo desea.

   Aprendan niños bien,
   Historia del desviado.
   Aunque da pena ver
   Tal animal castrado.



            Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar



 Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

¡Qué grande!, ¡qué arte! jajajajaja...

"Si no fuera por mi rabiosa masculinidad
te dejaria que me fusilaras incluso por detras"

 Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar





En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Bigshow
Moderator foro RKKA
Mariscal
*

Karma: 406
Mensajes: 3082



« Respuesta #9 : 20 Julio 2011, 15:37:41 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
incluso por detras"


     
          Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

En línea
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #10 : 22 Julio 2011, 22:41:44 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
... y una novelita romántica muy cortita que no me acuerdo ahora de quien lo tendría que buscar. Pero iba de un hijo y un padre que se enamoran de una misma mujer, bueno el hijo se enamora, el padre no recuerdo si sí, pero de lo que estoy seguro es que se la "trajinaba".


“Primer amor“ de Iván Turguenev. Me gustó mucho... andaba yo en esa época muy mal por culpa de un amor no correspondido...

Al osito le han roto el corazón...  Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar esa mujer y la estupidez y el egoísmo humano, y no por ese orden temporal. Y aunque los dos me marcaron por siempre, de los dos salí muy mejorado.

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

saludos

En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Bigshow
Moderator foro RKKA
Mariscal
*

Karma: 406
Mensajes: 3082



« Respuesta #11 : 22 Julio 2011, 22:50:13 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Iván Turguenev
Su obra magna “Memorias de un cazador”, muy muy recomendable.
En línea
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #12 : 24 Julio 2011, 22:03:03 »

El letargo del oso ruso
19 de agosto del 2003
Carta desde Chequia para “Sovietskaya Rossia”
Traducido para Rebelión por Josafat Sánchez Comín

Citar
El mundo de hoy, debido a los acontecimientos que se sucedieron en el transcurso de los años 80 y 90, es cruel, anormalmente cruel. Sabéis, personalmente yo estoy convencido de que muy pronto llegará el día en que nos demos cuenta de la falsedad de aquellos ideales que dominaron los últimos años, especialmente los años 90.

 Para nuestra desgracia, este proceso de comprensión es siempre muy doloroso. La historia confirma estas palabras.

 Alguien dijo que los eslavos en general, eran una raza embrutecida y acabada, especialmente los rusos, a los que es imprescindible despertar, despertar fuera como fuese, de lo contrario acabarían convirtiéndose en esclavos de la civilización occidental. Y es que hasta no hace mucho, la URSS era una gran potencia, que se podía vanagloriar de las conquistas alcanzadas por sus heroicos pueblos, que daban a la gente la capacidad de sentir sus raíces nacionales, demostrando que el pueblo ruso no es una nación sin moral, no es un "Juan sin nombre", sino gran nación poseedora de una gran pasado.

 La en otro tiempo poderosa Unión Soviética, con todo su enorme potencial cientifico- técnico, pasó a convertirse en un apéndice de materias primas para los países capitalistas desarrollados, saliéndose así de la marcha natural de su desarrollo. Estoy completamente seguro de que el pueblo ruso sabrá ver esta verdad, romper las cadenas que atenazan su conciencia y despertar de su letargo.

 Entre las "Bylini"(canciones épicas rusas), hay una donde se relata la historia de un halcón gris azulado, joven, que estuvo mucho tiempo dormido al calor del hogar , para luego de repente despertarse, desplegar sus alas, volar a tierras lejanas, para allí levantar alboroto, y luego volver a acostarse nuevamente. Esta historia me vino a la cabeza cuando la OTAN atacó a Yugoslavia…

 El oso ruso tiene que volver en si, salir de su hibernación. Lleva demasiado tiempo roncando. Se ha dejado hacer prisionero, que le pusieran un aro en el hocico para someterlo y conducirlo al zoológico.

 Está trasquilado, famélico y apenas se puede sostener sobre sus patas. Le obligan como en el circo, a hacer piruetas contranatura, a cambio de un dulce. Mientras el está preso, los intrusos aprovechan para asolar y devastar su territorio con la colaboración de los delincuentes locales. ¿Dónde ha quedado su poderío?

 Se sabe que los osos carecen de los músculos que posibilitan la mímica. Por eso no se puede juzgar sobre sus sentimientos por la expresión de su rostro. Lo que los hace extremadamente peligrosos, aunque parezcan tener un aspecto bonachón.

 El oso ruso necesita un fuerte latigazo, para recobrar el sentido. Como escribió Exupery: "Al hombre le salva la necesidad". ¿Por qué no habría de funcionar esto con los osos?

 Esta necesidad es más patente que nunca.

 Permitidme que añada a esto las palabras de uno de los ideólogos de la guerra fría y fundadores de la CIA: Allen Dalles. Aunque puedan parecer obsoletas, su esencia continúa siendo plenamente vigente medio siglo después.

 Cito textualmente:

 "Sembrando el caos en la Unión Soviética, sustituiremos sus valores, sin que sea percibido, por otros falsos, y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreductible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia. De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. Literatura, cine, teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos. Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas, que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad. En la dirección del estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas, innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño y la mentira, el alcoholismo la drogadicción, el miedo irracional entre semejantes, la traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos, y ante todo el odio al pueblo ruso,; todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor.

 Solo unos pocos acertaran a sospechar e incluso comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos. Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos, pervertiremos."

 Fin de la cita.

 Estas palabras bien podrían servir de epígrafe para el curriculum de los líderes de la "revolución" de los años 1992-1998, para los organizadores y transmisores de la política de genocidio de los pueblos de Rusia.

 Para mi es evidente que A. Dalles acertó plenamente en su terrible profecía.

 A pesar de los años transcurridos pienso que el actual modo de vida en Rusia y en otros países del antiguo campo socialista, coincide sorprendentemente con estas palabras de Dalles. Demasiado sorprendentemente, diría yo.

 Vuestro admirador checo.

 Vatslav.

 PS.

 Es una pena que esta cita de Allen Dalles no la hubiesen leído diariamente y con carácter obligatorio ante el bellaco de Gorbachov.

saludos

----

Editado para señalar una errata, no es Dalles, es Dulles. Viendo el tema abierto por HdPutin me acordé de este comentario mío, lo fuí a buscar en la pagina ex profeso del foro y no daba con él, y yo sabía que se hacia referencia al tal Dulles. He aquí el motivo.
« Última modificación: 17 Agosto 2011, 22:06:44 por Urssus Fusilandum » En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #13 : 27 Julio 2011, 21:28:15 »

Elogio sentimental del tanque ruso
Pablo Sorozábal


“Casi todo el mundo parece estar muy contento porque el tanque ruso ha hecho mutis por el foro. Pues bien, lamento mucho dar la nota, siento -lo siento por mí- no unirme al coro, pero es que me resulta imposible. No es que me guste practica el esnobismo de ir a contrapelo. Al contrario, lo detesto. Uno de mis mayores placeres (y declaro que el hedonismo es lo mío) consiste en no discrepar de la mayoría, sino coincidir con ella. (...) Pero (...) debo confesar, y confieso, que aquel ente mítico pero real, aquella fiera de plomo y acero (discúlpenme los estilistas del idioma por la vulgaridad de la metáfora, y los ingenieros armamentísticos por el presumible error metalúrgico) siempre fue objeto de mis amores. Sí, siempre amé, y sigo amando con pasión, con ternura, con devoción y con devoción y con delirio al carro de combate del Ejército Rojo, más conocido por ‘tanque ruso’.

Pese a mi extrema juventud (sólo llevo en este mundo cincuenta y cinco años), mis relaciones amorosas con el tanque ruso datan de muy atrás. Sin pretensiones de exactitud, me atrevería, sin embargo, a afirmar que mi affaire erótico con el tanque ruso dura ya cuarenta y cinco años. Todo comenzó, sin duda, cuando mi padre me habló por primera vez de aquellos tanques rusos que acudieron en ayuda de los milicianos y se lanzaron a contener el formidable embate de la no menos formidable máquina de guerra que italianos y alemanes habían puesto a disposición del general Franco.

(...) Siempre odié la guerra y la odio. Siempre amé la paz, y la amo. He aquí justamente la razón por la que el tanque ruso suscitó en mí tan hondos sentimientos de ternura, de admiración y solidario fervor. El tanque ruso enarbolaba la bandera de la hoz y el martillo, la roja bandera del comunismo internacionalista, esto es, la bandera de la paz, la razón, la humanidad y la justicia. Ahora bien, si es cierto que el tanque ruso se convirtió en símbolo de la victoriosa revolución socialista decidida no sólo a terminar de una vez por todas con la barbarie capitalista en los territorios del antiguo imperio zarista, sino a frenar y contener dicha barbarie en el resto del mundo, también es cierto que otras armas en manos bolcheviques no eran menos merecedoras de ternura, fervor y solidaria admiración, como la artillería, pesada o ligera, la audaz y temible artillería soviética, como las baterías de cohetes Katiuska, los fusiles automáticos Kalashnikov o la aviación de caza, sin olvidar las bombas nucleares y sus misiles portadores, cuya existencia (conseguida con tan enormes sacrificios del pueblo soviético) logró impedir, a principios de los años cincuenta, que el imperialismo, con EE UU a la cabeza, continuara arrojando las suyas sobre ciudades indefensas, asesinado en un abrir y cerrar de ojos a centenares de miles de personas, como hizo en Hiroshima y Nagasaki.

Sí, lamento mucho herir la sensibilidad de las gentes de bien (...) si elijo estos tiempos que corren, justo éstos, para hacer mi elogio sentimental del tanque ruso. Pero es que a uno, francamente, le trae sin cuidado quedar mal ante la inmarcesible y viril inocencia que brilla en los ojos de los demócratas de hoy (fascistas de ayer y de siempre). Por eso no me privaré tampoco de proclamar que ando ahora preocupado sentimentalmente por las armas de Cuba, y que si en mi mano estuviera, le diría al gran Fidel: Comandante, acépteme estos cientos de bombas nucleares y sus correspondientes misiles. Acéptemelos, se lo ruego, en nombre de Euskadi. Pero, desdichadamente, no tengo bombas ni misil que regalar a la Revolución cubana, así que me veo obligado a limitar mi solidaridad a unos gramos de leche en polvo o penicilina, más que nada como símbolo del bloqueo de la isla y, también, como escupitajo contra la jeta de esos traidores, mafiosos, bandidos, canallas, ladrones y malnacidos que, en la patria de Lenin, han secuestrado, de momento, a mi bienamado tanque ruso”.


 Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Amador Urssus
Moderator
Mariscal
*

Karma: 881
Mensajes: 3118



WWW
« Respuesta #14 : 06 Agosto 2011, 23:40:03 »

Ricas y famosas
Carlo Frabetti

Jorge Semprún, Edgar Morin, Catherine Deneuve, Antonio Tabucchi... ¿Qué tienen en común todas estas personas? Que son ricas y famosas (unas más famosas que ricas y otras más ricas que famosas, pero todas gozan de popularidad y excelente salud económica). Y que se han hecho ricas y famosas gracias a una calculada mezcla de inconformismo y docilidad, de talento (poco) y oportunismo (mucho).

¿Qué tienen en común Rosa Montero, Elvira Lindo, Antonio Muñoz Molina, Fernando Savater, Juan Cruz, Juan Luis Cebrián...? Que su bienestar económico y su popularidad se deben en buena medida (cuando no por completo) al grupo PRISA, y que muestran hacia sus amos la sumisión característica de los mediocres encumbrados.

¿Qué tienen en común Polanco, Cisneros, Estefan...? Que son grandes empresarios --es decir, que se enriquecen con el trabajo ajeno-- y que, además, comparten intereses económicos muy concretos en Venezuela y Miami.

No es extraño, por tanto, que todas estas personas estén contra la revolución cubana, es decir, contra Cuba (antes de la revolución, Cuba casi no existía, era poco más que una colonia estadounidense). Porque Cuba ha demostrado que la revolución es posible, que el socialismo es posible. Y que es posible, además, en las circunstancias más adversas, con la bestia imperialista mordiéndole el calcañar.

Por eso los neofascistas, los neoliberales, los socialdemócratas, los "nuevos filósofos" y los posmodernos (ramas del mismo tronco, del viejo y podrido tronco del capitalismo) están contra Cuba. Por los privilegios que ya tienen o que creen tener al alcance de la mano. Porque en una sociedad en la que todos comen, en la que todos tienen acceso a la enseñanza y a la sanidad gratuitas, hay poco margen para los privilegios individuales, y menos aún para enriquecerse con el trabajo ajeno.

Lo cual no quiere decir que en Cuba la situación sea idílica: hay contradicciones, injusticias (la pena de muerte siempre es injusta, incluso en una situación de asedio como la que está viviendo la isla), desigualdades, corrupción, tabaquismo, alcoholismo... Como en todo el mundo, dicen algunos benévolamente. Pues no, como en todo el mundo no: mucho menos que en el resto del mundo, mucho menos que en la "democrática" España, sin ir más lejos, y con la contrapartida de un bienestar social básico sin precedentes. Nunca antes, en ningún lugar (en ningún país de varios millones de habitantes, al menos), se había dado una relación "calidad-precio" (calidad de vida, precio económico y administrativo) tan favorable para todos, tan esperanzadora. Nunca antes el viejo trípode revolucionario -- libertad, igualdad, fraternidad-- había tenido una base de sustentación tan amplia, un equilibrio tan estable. Nunca la competitividad había retrocedido tanto ante la solidaridad y la colaboración.

Después de varias semanas en Cuba, recorriendo la isla con toda libertad y visitando desde los despachos ministeriales hasta las más humildes viviendas campesinas, he tenido que modificar (y no solo intelectualmente, sino también visceralmente, vivencialmente) mi concepto de pobreza. En Cuba hay escasez, pero no hay miseria, ni material ni moral. El pueblo cubano es el más amable, vital y alegre que jamás he conocido (si tuviera que destacar una sola impresión de mi viaje a Cuba, sería esta: por todas pertes se ven niños saludables y sonrientes; no he visto --y creo que es un excelente indicador social-- a un solo niño llorando; no he visto a un solo adulto regañando o reprimiendo a un niño). Y el respaldo del pueblo cubano a la revolución es, si no total, ampliamente mayoritario.

Por eso en esta nueva y desigual batalla de la vieja guerra de siempre --la eterna guerra de los ricos contra los pobres--, tantas personas ricas y famosas están contra Cuba.
En línea

Stalin alza, limpia, construye, fortifica, preserva, mira, protege, alimenta, pero también castiga. Y esto es cuanto quería deciros, camaradas: hace falta el castigo. Neruda

Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?. IVD
Páginas: [1] 2   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

VVS RKKA Topsites List
Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.21 | SMF © 2006-2009, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!