18 Febrero 2020, 07:08:15 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias: Foro RKKA
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: 1 2 3 4 [5]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: El Fraude del Cambio Climático  (Leído 1968 veces)
Stalinizator
Polkovnik
*

Karma: 308
Mensajes: 1134



« Respuesta #60 : 03 Febrero 2020, 05:33:02 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #61 : 04 Febrero 2020, 21:47:28 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-----------------------------------------

MARTES, 4 DE FEBRERO DE 2020
Los carroñeros del monopolismo mundial ponen la ‘ecología’ al frente de sus prioridades lucrativas

Fink, el cabecilla de BlackRock, en Davos
Este año la cumbre de Davos ha puesto el cambio climático al frente del orden del día por vez primera y para eso ha sentado entre los buitres de las finanzas mundiales a Greta Thunberg, el ejemplo perfecto de lo que es un pelele (de los que hay tantos entre los “ecologistas”).

Uno de los cabecillas de Davos es Mark Carney (1), uno de esos “ecologistas” de los que que ya hemos hablado en otra entrada. Le acaban de nombrar asesor de Boris Johnson para el cambio climático.

Pues bien, en la reunión Carney advirtió que los fondos de pensiones que ignoren el cambio climático corren el riesgo de quebrar. También lo hemos explicado en entradas anteriores, aunque esta vez no pretendía reconducir a los carroñeros hacia el New Deal Verde, bajo la amenaza de llevar a la quiebra a los que no lo hagan. No hablaba en general sino que se refería a uno de los fondos buitres más conocidos: BlackRock

El cabecilla de BlackRock, Larry Fink, estaba allí sentado escuchando esas palabras. Unos días antes había publicado una carta muy interesante en la misma línea apuntada por Carney, de manera que esta política no es casualidad sino la línea del capital financiero internacional para el futuro.

BlackRock es la referencia mundial en materia de especulación bursátil. Los demás le imitarán y lo que Fink está anunciando es que BlackRock se subía al carro de las inversiones verdes para no perderse el premio gordo. “Estamos al borde de una remodelación fundamental de las finanzas. La evidencia del riesgo climático está obligando a los inversores a reexaminar los paradigmas en el corazón de las finanzas modernas”, dijo Fink.

A los que no leen las noticias bursátiles hay que informarles que hasta ahora BlackRock había apostado todo su dinero a las empresas sucias (petróleo, carbón, gas). Sólo un 0,8 por ciento de sus inversiones están en las “limpias” y esa política le hizo perder 90 millones de dólares el año pasado.

Por lo tanto, que no le hablen a BlackRock de lo que es un riesgo porque sabe que no debe buscarlos en la temperatura sino en la bolsa: “Debido a que los mercados de capital impulsarán los riesgos futuros, veremos cambios en la asignación de capital más rápido de lo que veremos cambios en el clima mismo”, decía Fink en su carta. En ese futuro habrá incentivos para reasignar el capital.

¿Cómo desviará BlackRock el dinero hacia la ecología? Exigiendo a las empresas en las que invierte sus 7 billones de dólares que cumplan con la transición ecológica, lo cual tiene las dos caras de una moneda única: sacar el dinero de las empresas sucias y llevarlo a las limpias.

En otros términos: la empresa que no siga las directrices del IPCC perderá dinero.

Fink recuerda que BlackRock fue miembro fundador del GDFC, un Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Climática. En la fundación del GDFC en 2015 había otros carroñeros, como el Banco de Pagos Internacionales (BPI), entonces dirigido por... Mark Carney.

Al año siguiente, el GDFC (y el gobierno británico) lanzaron la GFI (Iniciativa de Financiación Verde) para canalizar miles de miles de millones de dólares hacia la transición ecológica. Entre los impulsores estaban Michael Bloomberg, JP Morgan Chase, Barclays Bank, los narcos de HSBC, la aseguradora Swiss Re, el banco chino ICBC, la siderúrgica india Tata Steel, la petrolera italiana ENI, Dow Chemical, el gigante minero BHP Billington...

Hace diez años lo explicó Otmar Edenhofer, un miembro del IPCC, en un periódico suizo: “Hay que liberarse de la ilusión de considerar la política climática internacional como una política ambiental. Prácticamente no tiene nada que ver con la política ambiental” (2).

(1) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(2) Neue Zürcher Zeitung, Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #62 : 04 Febrero 2020, 22:24:00 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

--------------------------------------

La última advertencia climática de la NASA y la NOAA es el resultado de datos intencionalmente defectuosos
ImprimirPDF
 



H. Sterling Burnett

Debido a que la ciencia es la búsqueda del conocimiento, y las acciones políticas casi necesariamente restringen la libertad personal, la ciencia, las leyes y los reglamentos deben utilizar los mejores datos disponibles. El uso de datos incorrectos socava tanto la búsqueda de la verdad como la justificación legítima de las leyes y reglamentos.

Todos, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha en el espectro político, deberían estar de acuerdo con esto.

Lamentablemente, en el campo de la investigación climática y la política climática, los buenos datos, cuando no se ignoran por completo, se tuercen cada vez más para adaptarse a la narrativa que afirma que los humanos están causando una crisis climática. Los partidarios de la acción climática, en busca del poder político y los recursos cada vez mayores, obligan a los datos a ajustarse a su engaño de que los humanos deben renunciar a la civilización moderna e industrial para salvar a la humanidad y la tierra de la fatalidad climática.

Este problema es más que evidente en un informe reciente de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) sobre las tendencias de la temperatura global. Entre ambas agencias operan el sistema más preciso y completo de instrumentos de medición de temperatura del mundo. Pero en lugar de citar datos de sus mejores fuentes cuando la NASA y la NOAA informaron las temperaturas globales el 15 de enero, optaron por utilizar datos severamente comprometidos de las lecturas de temperatura ajustadas, en un proceso llamado "homogeneización", y otros se nutrieron de estaciones de monitoreo sesgadas.

La NASA y la NOAA anunciaron que 2019 fue el segundo año más cálido desde que comenzó el mantenimiento de registros modernos en 1880, lo que ayudó a que la década de 2010 fuera la "década más cálida registrada".

Estas afirmaciones se basan en mediciones ajustadas de temperatura poco confiables registradas por las estaciones de temperatura de la superficie dispersas por todo el mundo. Estas mediciones, al menos los datos brutos de ellas, suelen ser lo suficientemente precisas como para informar a los habitantes locales de las anomalías de temperatura y clima en su área en un día en particular, pero como medidas de tendencias reales que nos dicen algo importante sobre si los humanos están causando el calentamiento global, la mayoría de ellos son prácticamente inútiles.

Como el meteorólogo Anthony Watts (que también es miembro principal del Instituto Heartland) ha escrito repetidamente a lo largo de los años , muchas de las estaciones de monitoreo en todo Estados Unidos no cumplen con los estándares establecidos por las propias agencias para la medición confiable de datos. Watts registró cientos de estaciones en el pavimento, en aeropuertos que recogen gases de escape de los reactores, ubicados junto a fuentes artificiales de calor y frío, como sistemas de aire acondicionado o escapes de calor de parrillas comerciales. Muchas de estas estaciones alguna vez estuvieron ubicadas en áreas rurales, pero ahora están rodeadas de instalaciones humanas, y otras son estaciones rurales donde los datos no se registran ni se monitorean regularmente.

Después de las revelaciones de Watts en 2014, la Oficina del Inspector General de los EE. UU. Emitió un informe mordaz , casi completamente ignorado por los medios, que encontró que la falta de supervisión, el incumplimiento y un proceso de revisión laxa para la red de registro climático lo llevaron a concluir el programa los responsables de la toma de decisiones no pueden confiar constantemente en los datos. En estado de pánico, durante el proceso de investigación que resultó en el informe del Inspector General, NOAA cerró aproximadamente 600 de sus estaciones meteorológicas más problemáticas.

Numerosos informes han demostrado que la manipulación de datos no se limita a los Estados Unidos, sino que es común en todo el mundo. Las temperaturas registradas en las prístinas estaciones de monitoreo rural en lugares remotos como Australia, Paraguay y Suiza se han homogeneizado inexplicablemente, de modo que las temperaturas pasadas ahora se informan como más frías de lo que realmente se registraron, y las temperaturas recientes ahora se informan como más cálidas de lo que se registraron, necesariamente haciendo que el aumento de la temperatura en estos lugares durante el siglo pasado parezca más pronunciado y más grande de lo que indican los datos no ajustados.

NOAA violó sus propias reglas cuando emprendió un proceso de ajuste similar para registrar las temperaturas oceánicas a partir de 2015. Como David Rose escribió para el Daily Mail ,
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #63 : 07 Febrero 2020, 05:52:28 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------

JUEVES, 6 DE FEBRERO DE 2020
La noticia de hoy es que el niño ha mordido al perro

La elección de unas u otras palabras para designar la realidad no es neutral, ni tampoco inocente. No es lo mismo decir enfermedad, que infección, que contagio, que epidemia o que pandemia.

No es lo mismo que intervenga la OMS o que no.

No es lo mismo buscar una enfermedad en Londres que en Wuhan.

No es lo mismo despachar el asunto con un par de reportajes, o tres, que encargar a los periodistas de la redacción que pasen la mañana buscando truculencias para rellenar un titular sensacionalista.

Llegan muchos más lectores si localizamos debajo de las piedras a un “especialista” cretino capaz de decir lo que el redactor jefe quiere escuchar: algo que desate todas las alarmas.

Si un medio define a esta “gran catástofe mundial” como una neumonía corriente y moliente se queda fuera de juego.

Si sugiere que la intoxicación sobre el coronavirus está en la línea de la revuelta de Hong Kong, los campos de concentración para musulmanes de Xinjian o las negociaciaciones arancelarias con Trump, damos muestras de ser unos conspiranoicos.

Si apunta que los casos detectados fuera de Wuhan se pueden contar con los dedos de una mano, el globo se desinfla. Sería considerado como propaganda china. El gobierno de Pekín siempre miente y está empeñado en reducir la magnitud de la tragedia, los medios deben hacer lo contrario: inflarla.

Más que insignificantes, las cifras son ridículas: en todo el mundo hay unos 28.000 afectados por el coronavirus y han muerto unos 560 enfermos.

Por primera vez fuera de China, en febrero murió una persona en Filipinas.

Lo único viral en este ataque de histeria es el número de artículos publicados por los medios de comunicación que, sin embargo, han calado. La gente compra mascarillas, que se han agotado en las farmacias y su precio se ha disparado.

En 2015 en todo el mundo 920.000 niños menores de 5 años murieron de neumonía, pero ningun medio publicó nada; absolutamente nada.

En España el número de muertos por gripe apenas llegan a los 1.000 cada año, según el Instituto Nacional de Estadística, casi todos ellos ancianos mayores de 65 años con otras dolencias.

El coronavirus es aún más insignificante, a pesar de lo cual la alarma ha ido mucho más allá de los medios. Han cerrado escuelas, han cancelado viajes, han bloqueado fronteras, han suspendido reuniones internacionales, han abierto centros de investigación, han aumentado los presupuestos dedicados a la “lucha” contra el coronavirus, el aeropuerto de Pekín está vacío...

¿La causa de este desastre mundial? Los chinos son unos asquerosos: comen murciélagos y serpientes, dicen los medios más ridículos, como la CNN, ElDiario.es, Clarín, Infobae... No se cortan ni un pelo.

Primero fue la gripe “española”, luego el VIH (el virus del SIDA), luego el SARS, luego la gripe porcina, luego el Ébola... ¿Cuál será el siguiente virus que acabará con la humanidad?, ¿cuándo se acabarán las campañas histéricas?

Como los demás, el gobierno ruso se ha lanzado en cuerpo y alma a la tontería coronaria, aunque el primer canal de la televisión pública ha emitido (por la noche) una serie de reportajes para desinflar la histeria.

Una de sus informaciones es muy sorprendente: un juego de rol para conspiranoicos. En octubre del año pasado, dos meses antes de la histeria, se organizó en Nueva York un juego de rol sobre la lucha contra una epidemia mundial de coronavirus. Entre los participantes figuraban representantes de la ONU, las empresas multinacionales, la industria farmacéutica, el Banco Mundial, el gobierno de Washington y otros figurines del tablero mundial.
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #64 : 09 Febrero 2020, 05:32:25 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

--------------------------------


SÁBADO, 8 DE FEBRERO DE 2020
Los alimentos cultivados en laboratorio destruirán la agricultura pero salvarán el planeta

“Los alimentos cultivados en laboratorio pronto destruirán la agricultura y salvarán el planeta”, escribe el seudoecologista británico George Monbiot, que escribe regularmente en el periódico The Guardian y cuyas bobadas reproducen aquí ElDiario.es y Sin Permiso, entre otros.

El titular se refiere a los alimentos sintéticos. Jefecillo de la secta Extinction Rebellion, Monbiot es otro prototipo de demagogo del mundo moderno al que no le gustan los rebaños de ovejas (*), ni los campos cultivados; sólo la naturaleza silvestre, las regiones más inhóspitas a las que no ha llegado la mano del hombre.

La tecnología salvará al planeta. Eliminará el sufrimiento de los animales destinados a ser sacrificados. Salvará las reservas de agua y, naturalmente, acabará con el cambio climático. Gracias a los alimentos sintéticos, dice Monbiot, el mundo silvestre florecerá de nuevo. La llaman “rewild”, pero no es la vuelta a la naturaleza sino la vuelta de la naturaleza. Mientras tanto, debemos convertirnos en vegetarianos, o incluso en veganos.

Esta la ideología emergente que preparan las universidades de Estados Unidos para el futuro inmediato, subvencionadas por los grandes monopolios digitales. Quieren borrar del mapa la agricultura, la ganadería y la pesca.

En todo el mundo, los mercados de alimentos al por menor tienen un valor de 3 billones de dólares, más 2.600 millones de dólares en ventas de alimentos al por menor y otros 2.600 millones de dólares en ingresos agrícolas. Más que suficiente para abrir el apetito de los grandes monopolios, que quieren apoderarse de unos mercados en manos de minoristas y pequeñas empresas.

En julio del año pasado el grupo Avril, antes conocido como Sofiproteol, se unió a Royal DSM para crear proteínas a partir de la colza. JP Morgan calcula que el nuevo mercado de sustitutos de las proteínas asciende a 100.000 millones de dólares en 15 años para los filetes de origen vegetal y la Barclays estima en 140.000 millones de dólares en 10 años el mercado de la carne sintética.

Con el pretexto de “acabar con el hambre en el mundo”, los monopolios están poniendo mucho dinero en investigación biotecnológica y recibiendo muchas subvenciones, tanto de fundaciones “caritativas” como de instituciones públicas. No es sólo un intento de monopolizar un sector económico que hasta ha sido un coto minifundista, sino un intento de controlar a la población mundial a través de la alimentación.

Los monopolios agroalimentarios nos convertirán en mascotas y nos darán de comer pienso fabricado en una laboratorio, como hacen los ganaderos con las vacas o las gallinas. No es casualidad que se haya hablado de una “economía de subsistencia” basada en el autoconsumo; ahora la subsistencia va a depender de grandes monopolios, de patentes... y de que Estados Unidos no imponga bloqueos o embargos sobre el comercio internacional de comida sintética.

Hace años que la agricultura, la ganadería y la pesca tradicionales se ven sometidas a todo tipo de ataques. En 2006 la FAO publicó un estudio de 500 páginas defendiendo la necesidad de acabar con la ganadería extensiva, a la que se acusa de ocupar un tercio de las tierras del planeta.

Aquel estudio estaba financiado por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y el CIRAD, aunque este tipo de proyectos siempre reúnen a los mismos degenerados de siempre: Bill Gates, Richard Branson, Cargill...

En 2013 el holandés Mark Post presentó su “Frankenburger” en Londres. Aunque la producción en masa todavía necesita algunos ajustes, dentro de poco estará en todos los menús de comida basura de Burger King y MacDonald.

Ya conocemos los filetes a base de vegetales. Están en las estanterías de los supermercados a un precio sin competencia. Ahora le toca el turno a la publicidad para convercernos de las grandes ventajas de pasarse al veganismo, especialmente en el terreno de la salud.

Hace años que las empresas californianas preparan una dieta a base de insectos.

Bruselas prepara una nueva PAC (Política Agrícola Común) para el periodo 2021-2027, con la pretensión de reducir las áreas dedicadas al cultivo agrícola y ganadero y fomentar la agroindustria de nueva tecnología. Formará parte de un paquete paralelo al New Deal Verde y se justificará con los mismos pretextos seudoecologistas de siempre, aunque el cúmulo de fantasmadas va mucho más allá; es casi el resumen de la posmodernidad: transgénicos, biodiversidad, salvamento de las especies en peligro de extinción y de las ya extinguidas, que pretenden resucitar...

Es como para escribir la gran enciclopedia de las bobadas del mundo actual, donde los “científicos” se creen en medio de un “reality show”.

(*) “Las ovejas son tan destructivas como los coches, Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #65 : 10 Febrero 2020, 15:32:15 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

--------------------------------

LUNES, 10 DE FEBRERO DE 2020
El calor pone a los negocios en riesgo

Tom Steyer es un multimillonario estadounidense que dirigió un fondo buitre hasta 2012. También fue candidato presidencial por el partido demócrata.

Cuando se cansó de devorar carroña, Steyer reunió a los seudoecologistas de su partido en el rancho que tiene en Pescadero, California. Entre los asistentes estaban Bill McKibben, el fundador de la web 350.org, y John Podesta, que en 2003 había fundado el Centro para el Progreso Americano.

El propósito de la reunión era tomar medidas “para asegurar que la amenaza climática sea percibida por la comunidad empresarial como real, inmediata y potencialmente devastadora”.

Después de la reunión Steyer invitó a otras dos conocidas figuras: Michael Bloomberg, que estaba completando su mandato como alcalde de Nueva York, y Hank Paulson, un republicano que fue director del banco Goldman Sachs y Secretario del Tesoro con Bush.

Steyer, Bloomberg y Paulson contribuyeron cada uno con 500.000 dólares al “Proyecto Risky Business” (Negocios en Riesgo), cuyo objetivo era fabricar informes basados en el trabajo de mercenarios de la universidad y de la ciencia, jóvenes y ambiciosos que se sumarían a un equipo de consultores que trabajan para la empresa de investigación Rhodium y la empresa de gestión de riesgos RMS.

En junio de 2014 se publicó el primer informe de “Risky Business”, que se titulaba “Los riesgos económicos del cambio climático en Estados Unidos” (1). El informe empezaba con una manipulación: según ellos el escenario más verosímil (“el camino más cercano al status quo”) es el más pesimista de los que pronostica el IPCC, es decir, que ningún gobierno del mundo va a tomar medidas para reducir el calentamiento.

Un caso extremo aparecía como el término medio y, naturalmente, el impacto económico previsto era truculento porque, en caso contrario, nadie se tomaría la “crisis climática” en serio.

Aquel ridículo informe tenía, además, otro error metodológico: presentaba los escenarios del IPCC como consecuencia de diversas políticas climáticas, sugiriendo que es posible pasar de un escenario a otro con la financiación correspondiente.

La chapuza no se detuvo en la fabricación de un mero informe para los medios de comunicación, sino que comenzaron una campaña mucho más sofisticada centrada en la introducción de sus tonteorías en congresos y revistas científicas de esas consideradas como serias, prestigiosas, de renombre...

Aquella joya de la manipulación fue una bola de nieve. Sirvió de base para 11 entrevistas en el congreso anual de la Unión Geofísica Americana en San Francisco, que es la mayor reunión anual de investigadores del clima.

Naturalmente, la chapuza pasó la literatura “científica”, para influir en futuras investigaciones y servir de base para las conclusiones de instituciones de todo tipo, como el National Climate Assessment de Estados Unidos.

En 2016 la revista Science asumió las conclusiones del “Proyecto Risky Business”. El artículo pasó la revisión de pares y recibió pocas o ninguna crítica. Fue citado 294 veces en otros estudios académicos, que se repiten unos a otros como papagayos.

En 2017 la misma revista volvió a publicar otro estudio aún más chapucero del “Proyecto Risky Business” (2). Su resumen afirmaba sin pestañear: “Se prevé que para finales del siglo XXI el tercio más pobre de los condados de Estados Unidos sufrirá daños estimados entre el 2 y el 20 por ciento de sus ingresos (con una probabilidad del 90 por ciento) si se mantienen las emisiones como hasta ahora”.

La conclusión era que, según el escenario “si todo sigue como hasta ahora” (en términos técnicos RCP 8.5), Estados Unidos experimentará un aumento de la temperatura de 8 grados centígrados entre 2080 y 2099 con un impacto del 10 por ciento en el PIB. Esta tonteoría ha sido repetida 285 veces por los papagayos.

La pérdida del 10 por ciento del PIB a causa del cambio climático se ha convertido en un dogma y es la principal conclusión del National Climate Assessment de Estados Unidos (que es tanto como decir del mundo entero). A partir de ahí el dogma ha pasado a los periódicos y los movimientos seudoecologistas que se lo comen todo de un bocado.

El National Climate Assessment de 2018 constituye un ejemplo particularmente notable. La labor iniciada por los padrinos de “Risky Business” ha logrado que el informe sea citado casi 200 veces, incluidas referencias directas a la labor de su principal consultor, el Grupo Rhodium.

Es normal: uno de los principales mercenarios de “Risky Business” es, a la vez, el redactor principal de las conclusiones del National Climate Assessment, pero hasta hoy el gobierno de Estados Unidos no ha revelado que escribe al dictado de quienes le pagan.

Una vez que la bola de nieve comenzó a rodar, gracias al dinero de Steyer, Bloomberg y Paulson, las conclusiones las asimilan y digieren equipos seudocientíficos, como el Laboratorio de Impacto Climático. Aunque el nombre impresiona, no es ningún laboratorio. Todo forma parte de lo mismo: los padrinos del “Proyecto Risky Business”, varias universidades y el Grupo Rhodium colaboran con dicho “Laboratorio”, que ha elaborado una serie de seudoestudios cuyas previsiones apocalípticas están adaptadas a las necesidades amarillistas de los medios de comunicación. Éstas son algunas:

- “Un millón y medio de personas más podrían morir en la India para 2100 debido al calor extremo causado por el cambio climático”
- “El aumento del nivel del mar podría sumergir las principales ciudades y desplazar a casi 200 millones de personas”
- “La mortalidad debida al cambio climático superará a la causada por todas las enfermedades infecciosas”

En junio del año pasado el codirector del mencionado Laboratorio de Impacto Climático testificó ante el Congreso de Estados Unidos, donde largó otro tópico característico, repetido hasta el hartazgo: el “costo social del carbono” es mucho más alto de lo que se había estimado originalmente (3). Ya lo sabíamos; para eso no hace falta ningún “laboratorio”.

Como se ve, aquí no hay ninguna clase de ciencia, por más que “Science” se empeñe en lo contrario. No hay más que mercenarios de la universidad que se venden al mejor postor. Los títulos académicos solo sirven para “vestir” una colección de baratijas y llevarlas a los congresos seudocientíficos, medios de comunicación, documentales de La 2 y “ecologistas” postizos.

(1) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(2) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(3) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #66 : 11 Febrero 2020, 05:53:46 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

--------------------------------------------

La lucha de las élites para que "el populacho" deje de consumir carne: El parlamento europeo debatirá un "impuesto de carbono" a la carne
Portada - Últimas noticias

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN EL LUNES 10 DE FEBRERO DE 2020 11:46ImprimirPDF


La iniciativa pretende reducir un 3% las emisiones actuales de gases de efecto invernadero en la UE para 2030.

El 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero globales proviene de la actividad ganadera y el 80% de la deforestación de la Amazonía, ya sea para plantar cultivos destinados a la alimentación animal como para pasto, se atribuye a esta práctica, según datos de Greenpeace. Es "tanto como todos los coches, trenes, barcos y aviones juntos", recuerdan desde la ONG ecologista, desde la que destacan además que el 75% de la superficie agrícola se destina a la ganadería hoy en día. Ahora, una iniciativa planteada por la fundación True Animal Protein Price Coalition (TAAPC), integrada por organizaciones dedicadas al medio ambiente, la agricultura, la salud y la caridad, plantea gravar el consumo de carne mediante un "impuesto de carbono".

La coalición ha conseguido que la iniciativa llegue al Parlamento europeo, organismo que la debatirá este mes de febrero como parte de las deliberaciones sobre el Pacto Verde europeo, que fue presentado en la Cumbre del Clima de Madrid pero que aún debe ser concretado. La organización pretende así que el impuesto "refleje los costes medioambientales de su producción, incluidos los de las emisiones de CO2 y pérdida de biodiversidad".

La propuesta de TAAPC supondría un incremento del precio de la carne de vaca de 0,47 euros por cada 100 gramos para el año de 2030, 0,36 la de cerdo y 0,17 la de pollo. En virtud esas cifras, la organización calcula en 32.200 millones los ingresos generados, además de una reducción de los consumos de carne de vaca, cerdo y pollo del 67%, el 57% y el 30%, respectivamente.

Asimismo, dese TAAL aseguran que "la iniciativa podría llevar a una reducción de 120 millones de toneladas de CO2 por año", una calidad equivalente a las emisiones de Dinamarca, Eslovaquia, Estonia e Irlanda juntas, el 3% de las emisiones actuales de la UE.

33,48 kilos por persona

El último Informe del Consumo Alimentario en España, con datos de 2018 y elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, señala que en el Estado español se consumen 2.114,78 millones de kilos de carne por persona — 33,48 kilos por persona — , una cifra que se redujo un 2,6% respecto a 2017.

Para Greenpeace, "el consumo exacerbado de carne y otros derivados animales procedentes de la ganadería industrial es una de las cuestiones alimentarias más importantes de nuestros tiempos", llegando a niveles que la organización considera "totalmente insostenibles".

La directora de ProVeg España, una de las organizaciones que forman la coalición TAAP, Cristina Rodrigo, señala que "gravar el coste de la producción de proteína animal en el precio de la carne es un elemento fundamental para cumplir con los objetivos de la UE para el clima, la salud pública y la biodiversidad".

Por su parte, el director de TAAP, Jeroom Remmers, añade que "si se reduce el consumo de carne, disminuirán también los gastos en salud, ya que los europeos comen un 50% más de carne de lo recomendado en las guías de alimentación saludable". Asimismo, recuerda que "también podríamos ahorrar miles de millones de euros cada año en costes sanitarios".

El debate sobre la propuesta comenzará el 5 de febrero en un debate en el Europarlamento moderado por el vicepresidente de Los Verdes, Bas Eickhout, y codirigido por los socialdemócratas Mohammed Chahim y Sylwia Spurek.

Fuente: El Salto
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 444
Mensajes: 1503


« Respuesta #67 : 11 Febrero 2020, 06:16:15 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------------------

La "corrección política" occidental no hace que todas las personas sean iguales
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN EL LUNES 10 DE FEBRERO DE 2020 11:34ImprimirPDF


Andre Vltchek*

En Occidente, hay una nueva ola de corrección política en el trabajo: se trata de la orientación sexual; quién tiene sexo con quién y cómo. De repente, los medios de comunicación en Londres, París y Nueva York están muy preocupados por quién tiene el derecho de cambiar su sexo y quién no quiere pertenecer a ningún grupo de género 'tradicional'.

Pensar en "eso", escribir sobre ello, hacerlo, se considera "progresista"; innovador. Novelas enteras están siendo encargadas y luego subvencionadas, tan lejos como en Asia Pacífico. Las organizaciones occidentales y las ONG (las llamadas "organizaciones no gubernamentales", pero financiadas por los regímenes occidentales) están prosperando en la materia.

En estos días, no solo LGBT está en el centro de atención, glorificado y propagandizado; hay todo tipo de nuevas combinaciones de las que muchas personas ni siquiera se han enterado o imaginado que podrían existir.

Incluso algunas aerolíneas occidentales ya no llaman a sus pasajeros "damas, caballeros y niños", para "no ofender" a aquellos que no quieren ser ninguno de los anteriores.

Acepte cualquier hábito sexual, repitalo en voz alta, muchas veces, que lo ha hecho; entonces preferiblemente escriba sobre esto, y será alabado como progresista, tolerante e incluso "de izquierdas".

Esta es una discusión claramente alentada, incluso inventada por el sistema occidental: una discusión que tiene como objetivo desviar el debate de temas como el hecho de que incluso en Occidente, una gran cantidad de personas viven con miedo y miseria, y que la mayoría de las neocolonias de América del Norte y Europa están siendo explotadas una vez más sin pudor.

Hablando de pobreza y explotación, rara vez se habla de golpes militares provocados por Washington. Tales discusiones incluso se presentan como anticuadas, si no regresivas.

En la actualidad, el bombo se trata de la interacción de los penes, de las vaginas o de la falta de tales interacciones. Se trata de la "identidad" de uno y del derecho a cambiar de género. Lo que haces con tus partes privadas es mucho más importante que miles de millones de personas que se vean obligadas a vivir en barrios marginales sucios. La cirugía que tiene como objetivo cambiar el género de una persona es más digna de noticias que los "cambios de régimen" y la consiguiente destrucción de millones de vidas humanas.

Tal enfoque está fragmentando totalmente a las sociedades occidentales. Conduce al individualismo extremo y al nihilismo oscuro. Lo que debe permanecer en la privacidad se lleva al centro de atención.

No pienses que todo es una coincidencia. Está claramente diseñado de esta manera. Al igual que la enorme inundación de pornografía gratuita no vino de la nada. El mensaje oculto es claro: mira la mayor cantidad de porno gratis que puedas en tu tiempo libre, mira fútbol, ​​disfruta del alcohol y coloca tu identidad sexual en el centro de tu existencia.

Luego, defina a todos aquellos que no están de acuerdo con este tipo de estilos de vida como "intolerantes", "atrasados" e incluso "opresivos".

¿Por qué está pasando todo esto? ¿Por qué los países occidentales están tan obsesionados con las "identidades sexuales"?

La respuesta es simple: porque aquellos que están obsesionados con sus propios cuerpos, deseos, identidades y “derechos” interminables, apenas les queda tiempo para pensar en el resto del mundo.

Y viceversa: aquellos que luchan apasionadamente por un mundo mejor, construyendo sociedades orientadas a las personas, sacrificando su propia comodidad y beneficios personales; esos individuos a menudo no tienen tiempo, o muy poco tiempo, para pensar en los matices de su sexualidad. Para ellos, la sexualidad es simplemente parte de su vida; a menudo poderoso e importante, pero definitivamente no es su centro de gravedad, no es su esencia.

Y precisamente este tipo de mentalidad optimista y desinteresada es extremadamente peligroso para la supervivencia de los regímenes occidentales y del propio Imperio.

***

Estoy dispuesto a que las personas tengan derecho a elegir cómo quieren expresarse sexualmente. Siempre que se haga con discreción y sin obligar a nadie a nada.

Pero estoy firmemente en contra de la llamada identidad sexual que monopoliza la narrativa política de naciones enteras.

Hay cuestiones mucho más importantes que las sociedades occidentales deberían preocuparse, y obviamente no.

Y el Imperio lo sabe, y precisamente por eso hace todo lo posible para elevar el sexo y la sexualidad a algo tremendamente importante, glorificado e intocable. Los términos y las definiciones se confunden: centrar la identidad de las personas en sus genitales se define como "su identidad". Su lucha por los derechos sexuales ahora se está definiendo como "progresista", incluso, extrañamente como de izquierda.

Es, por supuesto, una tontería absoluta. La lucha por los derechos sexuales es la lucha por los derechos sexuales: no es de derecha ni de izquierda.

No hay absolutamente ninguna garantía de que un hombre que se somete a una cirugía que cambia el género, tenga un profundo interés en el golpe de Estado desencadenado por los Estados Unidos en Bolivia, o en el tremendo tormento infligido por Occidente sobre el pueblo de Siria o Afganistán.

He discutido este tema, en profundidad, con mis amigos y familiares que son psiquiatras y psicólogos profesionales: Jung, quien atacó al imperialismo occidental como una enfermedad clínica (patología), ha sido criticado y desacreditado por casi todas las escuelas occidentales. Mientras que el egocéntrico Freud, ha sido glorificado hasta el día de hoy. Se volvió intocable en Europa y América del Norte. Todos somos animados a vernos a través de sus ojos.

Se supone que debemos pensar y analizar el mundo de manera freudiana. Decir "pene" o "vagina", o mostrarlos, y especialmente cambiarlos, se supone que envía un escalofrío en nuestras espaldas, para hacernos sentir heroicos, progresistas.

Mientras el Imperio asesina a millones de personas en todo el mundo. Mientras que los niños británicos y norteamericanos sufren hambre, mientras que la OTAN está acercando a nuestro planeta cada vez más a la próxima gran guerra en la que nuestra humanidad no podrá sobrevivir, se alienta a las personas que habitan el Imperio a pensar, escribir y luchar por cuestiones totalmente diferentes a que aquellos que podrían salvar a nuestra humanidad.

***

Tengo que informar que, después de trabajar en unos 160 países del mundo, en todos los continentes, los problemas que estoy abordando anteriormente, prevalecen solo en Occidente. Bueno, también en países y territorios que han sido profundamente adoctrinados por Occidente, como Argentina y Hong Kong, para dar solo dos ejemplos. ¿Qué hace que uno se pregunte qué está pasando realmente?

No estoy hablando de personas que nacen homosexuales o lesbianas y luego son discriminadas (por supuesto, tal discriminación debe ser confrontada) o forzada por prácticas familiares brutales (como presencié en Samoa) a cambiar involuntariamente su identidad sexual. Estoy apoyando de manera plena y decidida a las personas para que tengan sus derechos, practiquen lo que sienten y estén completamente protegidas por la ley.

Me refiero aquí a esta obsesión totalmente salvaje con el tema. Me refiero a obligar a las personas en el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia y algunos países europeos a aceptar un debate esencial, que es absolutamente irrelevante para más del 99% de la población de nuestro planeta. Ya no se trata de LGBT. Ahora se trata de algo absolutamente más; sobre tonos de color, sobre matices, sobre detalles: mientras todo el mundo arde en llamas.

¿Podemos hablar, finalmente, sobre Hong Kong, Irak, Bolivia, Corea del Norte?

Y como escritor, como novelista, ¡me reservo el derecho de crear, de escribir como quiera! Si quiero decir, "damas, caballeros y niños", todos pueden dejar de leerme, pero lo escribiré exactamente como quiera. Puede ir y leer la última generación de escribas políticamente correctos. Aunque sabes tan bien como yo que nunca encontrarás una gran literatura creada por ellos.

El Imperio se asegura de que muchos temas esenciales, incluidos aquellos como si el mundo debería seguir viviendo bajo la bota del capitalismo salvaje o si debería estar construyendo el socialismo, casi nunca se discuten en las pantallas de televisión y en las portadas de Internet.

La cirugía de cambio de género ahora es obviamente un tema mucho más importante en el Reino Unido y los EE. UU., que si el imperialismo occidental debería detenerse, de una vez y para siempre.

Pero recuerde: todos nos quemaremos si quemamos. Heterosexuales, homosexuales, personas transgénero, incluso aquellos cuya orientación sexual todavía no entiendo. Si hay una Tercera Guerra Mundial, todos estaremos fritos.

Por lo tanto, sugiero que primero tratemos de desarmar al Imperio, detener el capitalismo salvaje, dar libertad y el derecho de elegir su destino a todas las naciones del mundo, y luego ... Solo entonces, nos aseguraremos de apoyar a todas las personas de innumerables orientación sexual, que nuestra humanidad tiene.

¡Pero primero lo primero, por favor!

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no tienen la capacidad de luchar en varios frentes, por numerosas causas. Y a menudo eligen luchar por los problemas que están muy cerca de su cintura.

*filósofo, novelista, cineasta y periodista de investigación
En línea
Páginas: 1 2 3 4 [5]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

VVS RKKA Topsites List
Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.21 | SMF © 2006-2009, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!