24 Junio 2019, 14:03:09 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias: Foro RKKA
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: 1 2 3 [4] 5 6 7 8 9   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Articulos interesantes de politica mundial.  (Leído 8791 veces)
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #45 : 13 Enero 2017, 05:03:36 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #46 : 13 Enero 2017, 05:29:34 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------------------------------

¿Puede Turquía ponerse del lado de Rusia?

por Thierry Meyssan

Aunque Rusia tiene históricamente un pasado difícil en su relación con Turquía, y a pesar de que no olvida el papel que el actual presidente Erdogan desempeñó contra ella en la primera guerra de Chechenia, una posible salida de Ankara de la OTAN resulta muy interesante para Moscú. En el bando contrario, el Estado profundo estadounidense, que mantiene su ambición imperial a pesar de la elección de Donald Trump, está dispuesto a todo para mantener a Turquía en la alianza atlántica.

RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 10 DE ENERO DE 2017

Lo que John Kerry hace de día, Victoria Nuland lo deshace de noche.
Para garantizar su supervivencia personal, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha desatado una gran purga contra todos los elementos pro-estadounidenses de Turquía, purga que se suma a la lucha que ya había emprendido contra Siria, contra el PKK [1] y, ahora, contra los mercenarios de Daesh, anteriormente bajo sus órdenes.

La destrucción de la influencia de Estados Unidos en Turquía se inició primeramente con la erradicación del movimiento Hizmet de Fethullah Gulen, el predicador islamista que trabaja para la CIA desde su exilio estadounidense en Pensilvania. Y ahora prosigue con la destitución –y frecuente arresto– no sólo de todos los militares turcos vinculados a Estados Unidos, sino de los militares laicos en general. ¡La prudencia nunca está de más!

El resultado es que 450 de los 600 oficiales superiores turcos destacados en la OTAN recibieron desde Ankara órdenes de regresar a Turquía. Más de 100 de esos militares han preferido solicitar asilo político en Bélgica, país sede de la OTAN.

La primera consecuencia de esa purga anti-laica es que el ejército turco queda decapitado por un largo periodo. En 5 meses, un 44% de los generales turcos han sido separados de sus cargos. Pero anteriormente, el 70% de los oficiales superiores ya fueron destituidos, arrestados y encarcelados en el marco del escándalo Ergenekon. Sin oficiales superiores capaces de garantizar su dirección, la operación turca «Escudo del Éufrates» se ha estancado.

Eso implica que Erdogan se ve obligado a revisar sus ambiciones militares para los próximos años, renunciando incluso a buena parte de ellas, ya sea en Siria, en Irak o en Chipre –3 países donde actualmente ocupa territorios. Eso lo llevó a abandonar el este de Alepo, en Siria, aunque no Idlib, y ahora se dispone a retirar sus tropas de Bachiqa, en Irak.

Desde la perspectiva de Washington, la posibilidad de que Turquía salga de la OTAN, o al menos del Mando Integrado de la alianza atlántica, ya provoca sudores fríos a la facción imperialista del poder estadounidense. En cantidad de efectivos, el ejército turco es el segundo más grande de la OTAN, después del ejército de Estados Unidos.

Sin embargo, también en Washington, la eventual salida turca de la alianza atlántica suscita más bien alivio entre los miembros de la facción del presidente electo Donald Trump, quien estima que Turquía es un país a la deriva.

De ahí el forcejeo de los neoconservadores por traer a Turquía de regreso en el «sentido de la Historia», léase el del «Nuevo Siglo Americano». Para lograrlo, Victoria Nuland, secretaria de Estado adjunta, está tratando de ofrecer Chipre al presidente Erdogan, un proyecto que la propia señora Nuland concibió después de las elecciones de 2015, cuando el presidente Barack Obama ordenó la eliminación del presidente turco.

Chantajeando al presidente chipriota Nikos Anastasiadis, la señora Nuland lo “incitó” a aceptar su «plan de paz» para Chipre: según ese plan la isla sería reunificada y desmilitarizada –en otras palabras, Chipre se quedaría sin ejército– y la OTAN desplegaría allí sus propias tropas, concretamente… tropas turcas. O sea, el ejército turco completaría su conquista de Chipre sin disparar un tiro. Si se negara a aceptar ese absurdo arreglo, el presidente Anastasiadis se vería enjuiciado ante un tribunal de Nueva York por su implicación como abogado en los negocios de la firma Imperium de su amigo ruso Leonid Lebedev que pusieron en juego 2 000 millones de dólares.

Resumiendo, una ruptura con la OTAN le costaría a Turquía el noreste de Chipre, que actualmente ocupa, mientras que quedarse en la alianza atlántica le aportaría el control de toda la isla.

Por supuesto, dentro de unas semanas el futuro secretario de Estado Rex Tillerson, ya nominado por Trump, podría sacar a Victoria Nuland del Departamento de Estado. Pero eso no quiere decir que el grupo que ella representa perdería todo acceso al poder. La señora Nuland es miembro de la familia de los fundadores del «Proyecto para un Nuevo Siglo Americano», que participó en la planificación de los hechos del 11 de septiembre de 2001. Su suegro, Donald Kagan, del Hudson Institute, instruyó a los neoconservadores y a los discípulos de Leo Strauss en la historia militar de Esparta. Su cuñado, Frederick Kagan del American Entreprise Institute, se ocupó de las relaciones públicas de los generales David Petraeus y John R. Allen. Su cuñada, Kimberly Kagan, creó el Institute for the Study of War. Su marido, Robert Kagan, percibe actualmente un salario pagado por el ex emir de Qatar en la Brookings Institution. Cuatro individuos, 5 tanques pensantes… una sola ideología.

Victoria Nuland, por su parte, fue sucesivamente embajadora de Estados Unidos ante la OTAN, portavoz de Hillary Clinton y organizadora del golpe de Estado de Kiev, en febrero de 2014. Ayudó al hoy presidente de Ucrania Petro Porochenko y a Erdogan a crear oficialmente la «Brigada Islámica Internacional» que ha perpetrado importantes sabotajes en Rusia y todo indica que el Estado profundo estadounidense dará continuación a su acción contra la futura administración Trump.

Quien prosigue la guerra en Siria es el grupo que está detrás de los Kagan, y su único objetivo es ahora mantenerse en el poder. El presidente Barack Obama no sólo no logró sacarlos de su administración sino que además una personalidad como Victoria Nuland, considerada figura de proa de la administración Bush, no encontró obstáculo para escalar posiciones en la administración demócrata y organizar una ola de rusofobia. Después de haber trabajado en perfecta armonía con Hillary Clinton, la señora Nuland nunca dejó –junto a su amigo Jeffrey Feltman, el verdadero mandamás de la ONU– de sabotear la diplomacia del secretario de Estado John Kerry.

Conocedor del carácter voluble de Erdogan, personaje siempre capaz de cambiar bruscamente de estrategia, Moscú tendrá que arreglárselas para tranquilizar al angustiado presidente chipriota Anastasiadis, o para proponerle a Ankara algo más interesante y lograr que se mantenga a medio camino entre Estados Unidos y Rusia.

Thierry Meyssan
Fuente
Al-Watan (Siria)
<:ver_imprimer:>  Facebook  Twitter Delicious Seenthis Digg RSS
[1] El PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) es el partido de los kurdos de Turquía. Nota de la Red Voltaire.

Thierry Meyssan
Thierry Meyssan Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

 
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #47 : 13 Enero 2017, 05:38:06 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

sobre lo que esta pasando en china, un particular punto de vista

---------------------------------------

El territorio del Lince

jueves, 12 de enero de 2017
Sobre un triunfo y la relevancia

Ya que acabo de hablar de China, con las acusaciones que hace EEUU de "espionaje desde hoteles", voy a seguir con este país pero con lo que pasa a nivel interno. Tal vez alguien sepa que se acaban de conmemorar los 123 años del nacimiento de Mao. Desde que murió, el poder (aunque formalmente siga en manos del Partido Comunista) fue haciendo todo lo posible y lo imposible por convertir al fundador de la nueva China en poco más que un icono para vender camisetas. Es un decir: se limitaba a poner los retratos y poco más mientras deshacía con minuciosidad todo lo que Mao había hecho. Unos lo llamaron rectificación, otros modernización y otros a saber.

El caso es que en medio de esta vorágine, la fecha del nacimiento de Mao fue prácticamente desapareciendo de las celebraciones oficiales. Pero el pueblo chino no lo olvidó y siguió, por su cuenta y a veces enfrentándose al poder, conmemorando el natalicio. Al principio fueron solo unos cuantos cientos, luego unos cuantos miles y desde hace cinco años son decenas de miles quienes acuden al pueblo de Shaoshan (ahora tiene unos 100.000 habitantes) para rendir sus respetos a Mao. Al poder, léase a quienes dirigen en la actualidad el PCCh, no le quedó otro remedio que sumarse al homenaje ante la posibilidad de ser superado por las ansias de la población.

Era una expresión simbólica del hartazgo con el capitalismo que hay en una parte de la población china, pequeño si queréis, pero significativo. Han comenzado los despidos masivos de trabajadores en la industria de la siderurgia y del carbón, entre otros sectores productivos -aunque el colchón social de ayuda a los parados es bastante alto- y la posibilidad de que todo ello conlleve una "amenaza de la estabilidad social" que lleve a una "revolucionarización" es bastante alta para el poder. Porque esa "revolucionarización" sería siempre por la izquierda.

El PCCh está preñado en sus altas esferas de neoliberales y también llevan un tiempo intentando "readecuar" los planes de estudio para hacerlos coincidir con los occidentales. Pero aquí toparon con hueso.

La rebelión comenzó en las universidades, que comenzaron a reclamar "Más Marx, menos Occidente" en un movimiento que no ha dejado de crecer y que ya cuenta con una importante victoria. Esta es una foto de la Universidad de Taiyuan, provincia de Shanxi, durante una manifestación en el campus de los "Jóvenes Marxistas" que están proliferando en muchas de ellas.



El gobierno ha dado marcha atrás, si se quiere parcial, en su pretensión de continuar con la occidentalización de los planes educativos. El Ministerio de Educación pretendía una revisión de los libros de texto para la enseñanza primaria y secundaria primando los valores occidentales, sobre todo alabando el "libre mercado". Pero la reacción no sólo de los estudiantes, sino de una parte significativa de los profesores y, sobre todo, de los padres ha hecho que esa reforma no haya llegado a las aulas. Estudiantes, profesores y padres planteaban que lo que tenía que primar en la educación primaria y secundaria eran los valores patrióticos y revolucionarios y el gobierno se la ha tenido que envainar y aceptarlo. Así, el 10 de enero el gobierno anunció una reforma en esta línea.

Uno de los aspectos más sensibles para China es la ocupación japonesa de una parte importante del país durante la II Guerra Mundial y esa fase de la historia prácticamente había desaparecido de los libros de texto. Pues bien, a partir de esta primavera de 2017 todos los libros de texto, hasta el nivel universitario, van a incluir un apartado extenso de esta etapa histórica que durante todo el tiempo que duró, 14 años, desde 1931 a 1945, tuvo una importancia crucial en la derrota del fascismo. El ejército japonés fue muy debilitado por la resistencia china, especialmente la comunista, y eso influyó en las derrotas que sufrió frente a EEUU y otros aliados en Asia.

Aunque, como ocurre con la URSS, no hay datos completos del número de muertos (en la URSS se estima en unos 26 millones), en China se considera que unos 35 millones murieron durante la ocupación japonesa. Solo en la ciudad de Nanjing, y en unas terroríficas seis semanas de diciembre de 1937 y enero de 1938,  murieron 300.000 personas y 20.000 mujeres fueron violadas.

Al igual que pasaba con la ciudad natal de Mao, en muchas ciudades chinas los residentes hacían caso omiso a los poderes locales y celebraban por su cuenta el inicio de la resistencia popular contra los invasores japoneses en fechas muy anteriores a las que se recogían en los libros de texto. Eso venía sucediendo año tras año no sólo en pueblos pequeños sino en ciudades como Shenyang (8 millones de habitantes), donde se podía ver a los coches tocando el claxon cada 18 de septiembre y se oían las sirenas de los colegios y de algunos edificios oficiales. Este año, hasta el ayuntamiento de Shenyang se ha sumado oficialmente a esa fecha.

En China hay un movimiento que no se puede parar, pero sí encauzar. Es lo que está haciendo la actual dirección del PCCh no sólo dando estos pasos, sino yendo un poco más allá. La lucha contra la corrupción y la expulsión de cuadros y militantes por esto y por arribistas se está comenzando a generalizar. Incluso el presidente Xi Jinping utiliza cada vez más algunas frases y referencias maoístas.

También por presión de ciertas universidades, se está revisando el comportamiento de los profesores. En la de Jianzu, en la provincia de Shandong, se ha destituido de su cargo en el PCCh a un profesor -que también era consejero del gobierno de la provincia en materia educativa- y se le ha despedido de la Facultad de Artes por haber publicado un artículo muy crítico con Mao, aprovechando la conmemoración de su nacimiento, siguiendo los parámetros occidentales clásicos: libertad, democracia, etc, etc. Ni qué decir tiene que toda la reacción china, que la hay, ha utilizado todos los canales de que dispone, dentro y fuera de China, para hablar de "ataque a la libertad de expresión" del personaje en cuestión. Los servicios en chino de los medios de propaganda radiofónicos occidentales llevan tres días hablando del asunto (tranquilidad, que esto no es injerencia) y refiriéndose a este personaje como "víctima del comunismo" (sic) pero, no tan curiosamente, no han dedicado ni un segundo a la modificación de los planes de estudio que he mencionado más arriba.

Y es que este personaje en su crítica a Mao dijo: "si hubiese muerto en 1945 nos hubiésemos ahorrado 6 millones de muertos". Esta es la fecha en la que se inició la guerra revolucionaria, una vez derrotado el fascismo japonés, y esos 6 millones son los que se considera murieron en los cuatro años, 1945-1949, que duró hasta que triunfó el Partido Comunista y se instauró la República Popular. Cuando se le requirió por qué no se refería a la ocupación japonesa -Mao, como todo el PCCh, jugó un importante papel en la resistencia- dijo que no era relevante y que él a quien criticaba era a un personaje, Mao, que "había llevado al país a la hambruna".

Como sé que no tenemos costumbre de ver otro cine, os dejo un trozo de una de las películas que en China recuerdan esa masacre. Los cinéfilos dicen que recoge con bastante fidelidad uno de los métodos de violación masiva de mujeres chinas por parte de los japoneses. Sólo con verlo podéis imaginaros lo que ocurrió y que, para los críticos de Mao, en China y fuera de China, no es relevante.
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #48 : 13 Enero 2017, 22:48:20 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

" nos gobiernan retrazados mentales "  imperdible
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #49 : 14 Enero 2017, 04:58:21 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

--------------------------------------------------------------

Published 13 January, 2017 by Comunidad Saker Latinoamérica
Riesgos y Oportunidades para 2017
Este artículo fue escrito para la revista Unz: Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

Sólo unos días de 2017 y ya podemos decir con gran grado de confianza que 2017 será un año histórico. Además, afirmo que 2017 será el “Año del triunfo”, porque una de tres cosas sucederá: o Trump cumplirá plenamente sus amenazas y promesas, o Trump cumplirá algunas, pero pocas, de sus amenazas y promesas o , finalmente, Trump será neutralizado por el Neocon- que rige al Congreso, a los medios de comunicación, y a la comunidad de inteligencia. Incluso podría ser destituido o asesinado. Por supuesto, hay una infinidad de sub-posibilidades aquí, pero para el propósito de esta discusión llamaré la primera opción “Trump completo”, la segunda “Trump leve” y la tercera “Trump anulado”. Antes de discutir las posibles implicaciones de estas tres opciones principales, necesitamos por lo menos establecer el escenario con un recordatorio a qué tipo de situación el Presidente Trump se estará enfrentando. Hablé de algunas de ellas en mi análisis anterior titulado “2016: el año del triunfo de Rusia” y sólo mencionaré algunos de los resultados clave del año pasado en esta discusión. Son:

Estados Unidos ha perdido la guerra contra Siria. Elegí cuidadosamente mis palabras: lo que en un principio tenía muchos aspectos de una guerra civil casi inmediatamente se convirtió en una guerra de agresión por una gran coalición de países bajo el liderazgo de los Estados Unidos. Desde la creación de los “Amigos de Siria”, hasta el apoyo encubierto de las diversas organizaciones terroristas, hasta los intentos de aislar al gobierno sirio, los Estados Unidos rápidamente tomaron el control de la “guerra contra Assad” y ahora “poseen” esa derrota. Ahora es Rusia quien está en pleno control del futuro de Siria. En primer lugar, los rusos trataron de trabajar con los Estados Unidos, pero pronto se hizo imposible, y los rusos concluyeron con total repugnancia que la política exterior estadounidense no se dirigía desde la Casa Blanca o Foggy Bottom, sino desde el Pentágono. El Pentágono, sin embargo, completa y abyectamente no logró nada en Siria y los rusos parecen haber llegado a la asombrosa conclusión de que simplemente pueden ignorar a los EE.UU. de ahora en adelante. En su lugar se dirigieron a los turcos y los iraníes para detener la guerra. Este es un desarrollo absolutamente asombroso: por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos se han vuelto irrelevantes para el resultado de un conflicto que contribuyeron en gran medida a crear y perpetuar: habiendo concluido que los estadounidenses son “incapaz de acuerdo” (недоговороспособны) los rusos ni siquiera intentarán oponerse a los esfuerzos estadounidenses, simplemente los ignorarán. Creo que el caso de Siria será el primero y más dramático, pero que en el futuro lo mismo ocurrirá en otros lugares, especialmente en Asia. Esa es una situación que ningún estadounidense a tenido que enfrentar y es muy difícil predecir cómo se adaptará Trump a esta situación completamente nueva. Soy un optimista prudente de que, como buen hombre de negocios, Trump hará lo correcto y aceptará la realidad de lo que es concentrar sus esfuerzos y recursos en algunas cuestiones / regiones críticas en lugar de continuar con el sueño de Neocon de ” Dominancia del espectro “. Pero más de eso después.
Europa está en estado de caos total. Como lo he escrito muchas veces, en lugar de que la Ucrania se convierta en Europa, Europa se convierte en la Ucrania: sencillamente insostenible y condenada al fracaso. La crisis europea es masiva y de múltiples capas. Se trata, por supuesto, de una crisis económica, pero esa crisis se agrava por una crisis política, que a su vez se ve agravada por una profunda crisis social y, en consecuencia, todo el sistema de la UE y las élites que lo dirigían ahora Ante una crisis fundamental de legitimidad. En cuanto a los políticos europeos, están mucho más ocupados negando la existencia de la crisis en lugar de tratar con ella. Los Estados Unidos, que durante décadas fomentaron y nutrieron cuidadosamente a toda una generación de “líderes” europeos neutrales, estrechos, castrados e infinitamente subordinados, ahora se enfrentan al desagradable resultado de que estos políticos europeos están tan desorientados como los cachorros ciegos y que simplemente no tienen Política ni visión alguna en cuanto a qué hacer a continuación: todos están encerrados en un modo de supervivencia a corto plazo caracterizado por una visión de túnel casi total que les hace olvidar el medio ambiente en el que están operando. Un continente que produjo la talla de Thatcher, De Gaulle o Schmidt produce ahora no-entidades insustanciales como Hollande o Cameron. Trump heredará así una colonia de facto completamente incapaz de manejarse a sí misma. Y, para empeorar las cosas, mientras que las “élites” compradoras de esa colonia no tienen visión ni política, al mismo tiempo son profundamente hostiles a Donald Trump y en pleno apoyo a sus enemigos neoconservadores. Una vez más, esta es una situación que ningún presidente estadounidense ha enfrentado jamás.
Rusia es ahora el país más poderoso del planeta. Sé que la economía rusa es relativamente pequeña, Rusia tiene bastantes problemas y hace apenas un año Obama descartó a Rusia como una “potencia regional”, mientras que McCain se refirió a ella como una “gasolinera disfrazada de país”. ¿Qué puedo decir? – estos dos imbéciles estaban simplemente equivocados y hay una buena razón, la abundancia de hecho, porqué Forbes ha declarado a Putin el hombre mayor alcance en la tierra por cuarto año consecutivo. Y no es sólo porque las fuerzas armadas rusas son probablemente las más poderosas y capaces en la tierra (aunque no las más grandes) o porque Rusia ha derrotado a Estados Unidos en Siria y, en realidad, el resto de Oriente Medio. No, Rusia es el país más poderoso en la tierra debido a dos cosas: Rusia rechaza abiertamente y denuncia el sistema político, económico e ideológico mundial que Estados Unidos ha impuesto a nuestro planeta desde la Segunda Guerra Mundial y porque Vladimir Putin goza del sólido apoyo de unos 80 % + De la población rusa. La fuerza más grande de Rusia en 2017 es moral y política, es la fuerza de una civilización que se niega a jugar con las reglas que Occidente ha impuesto con éxito al resto de la humanidad. Y ahora que Rusia ha logrado “empujar” a otros inevitablemente seguirá (de nuevo, especialmente en Asia). Esta es también una situación completamente nueva para el próximo presidente estadounidense que tendrá que operar en un mundo en el que desafiar al tío Sam ya no sólo no es una sentencia de muerte, sino que incluso podría ser visto como algo de moda.
China está ahora comprometida en una alianza estratégica con Rusia, algo único en la historia del mundo. A diferencia de las alianzas pasadas que podrían romperse o retirarse, lo que Putin y Xi hicieron fue convertir a sus países en simbiontes: Rusia depende básicamente de China para muchos bienes y servicios mientras que China depende de Rusia para energía, defensa, aeroespacial y alta tecnología. Para los interesados ​​en este tema recomendaría la excelente Documentación Técnica que Larchmonter445 escribió para el blog Saker sobre este tema: La Doble Hélice de Rusia-China). Como resultado, Rusia y China hoy son como un tipo de “gemelos siameses” que tienen cabezas separadas (independencia política y sus propios gobiernos) pero que comparten una serie de órganos vitales para ambos jefes. Esto significa que incluso si Rusia / China quisiera “echar a China / Rusia” a cambio de un acercamiento con Estados Unidos, no podría hacerlo. Hasta donde yo sé, nada parecido ha ocurrido antes. Nunca hubo dos (ex) Imperios decididos a permanecer separados, pero totalmente integrados entre sí. Ninguna carta magna, ninguna gran alianza, ningún tratado solemne fue firmado nunca que haciera posible que esto sucediera, solamente un número enorme de (comparativamente) pequeños contratos y acuerdos. Y, sin embargo, en toda quietud han conseguido algo único en la historia. Lo que esto significa para los Estados Unidos es que no pueden ya contar con su estrategia favorita divide et impera para tratar de gobernar el planeta, porque esa estrategia simplemente no puede funcionar más: incluso si los líderes rusos y chinos se enfrentaran en una disputa caliente, no podrán deshacer lo que ahora se ha hecho. El impulso integracionista entre China y Rusia probablemente sólo podría ser detenido por una guerra, y eso simplemente no sucederá. Ahora Trump está haciendo muchos gestos provocativos hacia China, posiblemente con la esperanza de que si Estados Unidos normaliza las relaciones con Rusia, China se encontraría aislada. Pero aislar a China es tan imposible como aislar a Rusia, y provocar a China es simplemente una pérdida de tiempo. Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, el próximo presidente estadounidense tendrá que aceptar que en el triángulo Rusia-China-Estados Unidos, Estados Unidos es la parte más débil y vulnerable.
Irán es demasiado poderoso para ser intimidado o sometido. Es cierto que Irán es mucho más débil que Rusia o China y que Irán no es un jugador internacional importante. Sin embargo, yo diría que Irán es una superpotencia regional formidable que probablemente puede tomar por sí sola cualquier combinación de países regionales y prevalecer contra ellos, aunque a un gran costo. Al igual que Rusia, Irán está protegido por una perfecta combinación de geografía y fuerzas armadas avanzadas. Ah, claro, las capacidades iraníes no están muy a la par con las de los Estados Unidos o Rusia, pero son lo suficientemente poderosas como para hacer de Irán un objetivo extremadamente duro y peligroso de atacar. Hace muchos años, en el distante 2007, escribí un artículo titulado “Opciones de respuesta asimétrica de Irán“, que ahora está claramente pasado de moda, pero principalmente en el sentido de que desde 2007 Irán se ha vuelto aún más peligroso de atacar, ya sea por los EE.UU., Israel o un combo de ambos. ¿Rusia y / o China irían a la guerra con los EE.UU. en caso de un ataque EE.UU. / Israel contra Irán? No. Pero habría consecuencias políticas muy severas a pagar por los Estados Unidos: un veto garantizado en la UNSC (incluso si las fuerzas estadounidenses son atacadas en la KSA o en el Estrecho de Ormuz), el apoyo político, económico y posiblemente militar a Irán, el apoyo de inteligencia a las operaciones iraníes, no sólo en Irán, sino también en Siria, Irak, Afganistán y otros lugares, una actualización de las relaciones actualmente semioficiales con Hezbollah y el apoyo a la Resistencia Libanesa. Pero la principal “arma” usada contra Estados Unidos sería informativa – cualquier ataque sería vehementemente opuesto por los medios de comunicación rusos y la blogosfera occidental simpatizante de Rusia: este es exactamente el escenario que los EE.UU. y la OTAN temen tanto: una campaña de desprestigio liderada por RT y Sputnik en las redes sociales. Esta es una nueva realidad para 2017: no estamos acostumbrados a la noción de que Rusia también tiene algún tipo de “poder blando”, en este caso el poder político suave, pero el hecho es que estas capacidades rusas son reales y formidables y esto es el porqué los neoconservadores culpan tanto del Brexit como de la victoria de Trump en Estados Unidos a la “máquina de propaganda del Kremlin”. Si bien no existe tal “máquina”, existe una blogosfera activa y un espacio de medios no estadounidenses en Internet que parecen ser lo suficientemente potentes como para alentar un tipo de “rebelión de los siervos” contra los líderes neoconservadores del Imperio. La conclusión es la siguiente: Estados Unidos ha perdido su monopolio de información en el planeta y el próximo presidente de EE.UU. tendrá que competir, competir realmente, para convencer y entusiasmar con sus puntos de vista y agenda.
¿Cómo llevará Trump estos desafíos fundamentalmente nuevos?

Si es “Trump anulado”, entonces tendremos algo muy similar a lo que tuvimos con Obama: un montón de promesas rotas y esperanzas perdidas. En términos prácticos, Estados Unidos volverá a lo que yo llamaría las “políticas consensuadas del Imperio anglo-sionista”, que es lo que hemos tenido desde al menos Bill Clinton y que cada cuatro años se convierte en “el mismo viejo, el mismo viejo, sólo peor “. Si Trump es destituido o asesinado, podríamos presenciar una explosión interna de disturbios en Estados Unidos que absorbería la mayor parte del tiempo y la energía de aquellos que trataron de eliminarlo. Si Trump demuestra que todo es charla y no hay acción, volveremos a la situación con Obama: una presidencia débil que da lugar a que varias agencias “hagan lo suyo” sin preocuparse por comprobar lo que hacen los demás. Esto sería un desastre tanto dentro como fuera de los Estados Unidos. El resultado más probable sería un choque brutal, repentino e irreversible del Imperio anglo-sionista. En caso de que lo que ocurra sea un “Presidente Pence”, los riesgos de la guerra termonuclear se elevarían inmensamente hasta lo que eran antes de las elecciones. Esa es la peor opción para todos.

“Trump leve” es probablemente la opción más probable que realmente suceda. No se equivoquen, a pesar de que yo lo llamo “Trump leve”, grandes cosas todavía podrían suceder en este caso. En primer lugar, los Estados Unidos y Rusia podrían decidir tratar entre sí sobre la base del interés propio, el sentido común, el realismo y el respeto mutuo. Sólo eso podría ser bastante revolucionario y un cambio radical de la política anti-rusa de los EE.UU. desde Bill Clinton (y, en realidad, desde el final de la Segunda Guerra Mundial). Sin embargo, la colaboración entre Rusia y Estados Unidos no sería global, sino más bien limitada a algunas cuestiones específicas. Por ejemplo, Estados Unidos y Rusia podrían ponerse de acuerdo sobre las operaciones conjuntas contra Daesh en Siria, pero Estados Unidos no pondría fin a la actual política de escalada y confrontación de Rusia y Estados Unidos contra Rusia en Europa. Del mismo modo, el Congreso dirigido por el neocon  impediría cualquier colaboración real EE.UU.-Rusia en el tema de Ucrania. Esta opción sería mucho menos de lo que algunos partidarios de Trump esperan, pero todavía algo infinitamente mejor que Hillary en la Casa Blanca.

Aunque probablemente sea menos probable que suceda, es “Trump completo” lo que podría inaugurar una era fundamentalmente nueva en las relaciones internacionales. En este caso, Rusia y Estados Unidos harían una serie de acuerdos de gran alcance en los que tomarían conjuntamente medidas para resolver cuestiones clave. Las posibilidades teóricas no son nada sorprendente.



En primer lugar, los EE.UU. y Rusia podrían revisar completamente la seguridad europea reviviendo y modernizando la piedra angular de la seguridad europea: el tratado de las Fuerzas Europeas Convencionales (CFE). Estados Unidos y Rusia podrían negociar un nuevo tratado CFE-III y luego utilizarlo como base para resolver todas las cuestiones de seguridad pendientes en Europa haciendo de hecho imposible una guerra en Europa. Tal acuerdo sería inmensamente beneficioso para todo el continente y marcaría el comienzo de una era completamente nueva para Europa. Los únicos verdaderos perdedores serían el MIC occidental y unos pocos estados rabiosos y de otro modo inútiles (Letonia, Polonia, etc.) cuyo único producto de exportación valioso es la paranoia rusofóbica. Sin embargo, como en todos los casos en que la guerra, potencial o real, es sustituida por la paz, la gran mayoría de la población de Europa se beneficiaría de tal acuerdo. Habría que realizar algunas negociaciones difíciles y delicadas para finalizar todos los detalles, pero me siento convencido de que si Rusia recibe algunas garantías reales y verificables de seguridad, el Kremlin ordenará la retirada de las fuerzas rusas al oeste de los Urales.

En segundo lugar, los EE.UU. y Rusia podrían tomar medidas conjuntas para detener la guerra civil en Ucrania, convertir a Ucrania en un estado federal con una gran autonomía concedida a todas las regiones de Ucrania (no sólo el Donbass) y declarar que una Ucrania no- Alineada y neutral sería la piedra angular del nuevo sistema europeo de seguridad. Si Rusia y los Estados Unidos están de acuerdo en eso, no hay nada que los nazis ukistas o europeos puedan hacer para evitarlo. Francamente, al igual que los adolescentes irresponsables y estúpidos no llegan a participar en las decisiones de los adultos, la UE y la junta en Kiev deben ser informados de que ahora se les terminó el tiempo de hacer desastres y que los adultos han tenido que intervenir para evitar que la pesadilla se vuleva peor aún. Apuesto a que tal enfoque obtendría el apoyo de muchos, si no la mayoría, de ucranianos que ahora están realmente hartos de lo que está pasando. La mayoría de los europeos (excepto las élites políticas, por supuesto) y la mayoría de los rusos acogerían con agrado el fin del desastre ucraniano.

Estados Unidos ha perdido mucha relevancia en el Medio Oriente. Sin embargo, tienen suficiente poder para hacer una útil contribución a la destrucción de Daesh, especialmente en Irak. Si bien Rusia, Irán y Turquía probablemente pueden imponer algún tipo de arreglo a la guerra contra Siria, contar con el apoyo estadounidense, aunque sea limitado, podría ser sumamente útil. CENTCOM sigue siendo muy poderoso y tener una campaña conjunta ruso-estadounidense para aplastar a Daesh podría ser muy beneficioso para toda la región. Tener a rusos y estadounidenses finalmente colaborando inteligente y sinceramente entre sí sería una cosa muy nueva y fascinante de ver y estoy bastante seguro de que los militares de ambos lados darían la bienvenida a esta oportunidad. El Oriente Medio no tiene por qué ser un juego de suma cero, pero el próximo presidente de EE.UU. tendrá que entender que los EE.UU. son ahora un socio menor de una coalición mucho más grande. Ese es el precio que se paga por tener un idiota en la Casa Blanca durante ocho años.

Huelga decir que si los estadounidenses y los rusos trabajan exitosamente juntos en Europa, Ucrania y Oriente Medio, esto marcaría una salida dramática de la “guerra tibia” que tuvo lugar entre Rusia y Estados Unidos durante la desastrosa Presidencia de Obama .

Por desgracia, está la cuestión bastante angustiosa de Trump de haciéndole la corte al lobby de Israel en EE.UU. y su estúpida y delirante retórica anti-iraní. Si Trump se mantiene con esta tontería una vez en la Casa Blanca, simplemente bloqueará cualquier posibilidad de negocio real en el Medio Oriente. Además, conociendo la rabiosa rusofobia de los neoconservadores, si Trump se inclina ante sus demandas contra Irán, probablemente también tendrá que restringir severamente el alcance de la colaboración entre Estados Unidos y Rusia en Europa, Ucrania y otros lugares. Lo mismo vale para los constantes ataques, ofensas y provocaiones de Trump a China: si Trump real y sinceramente cree que los EE.UU. están en condiciones de intimidar a China, entonces se encontrará con algunas muy dolorosas desilusiones. El momento en que Estados Unidos podía amenazar o intimidar a China ha pasado hace mucho tiempo y todo lo que Trump haría es fracasar contra China de la misma manera que Obama falló contra Rusia.

Esta es, en mi opinión, la pregunta clave de la Presidencia Trump: ¿los Estados Unidos bajo Trump aceptarán que la hegemonía mundial estadounidense ha terminado de una vez por todas y que a partir de ahora Estados Unidos será sólo uno de los principales actores entre otros? Sí, América, el país, más no el Imperio, se puede hacer “grande de nuevo”, pero sólo renunciando al Imperio y aceptando convertirse en un país “regular”, aunque todavía importante.

Si el establishment estadounidense continúa operando bajo la suposición de que “somos el número uno”, “el ejército de Estados Unidos es el más poderoso de la historia mundial” o que “Estados Unidos es la nación indispensable” que tiene que “dirigir el mundo” entonces La Presidencia Trump terminará en un desastre. Las ideas mesiánicas e imperialistas siempre han llevado a sus portadores a un fracaso catastrófico y Estados Unidos no es una excepción. Por un lado, la mentalidad mesiánica e imperialista siempre es profundamente delirante, ya que siempre favorece a la ideología por encima de la realidad. Y, como dice la expresión, si tu cabeza está en la arena, tu culo está en el aire. Una de las mayores ventajas que Rusia y China tienen sobre los Estados Unidos es que se dan cuenta plenamente de que son en muchos sentidos más débiles que los Estados Unidos. Y, sin embargo, paradójicamente, esa conciencia es lo que los hace más fuertes al final del día.

Por lo tanto, debe convertirse en una prioridad del Presidente Trump abandonar la actitud infinitamente arrogante típica de los neoconservadores y sus antepasados ​​trotskistas (tanto físicos como ideológicos) y reemplazarla por una aguda conciencia de la necesidad de participar sólo en políticas acordes con la realidad z las capacidades de los Estados Unidos. Una política realista basada en hechos tiene que reemplazar a la arrogancia imperial actual.

De la misma manera, también debería convertirse en una prioridad del Presidente Trump el purgar a las élites estadounidenses que forman la cábala tóxica que la ha usurpado: así como la principal amenaza para el Presidente Putin es la quinta columna rusa, creo firmemente que la mayor amenaza para el Presidente Trump será la quinta columna estadounidense controlada por el Neocon en Estados Unidos, especialmente en el Congreso, los medios de comunicación, Hollywood y la comunidad de inteligencia. Los neoconservadores nunca renunciarán o aceptarán que el pueblo estadounidense les ha mostrado la puerta. En cambio, harán lo que siempre han hecho: participar en una campaña de odio vicioso contra Trump mismo y contra los que se atrevieron a votar por él. En este momento, Trump está claramente intentando apaciguarlos lanzándoles un hueso aquí y allá (Pence, Priebus, Friedman, Irán, etc.) que, supongo, es justo. Pero si continúa zigzagueando así una vez en la Casa Blanca, entonces no tendrá ninguna oportunidad contra ellos.

Michael Moore acaba de llamar a “100 días de resistencia” después de la inauguración de Trump. Mientras que Moore no es más de un payaso (muy talentoso), ese tipo de iniciativa puede acabar convirtiéndose en moda, especialmente entre los Millennials completamente zombificados de Estados Unidos y pseudo “liberales” con pañalitis que simplemente no pueden y no aceptarán que Hillary ha perdido. Nunca debemos subestimar las capacidades de los agentes de Soros para iniciar una revolución de color dentro de los Estados Unidos.

El “estado profundo” de Estados Unidos es también un enemigo poderoso e inmensamente peligroso, cuyas opciones para oponerse a un resultado “Trump completo” incluyen no solo asesinar a Trump, sino también crear otra bandera falsa del 9/11 dentro de los Estados Unidos, posiblemente una que involucre materiales nucleares , y utilizarlo como pretexto para imponer algún tipo de estado de emergencia.

Finalmente, y como siempre, están los bancos (en un sentido general, incluyendo seguros, fondos de inversión, etc., todos básicamente financistas) que lucharán contra una re-soberanización de los Estados Unidos con todo lo que tengan. Normalmente, utilizo la expresión “re-soberanización” para describir lo que Vladimir Putin ha tratado de hacer en Rusia desde el año 2000: el proceso de luchar contra el poder real de una pequeña elite transnacional, devolverlo al pueblo de Rusia y hacer de Rusia un país verdaderamente independiente y soberano. El mismo concepto, sin embargo, también se aplica a los EE.UU., cuya gente se ha convertido claramente en rehenes y siervos de una pequeña élite, en realidad menos del 1%, que está en pleno control de los verdaderos centros de poder. Gran parte de ese control, la mayor parte realmente, se concentra en varias instituciones financieras que controlan todas las ramas del gobierno en los Estados Unidos. Algunos los llaman “Estados Unidos corporativos”, o “Estados Unidos, Inc”, pero realmente estamos tratando con  financistass y no con las empresas que para ganarse la vida lo hacen mediante la oferta de bienes y servicios. Los niveles reales de corrupción en los EE.UU. son probablemente más altos que en cualquier otra parte del planeta simplemente por las inmensas sumas de dinero involucradas. Los parásitos corruptos (literalmente) que manejan esta máquina de hacer dinero harán todo lo que esté a su alcance para impedir el regreso al poder del pueblo estadounidense y nunca permitirán que “un hombre – un voto” reemplace al actual “un dólar – un voto”.

Es irónico, por supuesto, que Trump mismo, y todo su séquito, provengan de estas élites financieras. Pero sería un error simplemente asumir que si una persona viene de un medio específico, siempre le gustará y lo apoyará. El Che Guevara era médico de una familia bastante acomodada de burgueses argentinos. ¡Oh, no estoy comparando Trump con el Che! Sólo digo que la teoría de la conciencia de clase a veces tiene interesantes excepciones. Por lo menos, Trump conoce muy bien a estas personas y podría ser el hombre ideal para romper su actual monopolio del poder.

Conclusión:

Hacer predicciones para un año como 2017 cuando la mayoría de los resultados dependen de lo que una sola persona puede o no puede hacer es bastante inútil. En el mejor de los casos, este es un ejercicio de suerte estadística simple. Aquellos que hagan las predicciones correctas, por supuesto, se verán bien y aquellos que hagan las predicciones que no se materializarán se verán mal. Pero, en realidad, todos son igualmente inexpertos. Es por eso que opté por hablar de riesgos y oportunidades y por mostrar por lo menos “variantes de Trump”. Sin embargo, hay procesos en los que Trump y los EE.UU. son cruciales o, al menos, centrales, pero hay otros en los que importan mucho menos. Por lo tanto, en conclusión, y bajo peligro de pocas conjeturas, voy a presentarles todas las advertencias imaginables sobre probablemente estar equivocado. Dicho esto, aquí vamos.

En primer lugar, creo que hay muchas posibilidades de que Rusia, Irán y Turquía logren detener la guerra contra Siria. El país seguirá siendo unitario, pero con zonas de influencia bastante claras y con un gobierno que incluirá a Assad, pero también representantes de la oposición. Siria es demasiado grande y demasiado diversa para disfrutar del tipo de paz que Chechnia disfruta hoy, así que en el mejor de los casos podemos esperar el tipo de semi-paz que Daguestán ha soportado durante los últimos años. No será perfecto, no por un largo tiro, pero el horror absoluto se detendrá.

En segundo lugar, creo que Poroshenko perderá poder este año. La Ucrania ocupada por los nazis ha sobrevivido en una mezcla de ímpetu (todavía había mucha riqueza dejada de la era soviética) y la ayuda occidental. Ambos están ahora deteniéndose completamente. Además, cada vez hay más indicios de que las fuerzas armadas ucranianas están ahora tan ocupadas simplemente sobreviviendo en el campo que se han vuelto básicamente incapaces de realizar operaciones de combate significativas. Si algún batallón de voluntarios nacionalista o líder político particularmente engañado ordena un ataque a Novorussia, es probable que los ucranianos sufrieran una derrota importante seguida de una liberación de los territorios actualmente ocupados por los nazis de las regiones de Donetsk y Lugansk. Y esta vez, si eso ocurre, el novoruso tendrá los medios para liberar a Mariupol y aferrarse a él sin ser cortado del Donbass por un contraataque de flanqueo ucraniano. Por último, si Poroshenko es reemplazado por elementos aún más lunáticos, Rusia podría decidir reconocer la independencia de las repúblicas de Lugansk y Donetsk, lo que a su vez resultaría inevitablemente en un referéndum en estas repúblicas para unirse a Rusia. Los políticos de la UE tendrán un ataque, Polonia y Estonia declararán una invasión rusa inminente, pero Rusia simplemente los ignorará a todos. En cuanto a Trump, es muy poco probable que haga mucho sobre esto tampoco, especialmente teniendo en cuenta que los nazis Ukie estaban 100% detrás de Hillary y lo despidió como una broma total. La última y única posibilidad de que el “Banderastán Independiente” tenga que evitar este resultado es finalmente implementar total y totalmente el Acuerdo de Minsk-2, básicamente auto-disuelto. ¿Los locos en Kiev tienen la sabiduría suficiente para entender eso? Lo dudo mucho. Pero quién sabe, tal vez Dios se compadece de la gente de Ucrania y les da la fuerza para deshacerse de la putrefacción banderista que ha traído tanta miseria sobre ellos.

Eso me deja con un área de gran preocupación para mí: América Latina.

Esto no se ha notado a menudo, pero Latinoamérica es el único ámbito de la política exterior de Estados Unidos donde Obama ha tenido bastante éxito, al menos apoyando la subyugación de América Latina por Estados Unidos: Castro se ha ido, Chávez ha desaparecido, posiblemente asesinado, Christina Kirchner se ha ido, la presidenta Dilma Rousseff ha sido derrocada en un golpe parlamentario y parece que ahora Nicolás Maduro podría tener el mismo destino. De manera muy significativa, Cuba ha logrado un acuerdo que otorgará a los Estados Unidos mucha más influencia sobre el futuro del estado-isla. Es cierto que Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega todavía están en el poder, pero es un hecho innegable de que los pesos pesados ​​políticos latinoamericanos han caído. ¿Trump cambiará la política de los Estados Unidos hacia América Latina? Lo dudo mucho, aunque sólo sea porque “si no está roto – no lo arreglen”. Desde el punto de vista imperialista de los Estados Unidos, la política actual no está rota en absoluto, sino más bien es un éxito. Simplemente no veo ninguna razón por la que Trump decida permitir que América Latina sea libre y soberana, con lo cual se invierte la Doctrina Monroe de casi 200 años de antigüedad. La libertad para América Latina llegará al final de una larga lucha, sin importar quién esté en la Casa Blanca.

Así es que no, la vida en 2017 estará muy lejos de ser la vida en un mundo perfecto, pero hay una oportunidad mayor que la media de que 2017 pueda ver alguna mejora muy significativa y muy necesaria de los años francamente desastrosos. Todavía hay esperanza de que Trump pueda cumplir y si lo hace, podría convertirse en uno de los mejores presidentes de Estados Unidos en muchos, muchos años. Si Trump cumple o no, el mundo se alejará aún más de la unipolaridad a la multipolaridad y eso es una evolución inmensamente deseable. En general, y por primera vez en décadas, me siento bastante optimista. Este es un sentimiento tan extraño y antinatural para mí que casi me siento culpable por ello. Pero a veces el goce culpable también es muy divertido!

El Saker
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #50 : 19 Enero 2017, 05:53:43 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

---------------------------------------------

La arquitectura del dominio imperialista occidental ha implosionado
DOMINGO 15 DE ENERO DE 2017 22:00 ImprimirPDF
  alt

Enrique Muñoz Gamarra

Confieso con toda sinceridad que para mí, escribir sobre la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, es algo extraordinario que me llena de satisfacción.

No puedo pasar por alto el discurrir casi a saltos de los hechos recientes en la escena internacional. Son reflejo de las leyes económicas que se agitan en lo más profundo del sistema. Leyes que están fuera de la voluntad de los hombres. Y han sido sorprendentes que van a quedar gravados definitivamente en los anales de la historia universal.

El negro periodo de la globalización anticomunista (1980-2010) como expresión del sistema unipolar y bajo la férula de Estados Unidos, ha sido mortífero.

Pero, ahora vivimos tiempos históricos. Tiempos inexorables. El desplazamiento del bloque imperialista occidental encabezado por Estados Unidos en la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial emergida tras la gran crisis económica iniciada en 2008, es realmente excepcional. Algo que ha roto el espinazo del dominio hegemónico estadounidense que por más de un siglo ha ocasionado enormes sufrimientos a los pueblos del mundo entero.

En primer lugar China ya es la primera potencia capitalista mundial, ha desplazado de ese puesto a Estados Unidos que lo ostentó por más de un siglo. Recordemos que en 2013 China se convirtió en el primer país comercial y en 2014 el mayor país capitalista del mundo. Segundo, India también ha desplazado a Japón del tercero al cuarto lugar. Tercero, Indonesia está fondeando a Inglaterra del quinto al sexto puesto.

Entonces de acuerdo a estos fenomenales cambios la relación de países en orden de importancia en la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial, es la siguiente: Primero, China. Segundo Estados Unidos. Tercero, La India. Cuarto, Japón. Quinto, Indonesia. Sexto, Gran Bretaña. Séptimo, Rusia. Sin olvidar que en una estimación de acuerdo al crecimiento de los PBI actuales, existe la posibilidad de que la India también en unos años más este dejando atrás a Estados Unidos.

No debemos olvidar que lo central en todo esto ha sido el movimiento constante. Qué duda cabe, el sistema imperialista estaba en esa vorágine violentamente arrastrado al fondo de la gran crisis económica iniciada en 2008.

Por supuesto esto ha tenido enormes consecuencias, por un lado, la ruina y la bancarrota de las economías, estadounidense y europea, en medio de un enorme sobre-acumulación de capitales ficticios y, la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense en 2010.

Y, por el otro, la ascensión capitalista de China, la reconversión de Rusia como una gran potencia militar y la ascensión a una gran potencia nuclear de la República Popular Democrática de Corea (un país que nada tiene que ver con los países imperialistas, un país socialista, una esperanza de los pueblos oprimidos, algo excepcional y única en la historia reciente de la humanidad).

Y, de acuerdo a los mecanismos de interrelación de base y superestructura, esta nueva estructura económica del capitalismo mundial (base) ha dejado impregnado su sello en el sistema internacional (superestructura) como sistema multipolar. En realidad un proceso científico que jamás entenderían los “doctorcitos” del Pentágono. Sobrevino de forma crucial y demoledora con el sistema unipolar establecido en 1991 tras la implosión de la ex URSS. Ocurrió en 2010 tras la constatación de la equiparación de fuerzas (nucleares) en las tres superpotencias más armadas del planeta (Estados Unidos, Rusia y China).

Sin olvidar que es sistema multipolar y no tripolar como algunos sostienen, pues, incluso teniendo en cuenta la enorme incidencia de China, Estados Unidos y Rusia, en el fondo aún no está totalmente definido la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial emergida tras la gran crisis económica del 2008 que se bate en un proceso muy fuerte de cambios en el mundo, por un lado, La India e Indonesia están apretujados sobre China y Estados Unidos y, Gran Bretaña, respectivamente y, por el otro, Japón, Alemania y Gran Bretaña están tratando de romper los grilletes impuestos por Estados Unidos en 1945. Entonces aún se sienten los ecos de la implosión del sistema unipolar ocurrida en 2010.

Sin embargo, los hechos no han quedado aquí, han seguido corriendo al influjo de esta misma tendencia. En efecto en el año 2015 sobrevino el periodo que más se temía en geo economía mundial, el periodo que aceleraría el hundimiento económico acelerado de Estados Unidos a efecto de su confrontación con China (que desde 2010 estuvo latente cuando ocurrió la ruptura del acuerdo estratégico en materia económica), llámese si se quiere, “Guerra Fría”.

En esto es muy importante el dato que se tiene aún desde el año 2011. Esto ahora es una realidad, difícil de soslayarla: “La política actual de Washington es mantener su supremacía militar en Asia, pero una carrera armamentística con China podría hacer que la Guerra Fría (con la ex URSS) nos pareciera una minucia. La economía de la Unión Soviética representaba solo una cuarta parte de la de Estados Unidos cuando se produjo aquella carrera armamentística. Si Estados Unidos entrara en un proceso serio de ese tipo con China, los estadounidenses podrían olvidarse de Medicare, la seguridad social y de la mayor de aquello en lo que el gobierno de Estados Unidos gasta su dinero” (1).

Y finalmente, como un resultado de lo anterior, tenemos ante nosotros, la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental ocurrido a finales de este año, 2016. Esto de antemano ya estaba predicho desde el año 2010 cuando se produjo la pérdida de la hegemonía estadounidense. Consecuentemente, está ante nuestros ojos la nueva arquitectura de dominio del sistema capitalista mundial emergida tras la gran crisis económica del 2008 bajo egida del sistema multipolar. Queréis pruebas  sobre esto, observad lo que hay en la olla de grillos de la Unión Europea (quieren nuevo ejército, algunos países están contra las sanciones anti rusas, etc.), también lo que hay en Japón, en el sur de Asia, en el sudeste asiático, en la península coreana (RPDC es una potencia nuclear) y últimamente en Alepo (Siria) y, sobre todo, tomad nota del gran acuerdo entre las tres superpotencias más armadas del planeta (Estados Unidos, Rusia y China) producido entre octubre y noviembre de 2016 bajo presión de, o el gran acuerdo o la guerra nuclear, que en realidad constituye, si queréis, tomadlo por de facto, la primera medida de la nueva arquitectura de dominio del sistema capitalista mundial ya en proceso.

Esta es la historia escrita con letras de oro desde el año 2008.

Notas:

1.- ¿Debería preocuparnos que China supere a Estados Unidos?" Noticia aparecida el 29 de abril de 2011, en: spanish.china.org.cn.

* Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: “Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos”. Su Página web es: Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

 
En línea
Eugenio
Moderator foro RKKA
Mariscal
*

Karma: 623
Mensajes: 3131



« Respuesta #51 : 19 Enero 2017, 14:06:13 »

Los cubanos y Fidel (desde La Habana) – Análisis del director de NODAL

Las cenizas de Fidel Castro fueron depositadas en Santiago de Cuba una semana después de su muerte el 25 de noviembre y hay una pregunta que sobrevuela las crónicas y análisis que se realizan en todo el mundo: ¿sobrevivirá la revolución sin Fidel? Es interesante que esta pregunta de carácter político -e incluso dramático- fuera de Cuba no se formula de la misma manera dentro de la isla. En realidad, a lo largo de los casi 58 años de revolución la inmensa mayoría de los análisis sobre Cuba se realizan sin consultar a la población cubana, como si ésta no tuviera voz propia, como si su voz no importara, como si no pudieran opinar sobre sus propias vidas, porque -al fin y al cabo- fuera de la isla “saben” mucho mejor lo que es “mejor” para los cubanos. Estos análisis por lo general subestiman a los cubanos que derrocaron una dictadura, realizaron una revolución y llevaron adelante profundas reformas sociales, como si todo esto no importara o fueran elementos superfluos y secundarios.

Solamente estando en Cuba se puede percibir y tal vez comprender la relación líder-pueblo y el significado del amor y veneración que siente la inmensa mayoría de los cubanos hacia Fidel, “Fidel” a secas, como dicen ellos.

Es difícil encontrar en la historia universal una persona que haya liderado un proceso de profunda transformación social actuando durante más de 60 años. Si se piensa en los líderes de la revolución francesa o norteamericana del siglo XIX, sus actuaciones fueron destacadas e incluso marcaron la historia de la humanidad, pero sus vidas políticas fueron comparativamente muy cortas. Tampoco en el siglo XX es fácil encontrar líderes que marcaran la historia de un país durante tanto tiempo, en el poder o fuera de él. Algunos de los más trascendentales en América Latina incluso tuvieron una corta vida política, como Eva Perón -“Evita”, la llamada “abanderada de los humildes de la Argentina- o Salvador Allende en Chile, mundialmente recordado por su gobierno de escasos tres años hasta que fue derrocado por un golpe de Estado en 1973.

Fidel Castro construyó su liderazgo durante un breve período: desde el asalto del cuartel de Moncada en 1953 hasta el derrocamiento de la dictadura de Fulgencio Batista el 1º de enero de 1959. Apenas seis años si no se cuenta su actividad como dirigente estudiantil universitario. A posteriori se convirtió en sinónimo de revolución durante casi 60 años. De hecho, una minoría de la población cubana actual conoció al Fidel dirigente estudiantil en la Universidad de La Habana, al que asaltó el cuartel de Moncada o al que entró en la capital el 8 de enero de 1959. La mayoría de los cubanos conoció a Fidel al frente de la revolución, por lo que Fidel y revolución son sinónimos. Las imágenes de miles y miles de personas en el Memorial José Martí durante 48 horas para rendirle tributo a Fidel, o luego acompañando la caravana en su recorrido por el país, son incomprensibles si no se penetra en el corazón de los cubanos, reflejado ahora -tal vez- por los grandes medios masivos de comunicación que siempre están atentos a lo que dicen o hacen un puñado de cubanos que viven hace décadas en Miami, pero consultan muy poco a los habitantes de la isla.

Cuba entraña paradojas: en casi todos los países de América Latina la mayoría de las encuestas revelan que el tema de la llamada “inseguridad” o violencia está en el primer lugar de las preocupaciones de los ciudadanos. Día a día aparecen cifras horrorosas de asesinatos de toda índole, sea por el accionar de bandas armadas, el narcotráfico o la utilización de todo tipo de armas de fuego que ha llevado a las clases medias y altas a refugiarse detrás de altos muros que rodean barrios cerrados en Guayaquil, Buenos Aires o la capital mexicana. Brasil, Colombia o Guatemala son sinónimo de violencia y aparatos de seguridad fuertemente armados que recorren las calles o custodiando edificios públicos. Sin embargo, el sistema político más cuestionado en América Latina por comunicadores y políticos profesionales es el que registra los menores índices de violencia en toda la región, donde hay menos posibilidades de morir en las calles y donde los muertos por hechos violentos en un año calendario son menores a los de las principales ciudades latinoamericanas en un sólo día, porque -entre otras cosas- los civiles no pueden portar armas sin permisos especiales.

La construcción de una imagen de un régimen opresivo y represivo contrasta con la realidad que se puede percibir en cualquier esquina de La Habana y que se manifestó durante las exequias de Fidel Castro sin necesidad de carros de asalto ni policías antidisturbios ostensiblemente armados para amedrentar a la población, y que no registró ni un incidente de violencia. En esta ocasión, gracias a la presencia de los medios de comunicación internacionales, las imágenes hablaron por sí solas. Si habría habido algún mínimo incidente lo hubieran registrado y emitido hasta el cansancio.

Por otra parte, existe una tendencia a exigir que Cuba sea el “paraíso” o el “régimen perfecto”, colocando una serie de exigencias que -en caso de no cumplirse- serían la cabal demostración de que el sistema ha fracasado. Se mide a Cuba en abstracto y con una vara tan alta que nunca podrá alcanzar, y que por lo general no se utiliza con otros gobiernos. Si los parámetros de consumo no son similares a los de las clases medias de las principales capitales latinoamericanas se dice que la revolución es un fracaso; si numerosos edificios de La Habana vieja se caen a pedazos la revolución es un fracaso. Se podría agregar: si existe un sólo partido político, si no hay elecciones al estilo europeo o estadounidense, o si no funcionan las últimas aplicaciones para celulares, y numerosos etcéteras. Si algo no funciona se suele dice que la revolución fracasó.

Cuba dista mucho de ser un paraíso utópico. Hay un sinfín de problemas como en toda sociedad y hay numerosos cubanos que no se identifican con el gobierno, que no les interesa la política, que sólo quieren hacer dinero o que se quieren ir a vivir a otro país. Es casi fantasioso o infantil pretender que esto no sea así.

Casi 60 años después del 1º de enero de 1959, lo primero con que se asocia la revolución cubana es con salud y educación, algo que distingue a Cuba de todo el continente americano, incluida la primera potencia mundial; salvo para los más acérrimos y fanáticos detractores de la revolución cubana incapaces de encontrar siquiera algo positivo. Ni que hablar de la tasa de mortalidad infantil por cada mil bebés nacidos que está al nivel del promedio europeo (4), por encima de los Estados Unidos (6) y muy por encima del promedio latinoamericano y caribeño (15) según los índices del Banco Mundial, y a pesar de un bloqueo de décadas. Cuando se habla de Cuba se lo da por sentado, como si fuera tan fácil lograrlo. ¿Será por eso que también se le exige que tengan los mismos altos índices en todos los ámbitos?

De todas maneras, ningún indicador estadístico puede reflejar lo vivido en la isla desde el 25 de noviembre. Además, es muy difícil encontrar las palabras que reflejen los sentimientos hacia Fidel Castro de miles de hombres y mujeres de todas las edades acercándose al Memorial de José Martí en La Habana o saludando la caravana que recorrió 900 kilómetros entre la capital y Santiago de Cuba.

La pregunta “¿y ahora qué?” parece más destinada a los que viven fuera de la isla y que tantas veces han anunciado con bombos y platillos el fin de la revolución. Los que viven dentro de la isla simplemente dice “pa´lante”.

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

 Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

En línea

El revolucionario acepta las reformas para utilizarlas como una ayuda para combinar la labor legal con la clandestina, para aprovecharlas como una pantalla que permita intensificar la labor clandestina de preparación revolucionaria de las masas con vistas a derrocar a la burguesía.
El reformista, por el contrario, acepta las reformas para renunciar a toda labor clandestina, para minar la preparación de las masas con vistas a la revolución y echarse a dormir a la sombra de las reformas "otorgadas" desde arriba.

José Stalin
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #52 : 21 Enero 2017, 06:52:44 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

----------------------------------------------------

Preocupación mundial ante el cambio de época
VIERNES 20 DE ENERO DE 2017 22:00 ImprimirPDF
alt

Vicky Peláez

Todos los procesos mundiales son cíclicos y la historia de la humanidad siempre estará en constante movimiento, tal es así que la multipolaridad del siglo XX, después de la desintegración de la Unión Soviética, cedió lugar al mundo unipolar bajo el dominio norteamericano caracterizado por el caos, la violencia y el desorden.

"No es ni siquiera el principio del fin. Es quizá el fin del principio". (Winston S. Churchill, 1874-1965)

Comienza la transición hacia la Era Trump

Sin embargo, después de dos décadas de la nueva 'Pax americana' y su orden global neoliberal, estos empezaron a colapsar y se inició una crisis global por el poder caracterizada por el descontento, la decepción y el desengaño, canalizados en EEUU con la elección de Donald Trump como presidente. A tal extremo llegó la crisis global neoliberal que hasta los dos acérrimos veteranos partidarios y promotores del mundo unilateral Zbigniew Brzezinski y Henry Kissinger tuvieron que reconocer que para salir de la crisis actual era necesario crear una conexión trilateral entre EEUU, China y Rusia.

En el reciente Foro Oslo del Premio Nobel de la Paz, 'EEUU y la Paz Mundial después de la Elección Presidencial en EEUU', Brzezinski tuvo que reconocer que a pesar de los muchos esfuerzos de Washington y sus aliados de Bruselas no se pudo dislocar a Rusia, ni influir en el cambio de la política del Gobierno de Putin. Tampoco pudieron impedir la formación de la alianza entre Rusia, China e Irán. A esto se agrega también el fracaso del golpe de Estado en Turquía, detrás del cual estaban Norteamérica y la OTAN.

Entonces, de acuerdo a la conclusión de Brzezinski, en la era nuclear "la precaución y la colaboración deben prevalecer entre Estados Unidos, China y Rusia, si se desea evitar un conflicto fundamental". En otras palabras, el acierto de Zbigniew Brzezinski significa la necesidad del retorno al mundo multipolar bajo la dirección del G-3 (EEUU, China y Rusia).

Henry Kissinger, a la vez, se convirtió en un asesor 'ad hoc' de Donald Trump para mejorar las relaciones de Norteamérica con Rusia haciendo reconocer el espacio geopolítico de Moscú en el mundo actual pero siempre tratando de alejar a Rusia de China y de Irán. Ya no le quedaba otra alternativa a Washington y hasta uno de los más influyentes voceros del neoliberalismo, The Washington Post, tuvo que reconocer que "Putin ganó el año 2016".

Lo interesante de la actual situación geopolítica, que tanto Brzezinski como Kissinger ya no están tomando en cuenta, es que la Unión Europea se convirtió por la voluntad de los burócratas de Bruselas en un simple satélite norteamericano. Según la publicación alemana Spiegel Online, "el 15 de diciembre de 2016, Angela Merkel y sus colegas europeos decidieron transferir parte de su soberanía militar a EEUU".

A tal extremo llegó la situación con la Unión Europea, que la publicación cita a Henry Kissinger, que alguna vez se preguntó: "¿A quién tengo que llamar si quiero hablar con Europa?". La respuesta es evidente, a partir del próximo 20 de enero habrá que llamar a Washington para consultar sobre esto a Donald Trump. Los varios emisarios de Berlín enviados a Washington ya informaron a Angela Merkel que a la Unión Europea (UE) le esperan años difíciles para las relaciones transatlánticas.

Los estudiosos de todos los países del mundo tratan de encontrar las causas del fracaso del actual orden global neoliberal. El editor asociado de Financial Times, Wolfgang Münchau, en su artículo 'The elite's Marie Antoinette moment' (27-11-16) afirmó que el "orden liberal global está colapsando porque la clase dominante global dejó de percibir el sentimiento del pueblo hacia el mundo". Según Münchau, "la insurrección popular" tanto en EEUU como en la UE "está creciendo porque la gente tiene miedo a la reducción de protección de los consumidores y el aumento del poder de las transnacionales".

En la percepción de este analista, la globalización neoliberal empezó a adquirir el carácter caótico y violento debido a la distribución extremadamente desigual de los ingresos impulsada por la elite mundial y por su política de "flujos incontrolables de capital y personas".

Münchau considera que "la acción más correcta sería dejar de insultar a los votantes, solucionar los problemas del sector financiero que está fuera de control, de los flujos de capital y personas y la distribución desigual de ingresos". Sin embargo, el 1% de los ricos y poderosos que controlan el mundo occidental jamás aceptará estas soluciones a la actual crisis neoliberal.

Dale Carnegie, en su libro 'Cómo ganar amigos e influir sobre las personas' (1936) anotó que "solamente el 15% de los más ricos y poderosos lo lograron a través de su conocimiento científico o técnico, mientras que el 85% restante obtuvieron su riqueza debido a la manipulación psicológica de la gente o usando lo que se llama 'la Ingeniería Psicológica'".

Refiriéndose a EEUU, el país está en manos, según los científicos políticos norteamericanos Martin Gilens (Princeton University) y Benhamin Page (Northwest University), de la plutocracia corporativa y financiera que excluyó a los ciudadanos ordinarios de la participación en las decisiones del Gobierno, especialmente en los últimos 20 años, lo que produjo descontento popular.

En realidad, Donald Trump y su equipo han utilizado precisamente los postulados de la Ingeniería Psicológica para lograr el voto de la clase obrera blanca y los sectores empobrecidos por la política de globalizadores acentuada especialmente desde la Presidencia de Bill Clinton en 1993. Durante los ocho años de Gobierno de Barack Obama, que se inició en 2009, la "economía real", definida por el filósofo francés de origen argelino Pierre Rabhi como "un sistema orientado a destinar recursos para satisfacer las necesidades de la mayoría de la población", dejó de existir debido a la monetización de la economía orientada exclusivamente al proceso en el que "el dinero produce dinero".

La política exterior norteamericana desde el trágico 9/11 también había sido concebida por el sector industrial militar y el financiero como una forma de ganar dinero apoderándose de los abundantes recursos energéticos de Oriente Próximo.

Sin embargo, la guerra no solamente produce ganancias sino también estragos físicos y financieros al país envuelto en una aventura militar en calidad de agresor. La recuperación económica de la que hablan los medios globalizados de comunicación sigue siendo un deseo y no una realidad. De acuerdo al expresidente del Council of Economic Advisers bajo Obama, Alan Krueger, "el 94% del aumento de puestos de trabajo —unos 10 millones— en la década pasada fue en calidad de 'trabajo alternativo'", es decir, empleo a tiempo parcial, contratistas o trabajo independiente que en la mayoría de los casos no aporta ningún beneficio.

La política exterior norteamericana del Premio Nobel de la Paz, Barack Obama no lo hizo convertirse al presidente de la paz sino en promotor del caos. Como lo definió el político norteamericano Ron Paul, el líder norteamericano Obama ordenó "lanzar bombas sobre siete países y se convirtió en el primer presidente en la historia de EEUU bajo cuya dirección Norteamérica ha estado en guerra cada día durante los ocho años de su Administración". También durante su Presidencia se programó que EEUU no estaría presente, por primera vez desde 1945, en tres negociaciones fundamentales de paz: primero, el Acuerdo de Minsk sobre Ucrania de Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Francia y Alemania; segundo, la próxima cumbre sobre Siria en la que participarán Rusia, Turquía e Irán; y finalmente la reunión sobre el futuro de Afganistán con la asistencia de Rusia, China y Pakistán.

Precisamente, el caos propagado por la Administración de Obama en Oriente Próximo y la Unión Europea, sumado con la crisis económica, para la que Washington y Bruselas hasta ahora no encontraron una solución y se enfrascaron en todo tipo de acusaciones contra Rusia para distraer la opinión pública mundial, han creado las condiciones para el vacío del poder geopolítico. China y Rusia lo ocuparon inmediatamente, tal y como lo reconocieron Brzezinski y Kissinger, creando así las condiciones para el retorno al mundo de una nueva composición pluripolar mundial cuyo liderazgo sería compartido por EEUU, China y Rusia en el orden de países definido por Brzezinski.

No le queda otra alternativa a Donald Trump que seguir el camino del mundo multipolar, por lo menos mientras esté tratando de recuperar la economía norteamericana. Por mucho que hable el próximo presidente contra la globalización, este proceso seguirá su ritmo y Norteamérica tratará por supuesto de sacarle el máximo provecho, eso nadie lo duda.

En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #53 : 21 Enero 2017, 07:49:29 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

-------------------------------------

¿La primera guerra de la era Trump? Serbia contra el Kosovo musulmán
Por Rubén Lara - 20 enero, 201710453

¿La primera guerra de la era Trump? Serbia contra los musulmanes de Kosovo

 
Sólo seis días antes de la inauguración de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, un tren de Serbia tomó posiciones en la frontera con Kosovo. Fue pintado ostentosamente con el lema “Kosovo es Serbia” en varios idiomas junto con los emblemas nacionales de Serbia cristianos y ortodoxos.

El tren ha estado parado ahí desde el viernes 14 de enero. Las autoridades de seguridad kosovares están bloqueando su avance a lo largo del nuevo enlace de 213 kilometros entre Belgrado y Mitrovica, una ciudad del Kosovo musulmán en la que hay una gran población serbia.

Esto es más que un recordatorio simbólico de las brutales guerras balcánicas de la década de los 90. Dos ejércitos ya están listos para la batalla: 60.000 soldados serbios, incluyendo unidades blindadas, artillería y fuerza aérea, están en preparación para la guerra, frente a una fuerza de seguridad mucho más pequeña de Kosovo que, después de llamar a los reservistas, son alrededor de 6.000 combatientes.


 
El presidente de Serbia, Tomislav Nikolic golpeó los tambores de guerra esta semana cuando declaró: “Si los serbios son asesinados, enviaremos nuestro ejército a Kosovo.”

Fue hace 19 años cuando Serbia firmó un acuerdo para poner fin a su guerra con Kosovo después de que las fuerzas de la OTAN intervinieran y aviones de guerra estadounidenses bombardearan la capital serbia de Belgrado hasta su capitulación. Occidente reconoce la independencia de Kosovo, pero Rusia y China siguen considerando al país como una parte integral de Serbia.

La guerra de Kosovo fue la secuela del conflicto de 1992 a 1995 entre los cristianos de Serbia y Croacia por un lado, y los musulmanes de Bosnia, por el otro. Esta guerra fue llevada a su fin después de la intervención del presidente Bill Clinton que forzó Serbia a firmar los Acuerdos de Dayton y ceder amplias zonas de Bosnia al dominio musulmán.

En suma, la guerra de los Balcanes en la década de 1990 vio muchos horrores, pero también terminaron con el apoyo de Estados Unidos al establecimiento de enclaves musulmanes independientes en el sur de Europa. El territorio de dominio ortodoxo cristiano, que estaban bajo la influencia militar religiosa y nacional rusa se vio reducido sustancialmente.

Esta política fue perseguida sistemáticamente durante 15 años por los presidentes Clinton y Obama con el apoyo de la canciller Angela Merkel. En general se ve hoy en día como la clave que en los últimos años abrió la Europa continental a la llegada de millones de inmigrantes musulmanes y refugiados de Oriente Medio y África.

Cuatro naciones del sur de Europa, Turquía, Bosnia, Kosovo y Albania, propiciaron las llegadas con su puerta de entrada a Europa Occidental.

El tren de Serbia estacionado en la frontera de Kosovo marcó el final de la era Obama y subrayó la no aceptación por parte de Belgrado de la frontera impuesta en el último siglo a Serbia. Se espera que el tren cruce la frontera después de la toma de posesión de Trump este viernes 20 de enero. Si es atacado por las fuerzas de seguridad kosovares, el ejército serbio marchará sobre Kosovo. Y aunque no sea atacado, el ejército serbio planea marchar detrás del tren a través de la frontera, en un intento por erradicar uno de los mayores logros del presidente Clinton.

De hecho, una estatua de Bill Clinton se sitúa en el centro de la plaza principal de Pristina, en agradecimiento por la independencia que dio a los musulmanes y la liberación del dominio serbio.

Cuando se empiece a mover, el tren de Serbia planteará al nuevo presidente de Estados Unidos su primera prueba en el tratamiento de una crisis internacional en relación con la cuestión musulmana antes de que tenga la oportunidad de establecerse en el despacho oval.

Se va a encontrar en su escritorio con una nota urgente a los EE.UU. y los miembros de la Unión Europea del ministro de Exteriores de Kosovo, Enver Hoxhaj pidiendo ayuda contra la agresión serbia. Un SOS similar en 1998 trajo a una fuerza de élite de la OTAN, que consiste principalmente en unidades británicas, corriendo a Kosovo. En 2017, Kosovo puede olvidarse de la ayuda de ningún gobierno de Europa, incluso de Alemania y Francia.



Esto no es sólo acerca de la transición presidencial en Washington. Unas duras reliquias permanecen de las antiguas guerras: El 12 de junio de 1999, el presidente ruso, Boris Yeltsin apostó un contingente del ejército en el campo de aviación de Pristinia para poner freno a la toma de control de Kosovo por parte de Occidente. Ese contingente nunca fue retirado. Todavía está disponible en caso de que su sucesor, Vladimir Putin, opte por respaldar al tren de Serbia a medida que se meta en Kosovo.


 
Su respuesta ofrecerá una penetración importante en los entendimientos secretos alcanzados entre Trump y Putin para la colaboración en la guerra contra el terrorismo islamista y la prevención de la expansión musulmana en Europa.
En línea
Eugenio
Moderator foro RKKA
Mariscal
*

Karma: 623
Mensajes: 3131



« Respuesta #54 : 21 Enero 2017, 13:13:40 »

EEUU ordenó a Saddam atacar la Siria de Al-Asad padre

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

EE.UU. urgió al exdictador iraquí Saddam Husein a atacar la Siria de Hafez al-Asad debido al cierre del oleoducto de Irak, revela un informe secreto.

Según se afirma en un informe secreto del exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus iniciales en inglés) Graham Fuller, fechado en 1983, Washington habría considerado impulsar a Saddam a “llevar la guerra a Siria” entonces liderada por Hafez al-Asad, padre del actual presidente de Siria, mientras el (ya ejecutado) dictador iraquí “luchaba por su vida” en su campaña militar contra Irán.

Durante la guerra de ocho años (1980-1988) que impuso el régimen de Saddam contra Irán, Siria se convirtió en uno de los primeros Estados en tomar partido por Teherán y estrechó sus lazos con el país persa; razón por la que Hafez al-Asad decidió posteriormente cerrar el oleoducto que transportaba el petróleo iraquí (500.000 barriles diarios) del norte de Irak a las costas del Mediterráneo.

Confrontado desde tres frentes beligerantes,  Al-Asad se habría visto obligado a cancelar el cierre de la tubería”, señala el informe de la CIA.
Con esta medida, Siria logró tener bajo su “control” los intereses estadounidenses tanto en El Líbano como en el Golfo Pérsico, según recalca Fuller en su nota, recogió el viernes el diario británico Daily Mail.

Por ello, EE.UU. pretendía agudizar fuertemente las presiones contra Al-Asad mediante los tres gobiernos fronterizos belicosos con Siria, es decir, Irak, Turquía, y el régimen de Israel. “Confrontado desde tres frentes beligerantes, Al-Asad se habría visto obligado a cancelar el cierre de la tubería”, señala el informe de la CIA.

Los estadounidenses esperaban poder convencer a Saddam para que aceptara la sugerencia belicista, ya que el cierre del oleoducto había llevado a Irak a un desplome económico. Si hubiera lanzado una guerra contra Siria, Saddam habría tenido el respaldo de casi “todos los Estados árabes, salvo Libia”, continúa el documento.

En cuanto a Israel, el documento puntualiza que ese régimen habría acogido la “oportunidad de humillar a Al-Asad”, uno de sus enemigos, sin necesidad de entrar en una guerra directa.

Durante la era del sanguinario dictador iraquí Saddam (1979-2003), Siria e Irak eran rivales, pese a su proximidad ideológica y en especial su pertenencia al Partido Bass (Baasismo), “resurrección en árabe”, una formación que hacía referencia al “nacionalismo panárabe” y al “socialismo árabe”.

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

 Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar


En línea

El revolucionario acepta las reformas para utilizarlas como una ayuda para combinar la labor legal con la clandestina, para aprovecharlas como una pantalla que permita intensificar la labor clandestina de preparación revolucionaria de las masas con vistas a derrocar a la burguesía.
El reformista, por el contrario, acepta las reformas para renunciar a toda labor clandestina, para minar la preparación de las masas con vistas a la revolución y echarse a dormir a la sombra de las reformas "otorgadas" desde arriba.

José Stalin
Eugenio
Moderator foro RKKA
Mariscal
*

Karma: 623
Mensajes: 3131



« Respuesta #55 : 21 Enero 2017, 13:25:27 »

Como escribí por otro lado, los artículos de algunos medios web "anti hegemónicos", habría que tomarlos con pinzas.
Mas allá de que aportan algunas interesantes lecturas, no debemos dejar de tener en cuenta, la gran cantidad de veces, que han escrito un montón de elucubraciones, sin pies ni cabeza y las "predicciones" que no se cumplieron.
Basta revisar sus archivos sobre las distintas "crisis" de los últimos años y veremos.
A veces, hay que tratar de utilizar internet, con un poco de mesura y no tomar todo como una gran verdad.
Muchos terminan dejando de lado el análisis propio, de tanto dedicarse a copiar y pegar análisis ajenos.
No olvidemos, que muchas de estas notas, se abastecen de la misma web, formando un circulo vicioso, donde se retroalimentan constantemente.


 Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea

El revolucionario acepta las reformas para utilizarlas como una ayuda para combinar la labor legal con la clandestina, para aprovecharlas como una pantalla que permita intensificar la labor clandestina de preparación revolucionaria de las masas con vistas a derrocar a la burguesía.
El reformista, por el contrario, acepta las reformas para renunciar a toda labor clandestina, para minar la preparación de las masas con vistas a la revolución y echarse a dormir a la sombra de las reformas "otorgadas" desde arriba.

José Stalin
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #56 : 22 Enero 2017, 05:25:55 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

------------------------------------------------------------------------

El territorio del Lince

sábado, 21 de enero de 2017
La reina de Liliput

Recordad vuestros años de niñez, volved a releer ese fantástico libro olvidado: "Los viajes de Gulliver". Estamos casi a 300 años de su publicación y hoy se ve de forma clara como una fantástica crítica social de la época, sobre todo de Gran Bretaña y su corte. Recordad Liliput (o Lilliput), ese mundo casi sin preocupaciones diarias, moral, temeroso de dios... O sea, la Unión Europea de hoy. Recordad como los liliputienses se sienten amenazados por la presencia de un gigante que fue amigo y salvador y al que ahora ven como una amenaza... O sea, EEUU y Trump.

El discurso que Trump dio en su toma de posesión ha sentado a cuerno quemado en Alemania. Sí, ha sido un discurso provocador, abiertamente confrontacional (se se puede utilizar esa palabra), deliberadamente proteccionista. Tanto que para alguno de los liliputienses, que hasta ahora habían venido sustentando su tranquilidad en la fuerza del gigante, ha supuesto poco menos que una declaración de guerra. No se atreven a lanzar sus flechitas al gigante, pero sí a criticarle.

Merkel ha hecho durante mucho tiempo manitas con Obama (y la sádica Clinton), han estado mirándose con amor y Obama hizo su última llamada como presidente a Merkel. Un buen tipo que no olvida a su amante, ¡y voy y critico un gesto tan bonito y amoroso! Sonaba como una despedida de alguien que va a morir y pide a su amante que recomponga su vida con su sucesor, como en la Edad Media se hacía con la viuda o prometida del hermano muerto en batalla. El hermano superviviente se casaba con ella por honor. Y Merkel prometió a Obama que sí, que acepta y que "buscará compromisos" con Trump en temas de comercio y gasto militar para que la OTAN no sea obsoleta, como dijo Trump la víspera de su toma de posesión como presidente de EEUU.

Merkel tiene miedo, como el resto de sus amigos liliputienses, aunque haya dicho a Obama que sí que aceptará el cortejo del nuevo gigante, si se produce. Tiene miedo no sólo del gigante, sino de la "ira populista" que se está extendiendo como una mancha de aceite por todo el continente europeo. De forma especial en Francia, Holanda, Italia y en la propia Alemania (la lástima es que la izquierda está desaparecida o es muy débil, y no hablo de los wahabíes seculares -antes llamados progres-). Merkel, como reina de Liliput, dice que hay que volver a hacer que el gigante entre en razón: "creo firmemente que lo mejor para todos nosotros es si trabajamos juntos en base a reglas, valores comunes y acciones conjuntas en el sistema económico internacional, en el sistema de comercio internacional y hacer nuestra contribución a las alianzas militares".



Como en "Juego de tronos", la reina de Liliput está haciendo un llamamiento a sus vasallos para que reúnan sus ejércitos, les armen en condiciones y estén prestos para la guerra. Una guerra que ella liderará, por supuesto, en caso de que el gigante huya del reino. Eso de que "la OTAN está obsoleta" y de que EEUU es quien está sosteniendo ese mamotreto, como dice Trump, no hace más que meter miedo. Y si la reina tiene miedo, la corte tiene miedo y todos los que viven de la corte. Así que hay que meter miedo a la gente para que acuda presurosa a defender a su señora, a sus señores y se aliste -a ser posible cantando- para la guerra. El vasallo principal de la reina de Liliput, el francés Hollande, también ha dicho lo que su reina quiere que diga: "hay que fortalecer la defensa común".

Obama quiso ayudar a los liliputienses y cuando se le pidió que derrotase a la armada del malo, de Rusia, no dudó en hacerlo ayudando a los liliputienses con sanciones, soldaditos y tanques y poniéndolos en las fronteras del malo. Los liliputienses aplaudieron y felicitaron a su gigante. Pero el gigante tiene ahora otra cara, otro nombre y parece que se ha cansado de los liliputienses y está pensando en fugarse de Liliput.

La reina de Liliput tiene miedo, pero va preparando el terreno para la guerra sin levantar mucho polvo para no alertar antes de tiempo. Y así, la reina de Liliput -con la inestimable ayuda de sus vasallos, en este caso los socialdemócratas y los verdes- ha introducido de tapadillo una reforma del Código Penal que ha pasado desapercibida hasta ahora: la derogación del artículo 80 del Código Penal que castigaba con penas de cárcel de entre 10 años y cadena perpetua a quien preparase una guerra de agresión, Y se ha hecho con nocturnidad y alevosía, como lo suele hacer todo la corte, la realeza: se hizo el 1 de enero.

Alemania quiere más espacio de maniobra legal para sus aventuras militares. Hasta hace muy poco tiempo las impedía la Constitución. Ahora no. Quedaba sólo el Código Penal. Ya no existe la última defensa. Cristianodemócratas, socialdemócratas y verdes harán el símbolo de la cruz sobre los cadáveres. Sus votos fueron unánimes. Sólo los díscolos de siempre en Alemania, Die Linke (La Izquierda) osaron votar en contra. Igual es que son ateos y ellos no adoran ni a dios.

Es cada vez más claro que este será el gran tema de la campaña electoral (las elecciones serán en septiembre), y con él tiene bien agarrados a los socialdemócratas y a los verdes (tan progres ellos). La reina de Liliput quiere aparentar fuerza, pero se le nota el miedo aunque se apoye en sus fieles vasallos. Tendrá que echar mano de todos sus recursos, tendrá que ser más rusófoba que lo era, tendrá que ser más populista que los populistas.

Como dijo Jonathan Swift, el autor de "Los viajes de Gulliver", "la ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles; por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse".

El Lince
En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #57 : 23 Enero 2017, 06:09:14 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

si pueden dedicarle el tiempo necesario, ( es largo, y hay que leerlo despacito ), es imprescindible para entender hacia donde apunta rusia y el mundo futuro
( ojo, no digo que sea lo correcto ni que vaya a suceder, atajándome de los comunistas dogmáticos, con ternura  revolucionaria...jijiji )

En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #58 : 23 Enero 2017, 06:47:43 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar

En línea
rusoski
Moderator foro RKKA
General Mayor
*

Karma: 391
Mensajes: 1264


« Respuesta #59 : 23 Enero 2017, 06:51:52 »

Para ver el contenido hay que estar registrado. Registrar o Entrar
En línea
Páginas: 1 2 3 [4] 5 6 7 8 9   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

VVS RKKA Topsites List
Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.21 | SMF © 2006-2009, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!