26 Septiembre 2020, 08:04:51 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias: Foro RKKA
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: 1 2 3 [4] 5 6 7   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: El Fraude del Cambio Climático  (Leído 4708 veces)
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #45 : 18 Diciembre 2019, 22:05:36 »

fragmento de

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

--------------------------------------

Análisis: El caballo de Troya del capitalismo verde: cambiar para que nada cambie

El pasado fin de semana hubo una «huelga» por el clima en la que cientos de personas salieron a las calles a reclamar al Gobierno, -un Gobierno que felicitaba a los manifestantes y «huelguistas» su asistencia en vez de enviarles a la policía a reprimirles-, que tomara medidas contra el cambio climático.

Así, aséptico, «medidas«. ¿Cuáles? Da igual, medidas, hay que «hacer algo ya«, el tiempo se agota. Estoy convencido que en esas manifestaciones había muchas personas conscientes de que el sistema económico actual es una devoradora de recursos que creyeron que era necesario apoyar la protesta. Aunque su decisión es respetable, creo que a pesar de su buena fe, esa protesta y todo el movimiento que le rodea es una inmensa trampa que no vamos a tardar mucho en descubrir.

Para empezar, mi escepticismo con todo este movimiento empieza cuando, día sí y día también, los grandes medios de comunicación llevan desde hace meses «concienciándonos» del cambio climático y convocándonos a la huelga del clima de ayer.

A mí, perdonadme, pero que medios que tachaban poco menos que de terroristas a grupos ecologistas que participaban en una protesta hace menos de tres años, medios que han silenciado (porque alguno de sus accionistas han sido denunciados por ellos) el asesinato de cientos de activistas medioambientales en Latinoamérica, no se han vuelto de la noche a la mañana lo contrario de lo que eran.

Aquí hay una trampa, solo hace falta rascar un poco en todo esto y actuar con sentido crítico. ¿A quién no le gusta que la gente luche por algo? El problema es que igual tu lucha en realidad es una burda instrumentalización de la que algunos se van a forrar, como de costumbre, y el pato de todo esto no lo va a pagar quien es responsable, sino los que menos culpa tienen, los más pobres de aquí y los más pobres de otros países del mundo.

Greta Thunberg es la cara de todo este movimiento, una chica de 16 años desconocida a la que, de repente, todos los medios del mundo occidental, todas las instituciones y todos los Gobiernos de Occidente, han convertido en la representante de la lucha mundial por la Tierra, cuyo eje es «que nos estamos cargando el planeta y que todos tenemos responsabilidad en ello y debemos hacer cosas«.

Para empezar, la utilización miserable de menores de edad para propaganda no es nuevo: la joven cuyo testimonio sirvió para emprender la guerra de Irak en 1991 y la niña de 7 años que tuiteaba en perfecto inglés desde un bastión islamista en Siria ya fueron precedentes.

En este caso, la niña cuenta con el concurso para su utilización de sus padres, que gracias a su hija están viajando y vendiendo libros, sin importarles la sobreexposición de la menor. De hecho, fue su padre y el lobby Global Challenge, al que este pertenecía, quienes la promocionan y la convierten en viral.

Global Challenge cuenta entre sus filas desde el Presidente de la Patronal Sueca, hasta accionistas de Sustainable Energy Angels, un fondo buitre de capital «verde«, pasando por David Olsson, el dueño del mayor fondo inmobiliario «sostenible» de Suecia. Una panda de hermanitas de la caridad que solo buscan el bien del planeta.

¿Qué interés tendrían los dueños de esas empresas en promocionar a una niña activista que pide medidas para luchar contra el cambio climático?¿Qué interés podrían tener instituciones como el Foro de Davos y grandes empresas en promocionarla?¿Harían lo mismo con un activista medioambiental latinoamericano? Como bien subraya y se pregunta Carmen Cariño, activista medioambiental: «No sé por qué el sistema protege a Greta mientras a los jóvenes de aquí los mata por decir las mismas cosas«.

Y es que la clave de la cuestión es esa: ¿Pretende cambiar el sistema el movimiento thunberiano verde? NO. De lo que se trata aquí es de algo que debería espantar a cualquier persona de izquierdas: se trata de un movimiento que busca culpar a la población de los problemas derivados de la extracción y explotación de recursos. De un cambio para que todo siga igual, de un cambio conocido como capitalismo verde que busca aprovechar la crisis económica global que está a las puertas para una dura reconversión del capitalismo.

Un cambio que incide en el individuo y sus acciones, de tal forma que no se señale a los culpables ni se señale a las empresas ni al capitalismo, cuando, por ejemplo, solo el Ejército de EEUU contamina más que 140 países con millones de personas. No es casual que haya un gran lobby creado de empresas multinacionales españolas, llamado Grupo Español de Crecimiento Verde que se haya sumado entusiasta a este movimiento y cuyo objetivo, entre otros, sea concienciar del cambio climático. Están todas las grandes empresas españolas: Sacyr, BBVA, Santander, Mapfre, La Caixa, Ferrovial, Iberdrola.

Y eso explica que los medios de comunicación, participados por grandes empresas participantes en el GECV, estén día a día «concienciándonos» sobre el cambio climático, poniendo el acento en la juventud con mensajes que a veces rozan un alarmismo totalmente ridículo, como recientemente se vendía la gota fría en Alicante y Murcia como un suceso extraordinario debido a este hecho, cuando hay documentadas inundaciones con miles de muertos en la zona desde la Edad Media y Moderna, antes de la industrialización, ya que es un fenómeno típico de esta zona, como ya decía Raimon en 1974: «Al meu país, la plutja no sap ploure«.

Una vez concienciada la gente apelando a las emociones (y no a cuestiones racionales), a través de una campaña de propaganda como la que llevamos meses viendo, se aceptarán medidas, esas que ayer se pedían en las manifestaciones.

Y entonces se deslocalizarán empresas para llevarlas a países del Tercer Mundo, que si allí protestan, se les mata y no salen en TV, no son Greta y la triple F; se subirán impuestos indirectos, como ya se ha planteado en Alemania, limitando el acceso a los más pobres de productos por el «bien del clima«, se tendrán que reformar viviendas más antiguas para ser sostenibles, se potenciará el coche ecológico para que las empresas chinas no compitan con Renault o Seat, mientras los pobres serán penalizados por no tener un caro (y contaminante en su fabricación, que eso no vende) coche ecológico.

E incluso se podrá usar, como algunos plantean, la excusa ecológica para invadir y arrasar países, no vaya a ser que algún país emergente trate de hacer sombra a la rica Europa y EEUU.

Como a pesar de todo, la gente empieza a oler a chamusquina tanta sobreexposición de la pobre niña, utilizada por intereses tan miserables, los voceros han decidido inventarse que, salvo cuatro imbéciles descerebrados, la gente estaba criticando a una pobre niña por ser mujer, por tener Asperger o por su activismo, algo totalmente falso.

Las críticas, legítimas cuando alguien se convierte en personaje público, al menos las que yo he podido leer a lo largo de este tiempo, jamás han sido ad hominem a la criatura, sino a la utilización que han hecho de la chica tanto sus padres como tantas instituciones y lobbies, indignándose muchas personas por la ausencia de escrúpulos de los padres y de esos lobbies en usar a una chica de 16 años para servirles a sus intereses.

De hecho, ella acabará siendo tan víctima como los posibles afectados de todo este circo verde, cuando la tiren a la basura como un juguete roto y deje de ser útil a sus intereses. ¿Alguien se acuerda ya de Bana Alabed? Por esa razón, esa niña es la cara visible, para que se puedan neutralizar las críticas fundamentadas a toda esta pantomima haciendo uso del mismo sentimentalismo barato que se está usando con mensajes apocalípticos que recuerdan más a la doctrina del shock que a una campaña de concienciación y análisis científico.

Con unos mensajes más típicos de la religión católica y el liberalismo que de la tradición izquierdista: apelar a la responsabilidad individual, no hacer distinción de clases sociales, generar sentimiento de culpabilidad entre la población, mensajes apelando a lo irracional, rompiendo con la tradición progresista y racionalista de la que bebían tanto la Ilustración como el Movimiento Obrero.

Pero además también hablamos de intereses geoestratégicos: ¿con qué autoridad moral la rica Europa y una niña nacida en una privilegiada «clase media» sueca puede decirle a africanos, chinos e indios que lo sentimos, no pueden salir del subdesarrollo, ni llegar al nivel de los países ricos? ¿Cómo es posible que la rica Europa y Norteamérica puedan señalar con el dedo a esos países africanos y asiáticos que están creciendo, diciéndoles que se siente, que la Revolución industrial o la electificación es un derecho exclusivo de la rica Europa y EEUU? No es casual tampoco las críticas a los BRICS por lo «mucho que contaminan» en esos foros verdes empresariales llenos de millonarios de EEUU, a los que EL PAÍS acusa de «concienciación climática«. Aguanten las risas, por favor.

Para concluir, porque imagino que este artículo desatará críticas, sobre todos de aquellos que quieren ver una revolución hasta en gente convocada a una procesión laica al dictado de las grandes empresas, no podemos negar que tenemos un problema, que el capitalismo como sistema es un devorador de recursos, de países y de personas, y que su voracidad nos lleva al desastre, que se puede vivir sin necesidad de destruir el planeta y a sus gentes, que vivimos en un planeta finito y que los recursos no son ilimitados. Y que solo un cambio estructural modificará esta situación.

Pero esto no va a venir de los responsables del mismo, que son los que están detrás de este movimiento. Porque no contamina igual un trabajador chino que el dueño de Iberdrola, porque no se puede poner al mismo nivel a Ana Botín y a tu vecina del quinto, como sostiene esta ola verde interclasista.

La revolución no será televisada, gritaban en las manifestaciones contra los recortes, con mucha razón. Y tampoco la patrocinarán los poderosos y los dueños del capital. Pero nada de esto sería posible si no hubiera una izquierda desarmada ideológicamente, que se suma como pollo sin cabeza a cualquier cosa, buscando votos y apoyos.

Daba entre pena y tristeza ver ayer en las manifestaciones a toda la izquierda reformista a refubo del thunberismo patrocinado, clamando por el clima y pidiendo que «se haga algo«, permitiendo que la defensa de los trabajadores frente a este lobby verde pase a ser abanderada por otros, algo que no tardará mucho en pasar.

«Tenemos poco tiempo«, gritaban, pero poco tiempo para desenmascarar el gol que están intentando meter por la escuadra los ricos del mundo a la clase obrera y a los países que no pertenecen al selecto club de los más ricos: la trampa del capitalismo verde.

Fuente: El Estado.net
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #46 : 21 Diciembre 2019, 19:47:22 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------

SÁBADO, 21 DE DICIEMBRE DE 2019
Los ‘talibanes de la energía eólica’ levantan la cabeza en Alemania

Alemania es el gran campeón de las políticas verdes. En materia seudoecologista los europeos hablamos alemán y traducimos “Energiewende” por transición energética, que no es otra cosa que una reestructuración del nervio industrial a medio plazo.

Los modernos molinos de viento son un estandarte de lo que llaman “energías renovables”, “limpias” y de “emisiones cero”, pero décadas después de las primeras instalaciones, la eólica se enfrentan actualmente a una crisis muy grave en Alemania, como constata el periódico financiero Handelsblatt: “Primero fue la esperanza que despertó la ‘Energiewende’ pero ahora el mercado alemán corre el peligro de colapsarse” (1).

Es el viejo cuento de la lechera, la frustración entre lo que quieres y lo que consigues. Cuando las realidades chocan con los planes, como ocurre siempre con las tonteorías, un materialista debería tener claro lo que está ocurriendo. Sin embargo, la verborrea no descansa porque todas las declaraciones retóricas nos hablan del futuro, de ilusiones y grandes esperanzas, mientras que al echar un vistazo al pasado se descubre el vacío.

En Alemania los aerogeneradores instalados han crecido en los últimos veinte años pero desde 2016 la tendencia se ha invertido. El desarrollo de la energía eólica está en su nivel más bajo en veinte años porque el abismo entre lo que quieres y lo que consigues se ha ido abriendo progresivamente. Lo que quieres te lo marcan las subvenciones públicas; lo que tienes aparece en la contabilidad privada.

El punto de inflexión se inició cuando el gobierno reformó la Ley de Energías Renovables para cerrar el grifo de las subvenciones porque no había más dinero y porque el sector había llegado a una situación de madurez, según decían. Querían promover la competencia capitalista y consiguieron lo contrario: los monopolios empezaron a bajar la persiana. El maná ya no es lo que era y los seudoecologistas se echan a llorar.

La Federación Alemana de Energía Eólica anuncia la pérdida de miles de puestos de trabajo (2). El fabricante de aerogeneradores Senvion, que cotiza en bolsa y cuenta con 4.400 trabajadores, se declaró en quiebra en 2017. En agosto anunció que echaba el cierre y 4.400 trabajadores se van a la calle. “Nosotros no somos más que la punta del iceberg, los primeros en caer, pero no los últimos”, advirtió Yves Rannou, el gerente.

Otro monopolio de la construcción de aerogeneradores como Enercon, que se encuentra entre los cinco primeros fabricantes de aerogeneradores del mundo con una facturación de 5.000 millones de euros, lamenta la pérdida de miles de puestos de trabajo. Nordex busca nuevas oportunidades en otros países después de despedir a cientos de trabajadores.

La crisis del sector se ha llevado por delante 26.000 puestos de trabajo, más que el cierre de las minas de carbón. “Está en entredicho el éxito de la transición energética en Alemania”, lamentó Hermann Albers, presidente de la Federación Alemana de la Energía Eólica.


Al mismo tiempo empezaron a aparecer los problemas, en primer lugar con los vecinos de los aerogeneradores. “Alemania era el paraíso de le energía eólica hasta que los alemanes empezaron a odiar los molinos de viento” (3). Han surgido más de 600 iniciativas ciudadanas contra los parques eólicos.  Nadie quiere un aerogenerador al lado de su casa. Los llaman “Verspargelung”, que se puede traducir por “contaminación con espárragos gigantes”. Los alemanes son muy ecologistas pero no quieren tener un aerogenerador en movimiento al lado porque son ruidosos y devalúan el precio de las viviendas. Se han disparado los pleitos judiciales contra los parques eólicos y con ellos la concesión de los correspondientes permisos de instalación.

El gobierno quiere prohibir la instalación de turbinas a menos de un kilómetro de la urbanización más cercana. En Baviera la distancia entre una turbina eólica y la primera vivienda debe ser 10 veces la altura del mástil, pero la estructura demográfica del estado no permite tanto espacio: o viviendas o aerogeneradores.

La polémica ha pasado a los partidos políticos. El SPD (socialdemocracia) y la Alianza 90 / Los Verdes presionan para que la energía eólica se siga desarrollando (o sea, subvencionando). A mediados de noviembre el vicepresidente de Alianza 90 / Los Verdes en el Bundestag calificó a los críticos como los “talibanes de la energía eólica” (3). Pero como a los alemanes ya no les gustan los molinos de viento, en las elecciones regionales de setiembre en Brandenburgo los neonazis de AfD convirtieron la batalla contra la energía eólica en uno de sus principales temas de campaña.

Es el famoso “auge de la ultraderecha”. El mes pasado en Turingia los verdes se hundieron al tiempo que los neonazis levantaron la cabeza con los molinos de viento como materia estelar de la campaña electoral.

¡Menudo dilema! En Europa pretenden forzar a elegir entre los pijos (proeólica) y los marrones (antieólica), otra cortina de humo para escamotear el fondo del asunto, que no es complicado de resumir y que no tiene nada que ver con la morralla seudoecologista.

El sector enérgético no es sólo un capítulo económico más, como los otros, sino que tiene un carácter estratégico. Es el corazón que mueve toda la industria.

Como consecuencia de ello, las fuentes energías se deben diversificar de tal manera que haya alternativas, como la eólica, por lo que las subvenciones son imprescindibles.

Las nuevas fuentes de energía se fundamentan en técnicas emergentes que acaban de surgir y que en una sociedad capitalista no pueden competir con monopolios asentados desde hace décadas, por lo que las subvenciones son imprescindibles.

Las nuevas técnicas de generación de energía permiten pequeñas instalaciones y formas de autoabastecimiento que quiebran el mercado monopolista, mientras que las políticas de  “transición energética” reproducen las políticas capitalistas, subvencionando los grandes molinos y las grandes instalaciones de las empresas y no las pequeñas, ni las formas de autoabastecimiento: polígonos industriales, edificios, escuelas, urbanizaciones...

(1) Die deutsche Windbranche steht vor einer schweren Krise, Handelsblatt, 12 de augosto de 2018
(2) Die internationale Windbranche schaut besorgt nach Deutschland, Handelsblatt, Katrin Witsch, 25 de mayo de 2018
(3) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(4) Erbitterter Streit: Politik für ‘Anti-Windkraft-Taliban’?, Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #47 : 03 Enero 2020, 04:29:20 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------------------------


JUEVES, 2 DE ENERO DE 2020
¿Reciclar es otro de los mitos posmodernos?

Un reportaje de Oliver Franklin-Wallis en The Guardian asegura que reciclar plástico es “un mito”. A pesar de los anuncios que culpabilizan a los que no reciclan, la realidad vuelve a poner de manifiesto otro mito más de la posmodernidad: el plástico no acaba reciclado sino quemado o en vertederos de basura de algún país del Tercer Mundo.

La industria de los residuos es un mercado que moviliza 275.000 millones de euros en todo el mundo. Como es fácil de entender, a las empresas de reciclaje les importa un bledo si reciclan o no, si reciclan bien o mal, o si reciclan todo o sólo una parte. Su objetivo es obtener beneficios.

Hasta hace poco, gran parte del plástico se vendía a bajo precio a China. Pero el año pasado el país prohibió la importación de un gran número de plásticos. A partir de entonces el plástico se dirige a Tailandia, Indonesia, Malasia y Vietnam. Esos países son los responsables del tratamiento de los residuos.

Las grandes potencias lo que hacen es quitarse la mierda de encima, sea reciclable o no. Una vez que llegan al Tercer Mundo la mierda se amontona en gigantescos vertederos y luego se entierra o se quema, con graves consecuencias para la salud de la población local. Pero, ¿a quién le importa la población de países como Tailandia, Indonesia, Malasia o Vietnam?

Seamos sinceros: a nadie.

Recientemente India y Tailandia han prohibido la importación de mierda extranjera.

Las estimaciones calculan en 8.000 millones de toneladas el plástico que se arroja por todo el mundo a la basura. Sólo un 9 por ciento se recicla y del resto apenas se sabe nada (ni se quiere saber). Los residuos transportados por algunos buques de carga no aparecen. Hoy en día el precio del plástico y del cartón es tan bajo que las plantas de tratamiento de residuos no pueden venderlo; si China no lo compra nadie lo quiere.

Como es habitual, el artículo del Guardian carga las tintas de tópicos, que ya aburren de tanto escucharlos.
Publicado por Movimiento Político de Resistencia en 20:10
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #48 : 04 Enero 2020, 07:22:19 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

----------------------------------------

Científicos: el enfriamiento espera a Europa durante 100 años
Ayer 20:11
Científicos holandeses han modelado cómo cambiará el carácter de la tendencia del Atlántico Norte en el próximo siglo. Descubrimos que con una probabilidad del 15 por ciento puede detenerse, y esto conducirá a un aumento significativo de la temperatura en los países europeos.


Sven Baars, Universidad de Groninga
La corriente del Atlántico Norte lleva agua tibia al Golfo de México a Europa. Gracias a esta continuación de la Corriente del Golfo, el clima en la parte europea del continente es templado.

Los científicos predicen que las fuertes lluvias y el derretimiento del hielo en Groenlandia conducirán a una gran cantidad de agua dulce derretida, lo que aumentará la temperatura en 4 grados y, como resultado, cambiará la dirección del Atlántico Norte durante 100 años. Como resultado, la temperatura promedio en el hemisferio norte se reducirá varios grados.

Es decir, si no se toman medidas para frenar el cambio climático, Europa enfrenta un fuerte enfriamiento.






















En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #49 : 05 Enero 2020, 21:49:27 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

------------------------------------------------------

DOMINGO, 5 DE ENERO DE 2020
La atmósfera no es un invernadero

El año pasado dos científicos griegos, K.A.Vorotsos y N.M. Efstathiou, publicaron en la revista Journal of Atmospheric and Solar-Terrestrial Physics un artículo contrastando los modelos climáticos existentes con los registros empíricos de temperaturas obtenidas de datos satelitales. El título llama la atención (“¿Ya ha llegado el calentamiento mundial?”), aunque lo más sabroso está en la conclusión final que ambos deducen del contraste:

“En base a nuestros datos, y teniendo en cuenta la complejidad del sistema climático y las incertidumbres de los modelos climáticos, no es posible sostener la tesis de que el calentamiento global, con un efecto invernadero creciente, está causado por las actividades humanas” (1).

Los datos a los que se refieren los autores proceden de la troposfera y la estratosfera, fueron tomados por la NOAA y están accesibles en internet (2). Consisten en valores medios mensuales de eso que llaman “anomalías de temperatura”, sobre la media del periodo 1981-2010.

Las mediciones alcanzan el periodo de 1978 a 2018, es decir, 40 años en total.

Ambos científicos concluyen con varias afirmaciones que ya sabemos de antemano, pero que es importante subrayar: los modelos climáticos son erróneos, la realidad atmosférica es más compleja de lo que dichos modelos suponen y, finalmente, no se le puede atribuir un régimen uniforme de evolución de las temperaturas, ni de calentamiento ni de enfriamiento.

La atmósfera no es un invernadero; en todo caso, habría que hablar de varios invernaderos, cada uno de ellos con una evolución diferente de la temperatura. Por ejemplo, la troposfera se ha calentado en los últimos 40 años, pero no todas sus capas lo hacen a la misma velocidad. El calentamiento decrece con el aumento de la altitud a un ritmo del orden de 0,10 grados centígrados aproximadamente por década, es decir, de manera casi inapreciable.

Incluso la tropopausa (a unos 10 kilómetros de altitud) no se calienta en absoluto, lo cual también se sabía de antes, a pesar de lo cual los modelos climáticos siguen diciendo lo contario, incluidos aquellos sobre los que se apoya el IPCC.

Pero hay más errores aún. Según las hipótesis corrientes, las variaciones de temperatura en la troposfera están relacionadas con las variaciones de temperatura en la estratosfera o, en otras palabras, la troposfera influye en la estratosfera.

Es otra suposición errónea: el régimen térmico de la troposfera depende, según Vorotsos y Efstathiou, de la dinámica del ozono estratosférico, ya que la baja estratosfera sigue una dinámica opuesta a la troposfera: se está enfriando, mientras la troposfera se está calentando, como también se sabía de antes por mediciones tomadas con el lanzamiento de globos sonda.

La baja estratosfera se enfría a un ritmo de -0,29 grados centígrados y el comportamiento disociado de ambas regiones de la atmósfera conducirá -más temprano que tarde- a arrinconar en el desván la tesis del “efecto de invernadero” y, naturalmente, la obsesión por las emisiones de CO2.

La densidad de CO2 no afecta al cambio en las temperaturas atmosféricas y si tuviera alguna influencia, sería insignificante.

Es una obviedad recordar ahora que la realidad siempre es más compleja que cualquier modelo, por bueno que sea. A mayor abundancia, cuando el modelo falla más que una escopeta del feria, las previsiones acaban en el ridículo.

En consecuencia, el inminente informe que va a emitir el IPCC será una nueva colección de absurdos, pero habrá que aguantar la marejada de quienes siguen haciendo pronósticos sobre las temperaturas y sus consecuencias que jamás se van cumplir.

(1) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(2) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #50 : 07 Enero 2020, 22:20:50 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-------------------------------------------------------

MARTES, 7 DE ENERO DE 2020
Se congelan más de 500 kilómetros del río Amarillo a causa de la caída de las temperaturas

El rio Amarillo completamente congelado
Es posible que los lectores sólo tengan noticias sobre deshielos y descongelamientos porque las temperaturas del planeta no paran subir una día tras otro.

Las fotos de nevadas son ocasionales y las de los congelados sólo aparecen en las pescaderías.

Por eso traemos hasta aquí las imágenes tomadas el viernes pasado del congelamiento del río Amarillo (Huang He en chino) en la ciudad de Bayan Nur, en Mongolia Interior, al norte de China.

El río se ha congelado en un tramo de más de 500 kilómetros debido a las bajas temperaturas, adoptando la apariencia de un gigantesco glaciar.

Los departamentos de meteorología e hidrología de las regiones que atraviesa el río han tomado precauciones contra las inundaciones debidas a los atascos de hielo y a las fallas de las represas, dijo Qiao Jianzhong, de la Oficina de Asuntos Hídricos del Distrito de Linhe, en la ciudad de Bayan Nur.

El río Amarillo tiene 5.464 kilómetros de longitud. Es el segundo más largo de China y su sección en Mongolia Interior es una sexta parte de la longitud total del río.

Hace dos años otra imponente caída de las temperaturas en la provincia de Shanxi, al noroeste de China, congeló la catarata de Hukou, que es la mayor que hay en este río.

Hace años que en invierno Hukou se llena de turistas y fotógrafos para contemplar las enormes moles de hielo, aunque los medios sólo las publican cuando en primavera se produce el deshielo.

El río Amarillo ha sido muy importante en la historia de China porque en sus orillas se asientan ciudades, como Pekín, la capital, que tiene 18 millones de habitantes, o Tianjin, que tiene 10 millones.

En su cauce hay 7,5 millones de hectáreas de tierras cultivadas, 15 centrales hidroeléctricas, yacimientos petrolíferos e industrias. Históricamente las inundaciones fueron dramáticas y no se acabaron hasta que la Revolución de 1949 tomó medidas. Lo mismo ocurrió con las sequías, por lo que la cuenca sigue sometida a un estricto control hidrológico en la actualidad.

Nada menos que 40.000 funcionarios forman parte de la Comisión de Protección del río, encargada de reducir la contaminación de las aguas.

La inundación de 1938 está considerada como el mayor desastre ambiental de la historia. Ocurrió en medio de la Segunda Guerra contra Japón, cuando el ejército nacionalista del Kuomintang voló los diques del río e inundó deliberadamente 50.000 kilómetros cuadrados de tierra para detener el avance del ejército japonés.


Las cataratas de Hukou congeladas hace dos años

El 2 de enero la Estación Summit de Groenlandia alcanzó la temperatura más baja jamás registrada en Groenlandia

Otra información que no oirán en ningún telediario: a las 11:13 horas de la noche del 2 de enero, la Estación Summit de Groenlandia alcanzó la temperatura más baja jamás registrada en la isla: -66 grados centígrados.

La lectura es provisional y aún debe ser reconocida por el DMI.

La Estación Summit es un centro de investigación que funciona durante todo el año. Está situada en una cima a unos 3.200 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Sus mediciones no están lejos de ser las más bajas jamás registradas en el hemisferio norte, que se obtuvieron en 1933 en Oymyakon, en la Unión Soviética, alcanzando -67,7 grados centígrados.


Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #51 : 09 Enero 2020, 23:56:03 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-----------------------------------------------------

JUEVES, 9 DE ENERO DE 2020
El nivel de los mares aumenta desde hace 10.000 años a razón de 1,52 milímetros al año

El nivel de los mares lleva aumentando desde la última glaciación, es decir, desde hace unos 10.000 años como mínimo. No hay ninguna evidencia de que dicho aumento se haya acelerado últimamente y, por lo tanto, dicho fenómeno obedece a causas naturales.

Según los mareógrafos, el nivel del mar está subiendo a un ritmo de entre 1 y 1,52 milímetros al año, aunque los registros satelitales indican un aumento bastante mayor, unos 3,2 milímetros al año, una diferencia que hoy la ciencia no es capaz de explicar satisfactoriamente.

En otras palabras: harán falta mil años más para que el mar suba entre 1 y 3 metros sobre el nivel actual y, naturalmente, que la subida no pare nunca a lo largo del milenio.

Lo más significativo de las mediciones es que en los últimos 8.000 años el ritmo de subida del nivel de los mares se ha desacelerado y en el siglo pasado siguió desacelerándose aún más. Desde 2002 la velocidad se ha reducido casi un tercio y desde 2004 aún más claramente: un 44 por ciento menos (1).

No haría falta indicar bibliografía porque así lo admite el IPCC en su informe de 2007: “No se ha identificado ninguna aceleración a largo plazo del nivel del mar utilizando únicamente datos del siglo XX”, algo que reitera en el de 2013: “Es probable que el GMSL [nivel medio general del mar] haya aumentado entre 1920 y 1950 a una tasa comparable a la observada entre 1993 y 2010”.

Un artículo firmado por dos de los principales redactores de los informes del IPCC sobre este punto abunda en la misma conclusión: “La tasa de GMSLR no fue mucho mayor durante los últimos 50 años que durante el siglo XX en su conjunto, a pesar del aumento de las fuerzas antropogénicas” (2).

Este fenómeno demuestra que el aumento del nivel del mar tiene un origen natural, ajeno por completo a las actividades industriales. La desaceleración se debe principalmente a la disminución de la expansión térmica del océano en el Pacífico durante el último decenio, que forma parte de la variabilidad a escala decenal del Pacífico.

Además, hay otro dato fundamental a tener en cuenta: el aumento del nivel del mar es, sobre todo, un fenómeno local relacionado con el hundimiento de la costa porque hay que tener en cuenta ambos factores, el mar y la tierra, donde este último cambia más rápidamente que el otro.

Donde se conocen civilizaciones muy antiguas, como en el Mediterráneo, es muy fácil comprobarlo. Con un simple equipo de buceo, un turista puede contemplar ciudades costeras hundidas por las aguas desde hace miles de años.

Ya hemos expuesto aquí los efectos de las mareas altas en ciudades emblemáticas, como Venecia y lo mismo ocurre en Miami, construida sobre piedra caliza blanda y en donde, por lo tanto, el suelo se hunde más rápidamente.

En una serie futurista que se emite en Estados Unidos, la información meteorológica asegura que “la parte sur de Miami está bajo las aguas”. La película está financiada por organismos significativos, como el Canal del tiempo de Estados Unidos, el ARD alemán y la japonesa NHK para dar la impresión de que no es ficción sino que tiene algún componente verosímil por alguna parte.

En la chapuza se involucró hasta la Organización Meteorológica Mundial, que invitó a conocidos presentadores de la televisión gringa para decir que el “escenario es imaginario pero realista en un mundo en calentamiento”.

Todo un lavado de cerebro en el que no basta la seudociencia sino que se ven obligados a añadir guiones de televisión absolutamente inventados.

(1) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(2) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar



Ritmo de aumento del nivel de las aguas en milímetros por año
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #52 : 12 Enero 2020, 21:54:40 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------------------------

DOMINGO, 12 DE ENERO DE 2020
Fuego contra el fuego: el gran incendio de Australia

Ya escribí varios artículos científicos sobre la necesidad de que en Australia el suelo se mantenga limpio de arbustos, pero la gestión científica ha sido olvidada por los alarmistas del clima políticamente correctos que juegan con todo a su favor, incluidos los incendios forestales catastróficos provocados.

Antes de que los primeros barcos de “mundialistas” llegaran a Australia, los pueblos aborígenes tenían programas eficaces de prevención de incendios con muchos objetivos, incluido el uso de incendios pequeños para evitar los grandes. Durante decenas de miles de años, combatieron fuego con fuego para reducir la probabilidad de grandes incendios forestales incontrolados.

Rhys Jones ha descrito su técnica como “agricultura de fogatas”. Según Hallam, los pueblos aborígenes dedicaron hasta el 30 por ciento de su tiempo al control de incendios, y sus esfuerzos fueron recompensados por una simbiosis perfecta entre las poblaciones y su entorno.

Luego llegaron los primeros barcos de “mundialistas” y con ellos la creciente incapacidad para gestionar el monte australiano. Gran parte del bosque australiano no es denso, sino compuesto de muchos arbustos y arbustos leñosos de diverso grosor, generalmente muy secos, especialmente durante el verano, en su mayoría sin hierba, a menudo eucaliptos, que son extremadamente inflamables.

El aceite de eucalipto de las hojas es altamente inflamable. El aceite de eucalipto, la hojarasca y la corteza pelada pueden producir una tormenta de fuego aterradora durante el clima seco y ventoso. Si no se maneja, el combustible arbustivo, se acumula para producir condiciones extremadamente peligrosas que eventualmente terminarán en incendios forestales catastróficos.

Lamentablemente, en Australia se hace muy poco ahora para prevenir los incendios forestales. Si bien ha habido quemas preventivas insignificantes y se ha reducido la limpieza de las áreas públicas, a los ciudadanos también se les ha impedido limpiar su propia tierra y las reservas cercanas, con normas  de imposible cumplimiento.

Por ejemplo, los ciudadanos que viven en el campo no están autorizados a limpiar su parcela de tierra al construir su casa, ya que se les exige plantar un nuevo árbol nativo por cada árbol removido en la misma tierra, sin importar que la extensión sea muy pequeña, pasando por un permiso de planificación largo y costosas autorizaciones.

Tampoco pueden deshacerse fácilmente de las grandes ramas y la biomasa a granel, ya que los ayuntamientos recolectan solo un pequeño contenedor verde para hojas y en pequeñas pasadas dos veces al mes, y la quema de biomasa está prohibida.

En las llamadas reservas nativas o bosques, nadie puede quitar las ramas caídas, cortar el césped o realizar ninguna limpieza, ya que el entorno es “intocable”; la acumulación de combustible a lo largo de los líndes de las propiedades también es un problema.

Como la quema preventiva de las grandes áreas se ha reducido drásticamente, la posibilidad de que se inicien incendios forestales desde los alrededores y se trasladen a áreas habitadas, o viceversa, es muy alta durante la estación seca y calurosa.

El arbusto australiano no puede dejarse como está sin ningún tipo de gestión. Si parte de la biomasa no se recolecta ni se quema, entonces el arbusto se quemará, y el cambio climático no tiene nada que ver con esto, sin importar lo que digan las noticias falsas locales y globales o la “mafia en alquiler”.

La biomasa australiana es un problema, pero también una oportunidad. Las personas inteligentes podrían haber desarrollado técnicas para producir combustibles, calor o electricidad recolectando biomasa, y evitar la quema catastrófica con una técnica adicional para la quema preventiva organizada y eficaz. La limpieza de arbustos es esencial cerca de las casas, donde la otro alternativa falla.

Las políticas de reducción de combustibles no deben ser obstruidas por los mundialistas que juegan al “cambio climático” para apuntar a nuevos órdenes mundiales y políticos malos que  buscan venganza por las elecciones perdidas. Aunque más molinos de viento y paneles solares no ayuden, limpiar el arbusto es una necesidad para evitar los incendios forestales.

Si bien la cobertura de los medios locales y mundiales carece de “precedentes", y de manera similar el número de pirómanos tampoco tiene “precedentes”, la reducción de combustible perdido y la mistificación de la realidad, es poco probable que el número de muertos por incendios forestales de esta temporada carezca de “precedentes”. Durante los incendios forestales victorianos del Sábado Negro de 2009, 180 personas murieron bajo los gobiernos federales y locales del partido laborista.

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar


Eucalipto australiano
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #53 : 15 Enero 2020, 08:45:05 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-------------------------------------

Usted va a pagar el coche eléctrico, aunque nunca tenga uno
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN EL VIERNES 10 DE ENERO DE 2020 21:03ImprimirPDF


Antonio Turiel

Lo que nos dicen

Hay que quitarse de encima los coches de diésel porque contaminan y son malos para el medio ambiente. También hay que deshacerse de los de gasolina. Con el tiempo, incluso tendremos que prescindir de los híbridos. Todos queman petróleo y eso no es bueno para el planeta, nos dicen (y es cierto).

Todos estamos de acuerdo con que hay que proteger el medio ambiente. Pero necesitamos el coche. Para ir trabajar, para ir a buscar a los niños, para ir a hacer la compra, incluso para alguna escapadita.

Así que, vale, usemos coches eléctricos. Pero los coches eléctricos aún no se han popularizado, no hay tantos sitios para recargarlos y aún son caros. Todos estamos de acuerdo con que hay que preocuparse por el planeta, pero sin empujar. Todo el mundo está de acuerdo que hace falta tiempo para desarrollar los coches eléctricos. Hace falta tiempo para hacer el cambio.

Y sin embargo todo son prisas. Más impuestos, más anuncios de que se prohibirán los coches de diésel y gasolina, más restricciones para entrar en el centro de las ciudades. Parece que de repente todo el mundo se ha vuelto loco por cambiar ya al coche eléctrico.

Lo que pasa

En realidad, estas prisas repentinas con los coches de diésel no son solo por la preocupación medioambiental, sino porque la producción mundial de diésel está disminuyendo. No es que se vaya a acabar de hoy para mañana: la caída durará décadas, pero cada vez habrá menos y tendremos que ver cómo se va repartiendo. Así que da la impresión de que se ha decidido que se le va a ir quitando ya a los coches. Es normal: el diésel también lo utilizan los camiones, los tractores, la maquinaria y pronto los barcos. Así que es mejor reservarlo para eso, pero preferiríamos que nos explicasen la verdad.

Esto que le pasa ya al diésel le acabará pasando a la gasolina dentro de pocos años, así que la solución tampoco pasa por los coches de gasolina. Aquí también se tendrá que ir pensando cómo se irá repartiendo la caída de la producción, que también durará décadas. Todo el mundo tendrá que ir conduciendo menos, o dejando el coche.

Eso explica la prisa por deshacerse de los coches con motor de combustión interna y mantener el negocio con la fabricación de otro tipo de vehículos.

Parece que en realidad el cambio no se hace tanto voluntariamente porque nos importe el planeta, sino principalmente obligados porque el petróleo va para abajo. No nos queda otra que pasarnos al coche eléctrico, ¿verdad?

Los problemas del coche eléctrico que nadie explica

Pongamos números sencillos, para entendernos.

La energía que contienen las baterías se mide en kilovatios-hora (kw·h). El kilovatio-hora es la energía que carga una batería si la conectas a un cable con una potencia de un kilovatio durante una hora (eso suponiendo que no haya pérdidas, que siempre las hay, aunque sean pequeñas).

Imagínese que tiene un coche con una batería con capacidad para 50 kw·h. No es un coche pequeño, pero tampoco es de los grandes. Un coche para toda la familia y para ir al trabajo. Con esa batería, el fabricante le dirá que su coche puede llegar a hacer 250 km con una carga completa de la batería, pero los fabricantes siempre exageran. En la práctica, en condiciones de conducción real, la mayoría de las veces se podrán hacer unos 150 km (si hay cuestas, si se usa el aire acondicionado o la calefacción, si la batería ya tiene un tiempo…). Pero imaginemos que esos 150 km le son suficientes para el día a día, le dejan el coche no demasiado caro y se decide a comprárselo.

El problema viene a la hora de cargar el coche. Es un sudoku de lo más complicado. No es imposible, pero hay que calcular mucho, y hay que andarse con ojo.

Pongamos que en su casa tiene contratada una potencia eléctrica de 4,4 kw, que es una potencia contratada bastante habitual en los hogares españoles. Con eso, las cargas completas son complicadas. Incluso aunque pusiera a cargar el coche cuando prácticamente no haya otro aparato consumiendo electricidad en su casa (de noche, cuando todos duermen), para cargar completamente los 50 kw·h del coche necesitaría más de 11 horas usando toda la potencia eléctrica de la casa.

Pero cargar el coche completamente es un caso extremo, es verdad. Imaginemos que no necesita cargar del todo la batería porque solo hizo 60 km: aún así se necesitarían cuatro horas y media en las que apenas se podría usar nada eléctrico en su casa.

No seamos tan cenizos y vayamos a un caso más favorable. Pongamos que es Vd  el usuario medio, el que hace unos 35 km al día. De acuerdo con el fabricante eso debería corresponder a un consumo de 7 kw·h, pero ya hemos comentado que en condiciones reales el coche le va a gastar más, pongamos unos 11 kw·h: son aún dos horas y media de alimentar el coche con toda la potencia de la casa. Puede preparar la instalación eléctrica de su casa para reservar una parte de toda la potencia, digamos 3 kw, para cargar el coche de noche (y que así no le salten los plomos al encender la luz). Con eso recargaría lo que gastó para hacer esos 35 km en unas cuatro horas. Se puede hacer, pero hay que calcular mucho: cuidado con hacer más de 35 km – y si lo hace que cuente con tiempo extra para recargar lo gastado de más -, cuidado con poner la lavadora de noche, acuérdese de conectar el coche al llegar a casa y programar la carga, y asegúrese que se esté las cuatro horas que necesita, y que no tenga que coger el coche para una urgencia…

Si no quiere vivir con tanto estrés y tanto cálculo, podría contratar más potencia a su compañía eléctrica para no ir tan justo. El problema es que le saldría carísimo cada mes.

Pero, espere, quizá la cosa es mucho peor.

Quizá usted es de los que no tiene garaje y tiene que dejar el coche en la calle. Millones de coches duermen en la calle en nuestro país. Para poder recargar esos coches durante la noche haría falta poner un poste eléctrico por cada 5 metros de acera, aproximadamente. Si fueran postes de 22 kw, como los que quiere poner el Gobierno en las gasolineras, en 125 metros de calle se tendría que poner el cableado y los postes para poder suministrar más de un megavatio (Mw) de potencia. Eso es lo mismo que suministra un aerogenerador pequeño. Una ciudad como Madrid, que tiene más de 1.000 km de calles, necesitaría cableados, subestaciones eléctricas y sistemas de control para disponer de unos 8 Gw de potencia (es decir, como todas las centrales nucleares de España). Extrapolando para el resto de España, estaríamos hablando de más de 100 Gw (es decir, como la capacidad eléctrica máxima de España). Así planteado es una obra enorme, algo inimaginable, así que intentemos hacer algo más modesto. Podemos imaginar que se usen postes de mucha menos potencia (por ejemplo, de 4,4 kw en vez de 22 kw), y también que no todas las calles estén cableadas. Igualmente estamos hablando de una infraestructura colosal: incluso si la redujéramos a la décima parte de lo que calculamos más arriba, a “solo” 10 Gw, estaríamos hablando de una instalación enorme que requiere levantar un montón de calles y gastarse un montón de dinero. Y para que luego los usuarios se den de tortas para pillar un poste de ésos libre cuando vuelves tarde de currar y no pudiste recargar el día anterior. Y que no vengan vándalos a cortar los cables, o aprovechados que te quiten la manguera para cargar su coche en doble fila… ¿Y quién paga la recarga? ¿Y cómo se paga? ¿Y el mantenimiento?

La alternativa sería recargar el coche en las electrolineras que se vayan instalando. Los postes de 22 kw que propone el Gobierno recargarían completamente nuestro coche familiar pero sin pretensiones en dos horas y media, lo cual es demasiado lento. Si lo enchufamos solo media hora (lo que daría como para unos 30 km) es aún demasiado lento, sobre todo si hay otros coches esperando para recargar delante de nosotros: simplemente con dos coches por delante ya nos implica esperar una hora y media (una hora a que se carguen ellos y media a que se cargue el nuestro). Y que no se les ocurra recargar más que para 30 km. ¿Se imaginan las colas que se podrían llegar a formar? ¿Y qué harán los propietarios de las estaciones de servicio? ¿Cuántos minutos nos dejarán cargar el coche para que las cuentas les salgan, para que puedan ganar dinero?

Veamos otras alternativas. Podríamos usar postes de carga rápida. De éstos no habrá en todos los sitios, porque son más caros de instalar y mantener, pero con uno de ellos podríamos cargar la batería completamente en media hora, o tan solo cinco minutos para recargar lo suficiente para 30 km. Eso ya comienza a ser más razonable. El problema es que esos postes de alta potencia fuerzan las baterías y eso acorta rápidamente su vida (se calientan mucho). Si usted visitara frecuentemente estos postes, la batería de su coche podría durar solo dos años. Incluso menos. Por eso los puntos de recarga de alta potencia no son una buena opción, y eso sin contar los peligros de usar potencias tan elevadas.

Y esto no se acaba aquí. Las baterías llevan fatal el calor: cuando la temperatura pasa de 35ºC se comienzan a deteriorar, y si pasa de 40ºC se degradan muy rápido, incluso aunque no esté usando el coche. Algo a tener muy en cuenta en España. Intente aparcar el coche a la sombra, y mejor con un ventilador.

Y eso por no hablar de las limitaciones en la producción de litio y cobalto, de los costes prohibitivos, de las prestaciones escasas… Y tampoco hemos comentado cómo subiría el precio de la electricidad, si de repente hay tantos coches eléctricos para cargar y al tiempo disponemos de menos petróleo.

¿Qué significa todo esto? ¿Es imposible pasarse al coche eléctrico para todos? Imposible no lo es, pero haría falta una coordinación extrema para hacerlo posible. Si todos actuáramos de una manera perfectamente coordinada y cuidadosa los números salen; justitos, pero salen. Al menos sobre el papel salen. Ahora bien, ¿se cree usted que nos vamos a organizar tan bien? ¿O esto va a ser el follón habitual?

¿Es el coche eléctrico un coche para ricos?

Lo cierto es que parece difícil generalizar el coche eléctrico para todo el mundo. Caro, poca autonomía, vida de las baterías limitada, y si se generaliza sería una locura para poderlo recargar. Así que el secreto está, quizá, en que no se generalice. En que haya relativamente pocos. Quizá pasar de los 27 millones de coches que hay ahora en España a un millón (o quizá menos).

A lo mejor el negocio de las automovilísticas (lo poco que quede) está en hacer coches de gama alta, sedanes con baterías de 200 y 300 kw·h, con autonomía de muchos cientos de kilómetros, coches que se aparcan solos y que hasta se conducen solos, y el más barato de los cuales se vende por 100.000 euros.

Quien se compra un coche de ésos seguro que tiene un buen enchufe en su casa, y seguro que no tiene problemas para contratar en su casa una potencia de 15 kw de electricidad, o 20 kw, o lo que necesite para mantener todo encendido y el coche cargando cuando le dé la gana. Incluso puede tener un par de coches, para usar uno mientras se recarga el otro.

Pero hay algo que estos conductores adinerados necesitan: puntos de recarga por el camino. Porque cuando hagan un viaje largo necesitarán poder repostar en algún lugar. Y para eso ha de haber puntos adecuados de recarga.

Y no parece que sea rentable poner puntos de recarga para solo un millón (o quizá menos) de coches, al menos no desde la perspectiva de los propietarios de las gasolineras. Así que esos puntos de recarga se tienen que subvencionar, si se quiere que estén ahí. El Estado los tiene que avalar, incluso tiene que obligar, a que se construyan.

Si el coche eléctrico no se generaliza (y como hemos dicho, es difícil que esté al alcance de todo el mundo), apostar por poner muchos puntos de recarga por todo el territorio nacional, invirtiendo para ello mucho dinero público y dando subvenciones al coche eléctrico, podría acabar convirtiéndose en una transferencia de dinero de los pobres a los ricos. Así que antes de lanzarse a esta aventura, en la que todos están haciendo como si todos los problemas del coche eléctrico estuvieran solucionados o a punto de solucionarse, convendría hacer un análisis mucho más pormenorizado y con planteamientos mucho más realistas. Porque no está claro que esto del coche eléctrico nos interese a todos.

¿Realmente interesa apostar tanto por el coche eléctrico?

Nos están vendiendo un futuro deslumbrante de movilidad eléctrica, pero lo que hay ahora mismo es algo mucho más limitado. No está claro que se pueda generalizar el coche eléctrico privado para todos. Probablemente no se puede, y más probablemente aún no resulte rentable hacerlo.

Se insiste, una y otra vez, en que el coche eléctrico es el futuro, como si fuera una verdad evidente e indiscutible, cuando en realidad tendríamos que aclarar unas cuantas cosas antes de lanzarnos a invertir en una nueva burbuja que va a empeorar aún más las condiciones de vida de la mayoría para que solo se beneficie una minoría.

Los defensores de esta transición al coche eléctrico tendrían que plantearse si en realidad no se está promoviendo que se subvencione, con cargo al erario público, un medio de transporte reservado a las clases más pudientes (subvenciones directas al coche eléctrico e indirectas por la vía de las estaciones de carga o los privilegios de uso del espacio público).

Sin duda, hay que tomar medidas contra la contaminación, el cambio climático y el agotamiento de los combustibles fósiles. Pero por lo menos a día de hoy el coche eléctrico no parece que sea la medida adecuada para ello.

Fuente: Crashoil.blogspot.com
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #54 : 17 Enero 2020, 05:27:46 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-----------------------------------


JUEVES, 16 DE ENERO DE 2020
El incendio en Australia no tiene nada que ver con el clima

Los incendios son muy frecuentes en Australia, hasta el punto de que al verano austral lo llaman allá la “temporada de incendios”. Son devastadores y desde 1851 han costado la vida a unos 800 australianos (1).

En otras entradas ya hemos hablado de la lucha del fuego contra el fuego que desde hace 40.000 años llevan a cabo los pueblos aborígenes australianos. Es una técnica agraria que consiste en quemar los matorrales y espacir las cenizas por el suelo para fertilizarlo. Hace más de 2300 años Jenofonte describió la quema de restos agrícolas en el capítulo 18 de su libro sobre economía: “Si se dejan los rastrojos en el suelo, fertilizan después de quemarlos; si se añaden al estiércol, aumentan la masa de fertilizante”.

En inglés la llaman “burning over” y en francés es aún más característico (“écobuage”, “brûlis”) porque expresa su objetivo ecológico. Lamentablemente, ahora estas prácticas tradicionales han acabado prohibidas por motivos... ecológicos. Históricamente los incendios en el medio rural mejoraban el ecosistema; ahora dicen lo contrario: que lo destruyen, que aumentan las emisiones de CO2...

En Australia la temporada de incendios se extiende de julio a octubre en el norte y de enero a marzo en el sur. Para prevenirlos, la Oficina de Meteorología proporciona pronósticos del tiempo para las zonas de riesgo y los gobiernos locales lo califican diariamente en una escala que se coloca a la entrada de los parques y en las carreteras.

Lo mismo que a las tormentas tropicales, a los incendios australes les ponen un nombre: el del día de la semana en que se inician. Los más conocidos son el incendio del 6 de febrero de 1851 (Jueves Negro), en el que 5 millones de hectáreas se consumieron en el estado de Victoria, matando a 12 personas. El de 1983 se llamó Miércoles de Ceniza, el de 2001 la Navidad Negra y el de 2009 Sábado Negro.

Si en el incedio actual han muerto 27 personas, el del Sábado Negro causó 173 víctimas. Si el incendio actual ha arrasado 10 millones de hectáreas, el de 1974 arrasó diez veces más: 117 millones, lo que quivale al 15 por ciento de la superficie del continente.

Los incendios no se producen por causas naturales, salvo muy pocas excepciones. El clima, el viento o la sequía no son la causa de los incendios. La naturaleza sólo pone el combustible y las condiciones para que el hombre los provoque, por negligencia o deliberadamente. El año pasado la policía australiana detuvo a 183 personas acusadas de causar incendios deliberadamente.

En el último siglo la población australiana se ha multiplicado por cinco y se ha expandido. Las áreas rurales o bien permanecen abandonadas o bien su mantenimiento es desastroso por varios motivos. Los nuevos colonos no conocen las prácticas tradicionales, ni saben controlar un fuego. Las políticas seudoecologistas impiden alterar las condiciones ambientales.

En España se habla de incendio forestal o de que el monte se quema, pero Australia es diferente porque los matorrales ocupan 800.000 kilómetros cuadrados, es decir, dos veces la superficie de España. Allá los incendios son arbustivos y resultan fundamentales para prevenir otros mayores.

Australia es un país colonizado y los incendios siempre han formado parte de la política de colonización de nuevas tierras o del cambio forzoso del régimen de propiedad de las mismas, como ocurrió en España tras la desamortización.

En el continente austral la naturaleza pone varias condiciones imprescindibles para que los incendios sean devastadores. La primera son las olas de calor periódicas. En enero de 1896, por ejemplo, durante semanas el calor fue tan sofocante que la gente tuvo que huir en trenes especiales. En enero de 1939 tuvo lugar la ola de calor más extrema que ha golpeado el sudeste de Australia, con 71 personas muertas sólo en Victoria. En enero de 1960 se alcanzó un récord de temperatura de 50,7°C en Oodnadatta.

No obstante, la temperatura en Australia no crece como pretende la seudociencia. Según la Oficina Australiana de Meteorología, la media en el continente sólo ha aumentado en un grado centígrado desde el comienzo de la era industrial. Las olas de calor van y vienen, como las del mar.

Por lo demás, es un error común -muy extendido- equiparar calor con sequía y el incendio de 1974 es el mejor ejemplo de ello, ya que su origen estuvo en una exuberante vegetación debida a las fuertes lluvias de los dos años anteriores, que dejaron los suelos con un combustible muy abundante.

Pero hay más: aunque los dos últimos años (2018 y 2019) han sido secos, los últimos 40 han sido más húmedos que los 70 años anteriores. El último medio siglo ha sido mucho más húmedo que la primera mitad del siglo XX.

Por lo tanto, las cosas ocurren al revés de lo que quieren hacer creer: el riesgo de incendios forestales aumenta cuando hay más precipitaciones durante la temporada de crecimiento de la vegetación que precede a la temporada de incendios.

En materia de incendios no se puede olvidar nunca lo más importante: como ya expusimos en otra entrada, cada año los incendios arrasan -sobre todo- el hemisferio sur y, más en concreto, África y la Amazonia. En el Continente Negro ocurren el 70 por ciento de todos los incendios que hay en el planeta (2).

Para acabar, otra observación que consideramos interesante: por más que los seudoecologistas se empeñen en decir lo contrario, en el mundo cada vez hay menos incendios, especialmente en Europa. Los datos satelitales muestran que que en los últimos años se ha quemado un 18 por ciento menos de superficie a causa de los incendios (3). Pero sobre el cuento de los “fenómenos meteorológicos extremos” también hicimos otra entrada, a la que nos remitimos.

(1) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(2) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
(3) Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar


Mapa de los incendios en el mundo el 8 y 9 de enero de este año


Más información:
- Fuego contra el fuego: el gran incendio de Australia
- “Los arbustos deben arder”: la milenaria técnica que proponen los aborígenes australianos para controlar el fuego
- Los incendios forestales son un nutriente importante en los cultivos de África, la Amazonia, los trópicos y los océanos
- Los mitos de la seudoecología que provocan pánico: los acontecimientos meteorológicos extremos
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #55 : 20 Enero 2020, 05:38:20 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-------------------------------


DOMINGO, 19 DE ENERO DE 2020
Los países africanos no creen en la transición energética

Las tonterías sobre la descarbonización y la transición ecológica son propias de las grandes potencias, satisfechas con su posición hegemónica en los mercados mundiales de la energía y deseosas de que no aparezcan competidores.

Dichas políticas se enfrentan a los planes de los países en desarrollo, como los africanos, que no creen en dichas tonterías y tienen planes muy ambiciosos para impulsar la producción de gas natural licuado (GNL).

En un informe publicado en noviembre del año pasado, la CAO (Cámara Africana de la Energía) indicó que en la última década, los descubrimientos de enormes reservas de gas natural en Mozambique, Tanzania, Senegal y Mauritania han cambiado la fisonomía del Continente Negro. Ahora África puede suministrar dos tercios de la oferta mundial de gas durante unos 20 años.

El mayor productor de GNL de África es Nigeria, cuyo monopolio (Nigeria LNG) ha anunciado inversiones del orden de 10.000 millones de dólares, “para igualar a nuestros pares en todo el mundo”, según Osobonye LongJohn, Presidente del Consejo de Administración de la empresa, en la que participan Chevron, Total y NNPC, la petrolera pública, entre otros.

Pero otros países del continente también están desarrollando proyectos para explotar sus yacimientos. Entre ellos se encuentra Mozambique, que pondrá en marcha dos proyectos de licuefacción en 2024, con una inversión de más de 50.000 millones de dólares.

En la frontera marítima de Senegal y Mauritania se descubrieron hace cuatro años varios campos de gas natural que entrarán en funcionamiento en 2023.

Este año entrará en funcionamiento en Etiopía un proyecto de licuefacción flotante.

Tanzania ya produce de gas natural para el mercado interno pero negociacia la construcción de la planta de licuefacción de gas natural de Lindi y tiene un enorme potencial de recursos descubiertos en el mar por grandes empresas como Exxon, Shell y Equinor, pero una mala gestión política está ralentizando el desarrollo de los proyectos.

Costa de Marfil quiere importar y regasificar GNL antes de introducirlo en las centrales eléctricas que actualmente están paralizadas. El proyecto se ha adjudicado al consorcio CI-GNL compuesto por Total, el operador que posee el 34 por ciento del proyecto, mientras Petroci, la empresa petrolera pública, tiene el 11 por ciento.

Togo, Burkina y Ghana están considerando la posibilidad de importar GNL de Guinea Ecuatorial como parte del proyecto LNG2Africa iniciado por el gobierno de Guinea Ecuatorial.

El año que viene la empresa francesa Total instalará en la costa de Benin una unidad de importación y regasificación de GNL (FSRU).

Senegal también va a instalar una planta flotante de generación de energía en alta mar utilizando la tecnología GNL para la generación de energía a partir de 2023. Cubrirá el 15 por ciento de la demanda de electricidad de Senegal a precios mucho más baratos que los actuales de fuel.
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #56 : 20 Enero 2020, 22:57:12 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-------------------------------

MEDIO AMBIENTE EUROPA
Cambio climático y desigualdad global Agenda principal en el Foro Económico Mundial de Davos
Peter Castagno 20 de enero de 2020
La ex primera ministra del Reino Unido, Theresa May, se dirige al Foro Económico Mundial en Davos 2018. (Foto: Número 10, Flickr)
La ex primera ministra del Reino Unido, Theresa May, se dirige al Foro Económico Mundial en Davos 2018. (Foto: Número 10, Flickr)
El inicio del Foro Económico Mundial coincide con un nuevo informe de Oxfam sobre la desigualdad global de ingresos, que encontró que el 1% más rico ahora posee más riqueza que 6.9 mil millones de personas.
Es probable que el cambio climático y la extrema desigualdad global dominen la conversación en el Foro Económico Mundial de Davos de este año, ya que muchas de las figuras más ricas y poderosas del mundo tratarán de demostrar que están tomando medidas para abordar los problemas más grandes del mundo.

El Washington Post señala que la posibilidad de una administración Sanders o Warren es un tema importante de discusión en la conferencia. Los multimillonarios y los líderes empresariales tratarán de dirigir el debate sobre las soluciones al cambio climático y la desigualdad extrema lejos de las medidas que los progresistas han propuesto, como aumentos de impuestos y medidas antimonopolio, informa el Post.

"Las empresas están realmente preocupadas por la posibilidad de que una administración de extrema izquierda llegue al poder que imponga formas muy diferentes de operar", dijo al Post Colin Mayer, profesor de estudios de gestión en la Universidad de Oxford y asistente del foro . "Los jóvenes se han desviado bruscamente hacia la izquierda", escribió Greg Valliere, estratega jefe de políticas estadounidenses de AGF Investments, en una nota reciente dirigida a los clientes.

La activista climática Greta Thunberg estará en la conferencia, al igual que el presidente Donald Trump, quien se niega a reconocer públicamente el cambio climático. La retirada de Trump del Acuerdo de París convirtió a Estados Unidos en el único país del mundo que no participó en el esfuerzo, y la expansión de su producción de combustibles fósiles por parte de su administración probablemente sea un punto de controversia en el foro.

El Post informa que muchos líderes empresariales han tomado algunas medidas preliminares en previsión de futuras regulaciones ambientales y un posible impuesto al carbono, como el CEO de Blackrock, Larry Fink .


 
"El cambio climático se ha convertido en un factor determinante en las perspectivas a largo plazo de las empresas", escribió Fink en un comunicado ampliamente difundido la semana pasada. "Pero la conciencia está cambiando rápidamente, y creo que estamos al borde de una reforma fundamental de las finanzas".

Sin embargo, algunos críticos dudan de la sinceridad de los líderes empresariales como Fink , y la clase de Davos ha sido criticada durante mucho tiempo por la hipocresía por ocultar su riqueza en paraísos fiscales, invertir en combustibles fósiles y llevar aviones privados a la conferencia.

Desigualdad extrema
Si bien los miembros del foro coinciden ampliamente en la necesidad de más programas sociales para ayudar a abordar la desigualdad global, el Post informa que "pocos aquí quieren hablar sobre pagar más impuestos para financiar estos programas". El historiador holandés Rutger Bregman, quien se volvió viral después criticar a los CEO, inversores y líderes mundiales en la conferencia del año pasado por evadir impuestos y no respaldar su retórica con acción, no fue invitado a asistir al evento 2020.



Rutger Bregman

@rcbregman
For some reason, I haven't been invited to Davos this year. Was it something I said?
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #57 : 20 Enero 2020, 22:59:20 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------------------------

AMBIENTE
El CEO de Blackrock admite que el cambio climático creará 'una remodelación fundamental de las finanzas'
Peter Castagno 15 de enero de 2020
Larry Fink, CEO, BlackRock y Duncan Niederauer, CEO, NYSE en el Financial Times CNBC Nightcap, Davos en 2014.
Larry Fink, CEO, BlackRock y Duncan Niederauer, CEO, NYSE en el Financial Times CNBC Nightcap, Davos en 2014. (Foto: Financial Times)
"BlackRock comenzar su cambio de capital de los combustibles fósiles, incluida la desinversión actual de carbón en sus fondos administrados activamente, es un comienzo fantástico ..."
El CEO de BlackRock, Larry Fink, el jefe del administrador de activos más grande del mundo con aproximadamente $ 7 billones  administrados en nombre de los inversores, anunció el martes que su empresa ahora hará que el cambio climático sea central para sus decisiones de inversión. .

El ejecutivo dijo que BlackRock ahora tendrá demandas más estrictas sobre las compañías en las que invierte la empresa, exigiéndoles que revelen los riesgos relacionados con el clima y que planeen cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Fink citó no solo el daño ambiental como guía de su decisión, sino también su creencia de que el cambio climático reformará las finanzas.

"El cambio climático se ha convertido en un factor determinante en las perspectivas a largo plazo de las empresas ... Pero la conciencia está cambiando rápidamente, y creo que estamos al borde de una reforma fundamental de las finanzas".

“El cambio climático es casi siempre el problema principal que los clientes de todo el mundo plantean con BlackRock. Desde Europa a Australia, Sudamérica a China, Florida a Oregón, los inversores preguntan cómo deberían modificar sus carteras ”, continuó Fink. "Y debido a que los mercados de capital impulsan el riesgo futuro, veremos cambios en la asignación de capital más rápidamente de lo que vemos cambios en el clima mismo".

"En el futuro cercano, y antes de lo que la mayoría espera, habrá una reasignación significativa de capital", agregó.


 
El cambio climático ha aparecido recientemente en los titulares a través del récord de incendios forestales de Australia que mató a más de dos docenas, destruyó miles de propiedades y se estima que mató a más de mil millones de animales. También se informó que las temperaturas del océano alcanzaron un récord esta semana.

El editor de American Prospect, David Dayen, agradeció el anuncio de Fink, argumentando que la mayor amenaza para el sistema financiero global es el cambio climático.

"Los eventos climáticos extremos inducidos por el cambio climático (huracanes, incendios, inundaciones, etc.) pueden estresar los activos asegurados a lo largo de las costas, desde casas hipotecadas y bienes raíces comerciales, hasta pequeñas empresas y granjas que toman dinero prestado", escribió Dayen en noviembre. "Esto es particularmente amenazante para las aseguradoras".

Dayen señala que al menos 16 compañías de seguros fracasaron después de que el huracán Andrew devastara Florida en 1992, un ejemplo de la vulnerabilidad del sistema financiero al cambio climático.


David Dayen
@ddayen
This is the most important story of the day. I don't trust BlackRock but this is in response to significant pressure from grassroots groups. Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar


BlackRock CEO says the climate crisis is about to trigger 'a fundamental reshaping of finance'
The world's largest money manager believes the intensifying climate crisis will bring about a fundamental reshaping of finance.

cnbc.com
116
1:27 PM - Jan 14, 2020
Twitter Ads info and privacy
48 people are talking about this
Otra razón por la que Dayen argumenta que los reguladores y los financieros privados deberían comenzar a adaptar de inmediato el sistema financiero es porque las principales empresas financieras están fuertemente invertidas en carbono, lo que reduciría drásticamente el valor de sus activos sensibles al carbono, que se estima valen billones de dólares.

"Si el Congreso apoya una transición firme lejos de los combustibles fósiles, o si un avance tecnológico hace que las energías renovables sean radicalmente más baratas y fácilmente desplegables, las empresas financieras, las aseguradoras y los inversores con activos sensibles al carbono podrían quedar atrapados abruptamente con inversiones sin valor", escribió Dayen .

Sin embargo, algunos críticos estaban menos impresionados por la declaración de BlackRock, señalando la falta de acción significativa de Fink hasta el momento.


Anand Giridharadas

@AnandWrites
He is one of the world’s largest managers of fossil fuel stocks. Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

CNBC

@CNBC
BlackRock CEO Larry Fink used his annual letter to the world’s biggest companies to warn of the financial risks of climate change. “I do believe many of these problems could be solved. But the actions have to begin now.” Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Embedded video
751
5:21 PM - Jan 14, 2020
Twitter Ads info and privacy
203 people are talking about this
Como informó Intercept en agosto , Blackstone ha proporcionado "financiamiento significativo al mayor empacador de carne del mundo, JBS, que fue capturado año  tras  año comprando ganado criado en tierras amazónicas deforestadas ilegalmente", ayudando a impulsar la deforestación del Amazonas.

Y como Citizen Truth escribió anteriormente , las posturas de principios de Fink parecen renunciar fácilmente, ya que el ejecutivo hizo un gran problema al negarse a asistir a la Iniciativa de Inversión Futura de Arabia Saudita, también conocida como Davos en el Desierto en 2018, en protesta por la ejecución del periodista. Jamal Khashoggi, pero regresó un año después. Fink también fue honrado por el Comité Internacional de Rescate con el Premio Humanitario de la organización benéfica  por su postura supuestamente basada en principios.

Fink regresó a Davos in the Desert en 2019 en anticipación de la salida a bolsa récord de Saudi Aramco , otro ejemplo de cómo los financieros que llaman públicamente a la acción sobre el cambio climático invierten masivamente en combustibles fósiles.

"La codicia de Goldman Sachs, JPMorgan, Citigroup y BlackRock es insaciable",  tuiteó el senador Bernie Sanders en septiembre. “¿A quién le importa si los sauditas están matando de hambre a millones de civiles yemeníes o si nuestro planeta enfrenta una emergencia climática? Sacar provecho de 1,5 billones de dólares en petróleo saudita es demasiado importante ".

A pesar de las acciones de Fink, muchos activistas consideran que el anuncio del CEO es un paso positivo hacia adelante.

"Las nuevas iniciativas de BlackRock coinciden con el tamaño de la crisis que estamos viendo en 2020 y son el resultado directo de una fuerte presión del movimiento climático global", dijo en un comunicado Diana Best, estratega senior del Proyecto Sunrise  . "BlackRock comienza su cambio de capital a partir de combustibles fósiles, incluida la desinversión actual de carbón en sus fondos administrados activamente, es un comienzo fantástico y alza instantáneamente el listón para competidores como Vanguard y State Street Global Advisors".
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #58 : 29 Enero 2020, 21:22:15 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

------------------------------------------------

MIÉRCOLES, 29 DE ENERO DE 2020
Coronavirus: cómo llevar al mundo de un ataque de histeria a otro

Michael Fumento

Un reportero de la CNN transmite desde Wuhan, China, sobre el reciente brote viral. No hay nadie cerca de él que pueda infectarlo, a menos que el camarógrafo esté en el Libro Guinness de los Records por toser y estornudar. Entonces, ¿por qué insiste en usar una máscara quirúrgica azul mientras habla?

Se llama “dramatización”, lo cual es absolutamente necesario, porque no parece haber nada muy especial en esta epidemia de 2019-nCoV o del virus de Wuhan. De hecho, debería llamarse Vdv, o virus déjà vu, porque ya hemos experimentado este tipo de histeria. Y se repite una y otra vez. Han hecho lo del SIDA para los heterosexuales, lo del Ébola varias veces, lo de la gripe porcina H1N1 que en realidad fue mucho menos que la gripe común, y especialmente el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) en 2003.

Una vez que se comienza a desmitificar la histeria colectiva durante las epidemias, se hace fácil porque se repiten los mismos patrones.

La mejor cura para cualquier histeria epidémica es la perspectiva. ¿En qué medida esta nueva epidemia es diferente y, por lo tanto, potencialmente más peligrosa que otras enfermedades que hemos tratado en el pasado o que estamos tratando actualmente?

Etiquetan repetidamente a Wuhan es “mortal”, pero también lo son todos los otros virus con los que la mayoría de la gente está familiarizada. ¿Pero hasta qué punto es mortífero? Se han confirmado casi 600 casos y se han notificado por lo menos 17 muertes.

Hay americanos infectados que están bien. Probablemente es cierto que el número de muertes está subestimado, pero el número de infecciones está ciertamente subestimado. Probablemente, como en el caso de la gripe, por ejemplo, la gran mayoría de los infectados tienen síntomas tan leves que no buscan atención médica.

Por esta razón, una comparación con la tasa de mortalidad de Estados Unidos por la gripe también es muy difícil. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en proporción a las hospitalizaciones, la tasa normal de mortalidad por la gripe es de 8,5 a 17 por ciento, considerablemente más alta que la del virus de Wuhan. Y si se cuentan todas las enfermedades estimadas y reportadas, la tasa de mortalidad por coronavirus es mucho menor.

Lo que podemos decir con seguridad es que el virus de Wuhan hará más daño en China, simplemente porque la atención sanitaria es inferior allí que aquí. Parece que, al igual que la gripe, Wuhan suele matar a través de infecciones secundarias que a menudo son tratables. Y muy efectivamente tratable en occidente. Le sorprendería el número de enfermedades potencialmente mortales (malaria, tuberculosis) encontradas entre los americanos que, aunque causan estragos en gran parte del mundo, no matan prácticamente a ninguno de nosotros.

También parece que las personas con más probabilidades de morir por el virus de Wuhan encajan en el mismo perfil que las muertes por gripe: las personas mayores de 65 años, las que tienen sistemas inmunológicos debilitados y las que tienen afecciones graves preexistentes. Dos de los 17 muertos de Wuhan eran personas de 89 años con afecciones preexistentes; el más joven tenía 48 años y padecía diabetes y había sufrido un derrame cerebral.

El contagio es muy importante, por supuesto. Pero hasta ahora no hay pruebas de que el virus de Wuhan, del que se informó por primera vez hace más de tres semanas, sea más contagioso que la gripe o se propague de forma diferente a la gripe.

Estos son los factores importantes; todo lo demás es exageración y paranoia excesiva.

Se nos dice alto y claro que se está extendiendo de hombre a hombre. Una vez más, la mayoría de las enfermedades contagiosas que pensamos se propagan entre los humanos, con unas pocas excepciones, como la rabia.

Esto es inherentemente malo porque es nuevo, nos dicen. Nos dijeron lo mismo sobre la gripe porcina y el SARS.

Las autoridades sanitarias chinas advirtieron que podría mutar aún más para volverse más mortal o más contagiosa. Lo mismo se ha afirmado para los virus mencionados. De hecho, los virus suelen mutar para ser menos letales, con el fin de preservar el cuerpo del huésped y, por tanto, a sí mismos.

Los medios de comunicación tienen razón al decir que la comparación más cercana que podemos hacer es con el SARS. También se informó por primera vez en China y fue también lo que se conoce como un coronavirus. Pero aunque quieren que recuerdes el SARS como la peste negra con gritos de “Recuerda a tus muertos”, el hecho es que sólo hubo 8.098 casos, de los cuales 774 murieron. Entonces la enfermedad simplemente desapareció. Más de 7.000 de estos casos y alrededor de 650 de las muertes ocurrieron en China continental y Hong Kong solamente. En Estados Unidos sólo se registraron 75 casos y ninguna muerte.

En cambio, el CDC estima que unos 80.000 estadounidenses murieron de gripe hace dos años.

Así que, si lo desea, compre una máscara quirúrgica (probablemente ineficaz) para parecer “gemelos” a los “valientes” periodistas de la televisión. O puedes considerar que las vacunas contra la gripe todavía están disponibles.

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
Publicado por Movimiento Político de Resistencia
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Leytenant
*

Karma: 479
Mensajes: 1652


« Respuesta #59 : 30 Enero 2020, 05:22:11 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

........................................

Soros inyecta $ 1 mil millones a la «red educativa global» para “luchar” contra el «cambio climático y los dictadores» comoTrump, Xi Jinping y Modi
ImprimirPDF


El multimillonario George Soros ha presentado un nuevo proyecto ambicioso: crear una red universitaria mundial que salvaría al mundo del cambio climático y rescataría la democracia de los «dictadores» como el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

La eminencia gris de 89 años del globalismo liberal anunció el jueves «el proyecto más importante de mi vida» en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Describiendo el estado actual del mundo como grave, con los poderes más fuertes «en manos de posibles o verdaderos dictadores», Soros dijo que aportaría $ 1 mil millones para la creación de la Red Universitaria de la Sociedad Abierta, girando en torno a su propia Central Universidad Europea (CEU)

El anuncio se produjo como parte del discurso serpenteante de Soros en la reunión de las élites mundiales, que pintó una imagen calamitosa del mundo: destacó a Trump, el presidente chino Xi Jinping y al Indio Narendra Modi por su nombre, y modelos de «sociedad abierta», como la derrota de la Unión Europea por la decisión del Reino Unido de votar en un gobierno pro-Brexit.

Soros describió a Trump como un «estafador y el narcisista supremo que quiere que el mundo gire a su alrededor», acusando al líder estadounidense de querer «imponer su realidad alternativa no solo a sus seguidores sino también a la realidad misma», elogió la política de línea dura de Trump y lamentó que no llegue lo suficientemente lejos

El multimillonario nacido en Hungría sostuvo el cambio climático como un posible grito de guerra de los seguidores de la «sociedad abierta». También elogió las protestas dirigidas por estudiantes en Hong Kong, sosteniéndolas como un ejemplo de lo que los jóvenes de todo el mundo pueden hacer cuando están debidamente motivados.

Esta fue la introducción de su proyecto universitario, a través del cual Soros espera unir a todos los «académicos excelentes pero en peligro político» en todo el mundo, sin importar lo que eso signifique.

Continuando con su cruzada contra las redes sociales, que también lanzó en Davos hace dos años, Soros criticó a Facebook por tener «una especie de operación informal de asistencia mutua» con Trump.

«Facebook trabajará en conjunto para reelegir a Trump, y Trump trabajará para proteger a Facebook para que esta situación no se pueda cambiar y me preocupa mucho el resultado para 2020», dijo, según Bloomberg.

Esto es simplemente incorrecto «, dijo el portavoz de Facebook Andy Stone cuando se le preguntó acerca de los comentarios de Soros, para los cuales el magnate de la» Sociedad Abierta «no ofreció ninguna evidencia. Soros ha financiado anteriormente los programas de terceros de

«verificación de hechos» de Facebook diseñados oficialmente para «defender la democracia».

Si bien afirma defender la democracia y la «sociedad abierta», Soros ha utilizado grandes cantidades de dinero para influir en la política nacional y local en los Estados Unidos, dando hasta el momento $ 5 millones a los esfuerzos de los demócratas en 2020 para desbancar a Trump, pero también financiando a los fiscales locales con agendas radicales.

Análisis: La promesa del sionista Soros para luchar contra el «nacionalismo» demuestra que continuará sus batallas políticas más allá de la tumba

Graham Dockery*

El filántropo liberal George Soros ha prometido mil millones de dólares para establecer una red universitaria para luchar contra el nacionalismo. Los enemigos que esperan que sus causas mueran con él seguramente estarán decepcionados.

"El proyecto más importante de mi vida"

Independientemente de la atención médica que disfrute George Soros que nosotros, simples mortales, solo podemos imaginar, probablemente morirá antes de que el estado nación se disuelva en su preferida melange sin fronteras.

En declaraciones a la élite mundial en Davos (naturalmente), el financiero nacido en Hungría dijo que la Open SocietyUniversity Network (OSUN) reunirá a "académicos excelentes pero en peligro político" para hacer campaña por el liberalismo, sea lo que sea que eso signifique.

Soros, uno de los administradores de fondos de cobertura más exitosos del mundo, se encuentra entre los hombres más ricos de la Tierra, con un patrimonio neto estimado de $ 8 mil millones. Eso se suma a los $ 32 mil millones que ha donado a una red de ONG, organizaciones “benéficas” y campañas políticas a través de sus Open SocietyFoundations, básicamente una máquina de influencia global, a veces trabajando al descubierto, a menudo bajo un rango desconcertante de nombres.

Solo porque puede, ¿significa que debe?

Soros tiene derecho a donar a las causas que le gusten, siempre que sean legales. Pero, ¿qué tipo de mundo formará el cuadro de las élites liberales formadas en las instituciones de OSUN?

Los "dictadores" contra los que Soros quiere que la OSUN luche no son señores de la guerra que dirigen estados fallidos en África. Son populistas como Donald Trump y el primer ministro indio Narendra Modi, cuyo nacionalismo simplemente choca con la visión del mundo de Soros.

De hecho, le dijo al New York Times el año pasado: "Es una manera perfecta de decirle a un dictador o un posible dictador, que me identifique como un enemigo".

No espere ver a estos futuros funcionarios liberales luchando contra dictadores inventados en casa, siempre en el extranjero.

Estos graduados educados por Soros surgirán como portadores de la antorcha de la cosmovisión de su benefactor, que lejos de estar en "peligro", una afirmación verdaderamente extraña considerando las inclinaciones políticas de la mayoría de los campus universitarios, ya cuenta con el respaldo de todos, desde el New York Times, hasta Silicon Valley o Hollywood.

Es el mundo de George, y ya estamos viviendo en él.

Entre los objetivos de Soros están la liberalización del sistema de justicia, la federalización de Europa, la oposición al nacionalismo y la erosión de las fronteras nacionales, por nombrar solo algunos.

Soros no vivirá para ver estos objetivos plenamente realizados, pero lo dejará como herencia. Su patrocinio de jueces progresistas y fiscales de distrito en los EE. UU. tendrá un impacto directo en la vida de los estadounidenses, cuando los ciudadanos de sus distritos descubran si sus políticas de "suavidad frente al crimen" traen paz o una ola de delincuencia. Los europeos conocerán el impacto de la defensa de Soros cuando, para bien o para mal, vean los cambios demográficos de sus barrios como consecuencia de la inmigración masiva.

Imagine si Soros fuera de derecha

El aspecto más notable de los juegos de poder de los últimos años de Soros es la fácil aceptación que obtiene del Establishment, a pesar del alcance de su intromisión, que a menudo cruza descaradamente las fronteras políticas.

Esto en un momento en que las personas son catalogadas como traidoras literalmente por solo hablar con un funcionario ruso.

Para ver el alcance de esta hipocresía, compárelo con otro filántropo multimillonario políticamente motivado: David Koch, quien falleció recientemente. La muerte de Koch vio artículos de opinión que describieron su legado como "monstruoso", "aterrador" y "vergonzoso". Sus regalos para el planeta, escribió un columnista de TheGuardian, fueron "muerte y destrucción".

Junto con su hermano Charles, Koch utilizó las ganancias de los negocios de su familia para financiar a legisladores republicanos y grupos de expertos conservadores, promulgando su mensaje de gobierno limitado, libertad de responsabilidad social y, por supuesto, exenciones de impuestos para oligarcas como él.

Soros financió Black LivesMatter; Koch financió la fiesta del té. Soros financia el Centro liberal para el progreso estadounidense; Koch financió el conservador Instituto Cato. Soros inyectó $ 15.9 millones para presionar al Congreso en el tercer trimestre de 2019; Koch gastó $ 2 millones en el mismo período. Esto da una idea general.

Cuando Charles Koch patrocinó un programa de becas en Utah, TheGuardian se preocupó de que la universidad fuera vista como un "portavoz de la derecha" de línea dura. Los esfuerzos educativos de Soros se han librado de tales críticas. Su Universidad Central Europea, ubicada en su Hungría natal, ha sido descrita como un "bastión de la libertad académica y un símbolo de la sociedad abierta".

La red de thinktanks y ONG de Koch ha sido denominada "el Kochtopus". Imagine por un momento que los principales medios de comunicación utilizaran imágenes similares para referirse a la máquina de influencia de Soros. Los gritos de antisemitismo serían ensordecedores.

Una llamada a los medios

Esto no es una defensa de los hermanos Koch.

Ver figuras tan poderosas tan atacadas por los medios es refrescante y un recordatorio de que el cuarto estado todavía es capaz de responsabilizar a la élite de vez en cuando.

En todo caso, esto es un llamado a los medios de comunicación, y no solo a los medios de comunicación partidistas, para mirar a Soros con el mismo espíritu y preguntar: "¿Deberían los caprichos ideológicos de un multimillonario determinar el futuro político de naciones enteras?"

Porque si no lo hacen, preparémonos para vivir su visión y seguro de que sus miles de millones no solo lo sobrevivirán a él, sino que también nos sobrevivirán a nosotros.

*periodista, comentarista y escritor irlandés en RT. Anteriormente con sede en Amsterdam, escribió para DutchNews
En línea
Páginas: 1 2 3 [4] 5 6 7   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

VVS RKKA Topsites List
Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.21 | SMF © 2006-2009, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!